Chamanes-Inmortales de Leyenda

Dentro del Taoísmo Religioso es fácil encontrar el nombre de algunos personajes mitológicos o de leyenda (asociados a la figura del chamán (wu)), a los que se consideran como los precursores de las prácticas energéticas, esotéricas y meditativas taoístas. Personajes como Pengzu, Chisongzi, Wang Ziqiao, Ning Fengzi, Yu, etc.

Según la “Bibliografía de las Divinidades y los Inmortales” (Shenxian Zhuan), Pengzu fue nieto del Emperador Negro y logró vivir 767 años sin envejecer, gracias a su dominio de la armonía de los “vientos” corporales. Este personaje habría enterrado además a 49 esposas y 54 hijos.

Por otro lado, y según la “Biografía de los Inmortales” (Liexian Zhuan), Chisongzi habría realizado las funciones de “Maestro de la Lluvia” en la época del Emperador Rojo. Según esta leyenda, este personaje se alimentaba con polvo de jade disuelto en agua y era capaz de transportarse con el viento y de penetrar en el fuego sin quemarse.

Ning Fengzi, habría sido un personaje que vivió en tiempos del Emperador Amarillo y que además de dominar el fuego, era capaz de producir humo de cinco colores por el cual “subía y bajaba” del Cielo.

Por último, Yu habría sido un personaje que vivió en la época del Emperador Yao. Según la leyenda, en esta época hubo un diluvio que sumió al mundo en el caos.

Los ríos se desbordaron y empezaron a anegar la tierra, de modo que el Emperador ordenó a Yu que encontrarse una solución. Parece ser que este, con la ayuda de diferentes seres, logró abrir diques y canales que controlaron la inundación canalizando las aguas hacia el mar logrando salvar el mundo.

Es interesante analizar un poco más a este último personaje y saber que: 1) en el “Libro de la Dinastía Han” (Hanshu) se describe a Yu como un pesonaje capaz de transformarse en un oso y que utilizaba un tambor para avisar de que le llevasen la comida; 2) en el “Libro del Maestro Xun” (Xunzi) se añade que este personaje creó una danza que consistía en dar pasos irregulares (porque supuestamente Yu cojeaba de una pierna); o que en la obra “Historia de los Libros Perdidos” (Shiji ji) se cuenta que Yu, también abrió un túnel en el Monte “Paso de los Dragones”, y que este le condujo a una cueva donde encontró a Fuxi y ocho deidades, y que estas le transmitieron el conocimiento de los ocho trigramas y una tabla con los números de las doce partes del día, para que pudiese hacer mediciones tanto del Cielo como de la Tierra.

La danza de este personaje se ha asociado al denominado “Paso de Yu”, al que se hace referencia hasta en ocho ocasiones, dentro de los textos médicos encontrados en las tumbas de Mawangdui, igual que se menciona en los textos encontrados en las excavaciones de Shuihudi y Fangmatan.

En estos, se recomienda hacer esta danza antes y después del tratamiento terapéutico, con el fin, parece ser, de “limpiar” el entorno de las malas influencias… y algunos autores han utilizado esta idea para afirmar la asociación entre las prácticas corporales energéticas chinas y los chamanes Shang.

Referencias Bibliográficas

Despeux, C. (1989). Gimnastics: The Ancient Tradition. En: Kohn, L. (Ed.) Taois Meditation and Longevity Techniques, (225-261 pp.), USA: University of Michigan.

García-Noblejas, G. (2004). Mitología Clásica Chinas, Madrid: Trotta.

Harper, D. (1998). Early Chinese Medical Literature. The Mawangdui Medical Manuscripts. London and New York: Kegan Paul International.

About

Pedro Jesús Jiménez Martín. Doctor en Educación Física por la Universidad Politécnica de Madrid. Licenciado en Educación Física por la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF). Universidad Politécnica de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *