Archivos de la Categoría: Disponible en Bibliotecas UPM

Angelika Schrobsdorff. Tú no eres como otras madres.

Angelika Schrobsdorff

Tú no eres como otras madres

Periférica&Errata naturae, 2016

 

“Hay que tener un hijo con cada hombre al que se ama”. Ésta era su convicción, y se atuvo a ella. Viniera lo que viniera, estando casada o no…”

Este  libro de título tan atrayente, “No eres como las otras madres”, nos relata la vida de Else Kirschner, una mujer nacida en una familia de la burguesía judía de Berlín a finales del siglo XIX. La historia nos la cuenta su hija, Angelika Schrobsforff, autora del libro que en primera persona recorre las peripecias vitales de su madre, de su familia y de ella misma.

“Mi madre era tan complicada como un rompecabezas de mil piezas, y yo tuve que reunir todos los fragmentos y encajarlos”

Else desde luego no es una madre al uso. Liberada de los prejuicios de su época se casó por amor con un artista que además era católico. Se propuso tener un hijo con cada hombre que amara y así lo hizo.  Amó mucho y también hizo sufrir. Atractiva, culta y encantadora se enamoró y enamoraba y en muchos aspectos se saltó las normas viviendo a tope la bohemia berlinesa de los “locos años veinte” dedicada a fiestas, viajes y amores.

Esto le decía Else a su hija Angelika al fina de su vida:

"Como mujer de mi generación, yo era algo nuevo, insólito y sospechoso. Me salía del marco, por así decir, tenía que ser muy fuerte y hacerme mis propias leyes. Nadie me ayudó, al contrario: se me aceptaba, en el mejor de los casos, como un bicho raro, y en el peor, se me tenía por una degenerada".

Luego vinieron los años duros de la persecución y del miedo y la dura experiencia del exilio y ahí Else se encuentra con una realidad nueva y reveladora.

Y siempre fue una madre, no como las demás, pero una madre que adoraba a sus tres hijos.  Fascinante y fuerte y, al mismo tiempo, llena de debilidades e incoherencias. Una madre cariñosa y tierna con sus hijos aunque inestable y despreocupada en los tiempos felices. Una madre protectora y angustiada por ellos, cuya preocupación constante fue protegerles. Las grandes penas de su vida le vienen por el sufrimiento de sus hijos no por el propio.

"Creo que su transformación comenzó con aquella racha de desgracias.  Fue su primer choque con la realidad, la primera confrontación sincera consigo misma, la primera toma de inventario existencial: ¿qué importaban las adversidades del día a día, la fealdad del piso, los limitados recursos económicos?… No se trataba ya de las comodidades de la vida; la cuestión única y exclusiva era sobrevivir, salvar a sus hijas".

A través de sus protagonistas vamos conociendo la historia de Alemania, desde principios de siglo XX con la primera Guerra Mundial y los locos años 20 hasta la aparición y consolidación de Hitler en el poder y todo lo que vino después: la persecución, la huida, el exilio, la derrota, la vuelta a una Alemania destrozada y muy cambiada.

Else, que ni siquiera se siente judía en sus creencias y viró al catolicismo desde pequeña no entiende como su Berlín, su Alemania llena de gente inteligente se va convirtiendo en un nido de nazis. De ser unos alemanes de los pies a la cabeza pasan a ser medio alemanes/medio judíos; eran unos privilegiados burgueses y se convierten en unos refugiados pobres; antes ensalzaban el carácter y la intelectualidad alemana y en poco tiempo desean que los alemanes paguen por todo lo que les han hecho.

A pesar de todo Else, al final de su vida, enferma y cansada, solía decir:

"Y sin embargo la vida ha sido bella".

Angelika Schrobsdorff con su madre Else

Una novela muy interesante que combina muy bien historia y sentimientos y que te tiene enganchado hasta que la acabas.

 

 

 

 

Angelika Schrobsdorff en la Biblioteca UPM

 

Lady Macbeth de Mtsensk, Nikolái S. Leskov

Lady Macbeth de Mtsensk y otros relatos
Nikolái S. Leskov
Barcelona : Alba, 2003
Traducción: Fernando Otero Macías
Primera edición en 1865

 

Lady Macbeth de Mtsensk es uno de los relatos más conocidos de Nikolái S. Leskov (junto a La pulga de acero, incluido en este volumen bajo el título: El zurdo), un autor ruso del siglo XIX que pasa injustamente desapercibido entre otros grandes autores de la época como Dostoievski, Tolstói, Chéjov o Nikolai Gógol.

 

A veces aparecen en nuestra tierra tales caracteres que, por muchos años que hayan transcurrido desde que los vimos por primera vez, no es posible evocar algunos de ellos sin experimentar cierto temblor en el alma.

A la joven Katerina Lvovna (apodada la lady Macbeth de Mtsensk pues está inspirada en el personaje shakesperiano) la casan con un comerciante mucho mayor y bien establecido, pero por el que, en términos sentimentales, siente una completa indiferencia. Eso, y la obligación de tomar residencia en la anodina hacienda de su esposo, en la que también vive el anciano padre de éste, convierten su existencia en una tediosa sucesión de días grises sin esperanza. Así hasta que conoce al joven Sergéi, uno de los sirvientes y conocido donjuán. Y es entonces cuando toda la fuerza, la pasión, el arrebato y la locura de la sangre se revelan en Katerina y toman posesión de su voluntad, desencadenando la bestia cruel e iracunda que lleva dentro y que no dejará de luchar, con algo más que uñas y dientes, por lograr el objeto de su deseo.

Este relato sin concesiones, duro, tajante, ferozmente erótico, fue convertido en ópera en 1934 por Dmitri Shostakóvich (obra que sufrió censura durante treinta años dado su contenido incandescente) y también fue llevado al cine en 1962 por Andrzej Wajda con el título Lady Macbeth en Siberia. Hace unos días se ha estrenado una nueva versión dirigida por el británico William Oldroyd en la que la acción se traslada a la Inglaterra victoriana.

 

Vale la pena mencionar la delicada edición ilustrada por Ignasi Blanch que Nórdica Libros publicó en 2015.

 

 

Nikolái S. Leskov en la Biblioteca UPM

 

Sue Hubbell. Un año en los bosques.

Sue Hubbell.

Un año en los bosques.

Errata naturae, 2016. 

"En la fachada sur de mi cabaña hay tres ventanales que van desde el suelo hasta el techo. Me gusta sentarme en el sillón de cuero marrón durante el ocaso, en las tardes de invierno, y observar los pájaros posados en el comedero. Las ventanas fueron un regalo de mi marido antes de marcharse por última vez".

La protagonista de esta historia es Sue Hubbell, una mujer madura, bióloga de formación y bibliotecaria de profesión en una importante universidad americana. Un buen día ella y su marido deciden  dejarlo todo y marcharse a vivir a una solitaria granja en los bosques de las montañas Ozarks, al sur de Misuri.  Lo que empezó como una aventura conjunta en respuesta a una necesidad de cambio de vida más cerca de la naturaleza acaba siendo un viaje en solitario de Sue que encuentra en la apicultura su modo de ganarse la vida. Allí escribe “Un año en los bosques, cuando ya lleva 12 años viviendo en los Ozarks y es una veterana que ha superado las primeras dificultades y que está totalmente mimetizada con el lugar.

Ella es valiente y su formación como bióloga le hace disfrutar muchísimo de todos los “bichos”, grandes y pequeños. Nos va descubriendo los secretos de todas de las criaturas con las que convive cada día, de sus queridas “abejas”, de los pájaros, los coyotes, las serpientes, los árboles y hasta de los ácaros que tienen en las orejas las polillas. Ella es, sin duda, una persona prendada por la belleza salvaje que la rodea. Desarrolla una vida social con sus vecinos aunque la mayoría del tiempo lleva una vida bastante solitaria porque las distancias son grandes, los inviernos duros y las nevadas tremendas.

Es un libro curioso y divertido, contado con un gran sentido del humor. Y también es un libro realista que cuenta experiencias cotidianas buenas y malas, no todo es  “happy” y maravilloso, la autora se confiesa enamorada de estas momtañas pero también nos cuenta lo duro de ese modo de vida y del trabajo de apicultor, los problemas que le dan las motosierras cuando va a cortar un árbol o su vieja furgoneta cuando le da por pararse, habla de la soledad…

Cuando la inquietud se volvió insoportable, dejamos nuestros trabajos y vendimos la casa… Me gustó esta granja desde el mismísimo instante en que la vi, y Paul dijo que a él también, así que la compramos. Pero resultó que yo tuve más suerte que él, pues aquí encontré lo que quería. Hoy, en nuestro aniversario de boda, pienso en él y espero que él también lo encontrará.

La novela se incluye en la colección “Libros salvajes” de la estupenda editorial Errata naturae.  Libros que hablan sobre la naturaleza y lo indómito, sobre ecología, conciencia social, activismo y cambios en nuestra manera de vivir a través de la perspectiva de autores  que nos relatan su peripecia vital de un modo inolvidable. Un “Año en los bosques” es considerada un libro clásico de la llamada “nature writing”.

Sue Hubbell en la Biblioteca de la UPM.

"Durante los últimos doce años he aprendido que los árboles necesitan espacio para crecer, que los coyotes cantan junto al arroyo en enero, que en el roble sólo se puede clavar un clavo cuando está verde, que las abejas saben más que yo sobre la fabricación de la miel, que el amor puede convertirse en tristeza y que hay más preguntas que respuestas".

 

‘La interacción del color’, por Josef Albers

Colores fríos frente a colores cálidos; primarios, secundarios, complementarios; tono, luminosidad, saturación…. Tendemos a aproximarnos a los colores con definiciones que pretendemos exactas y científicas y nos olvidamos de la intuición, el análisis, y la experimentación.

La experimentación, ordenada de acuerdo a unos objetivos concretos, es una herramienta indispensable tanto en la investigación científica como en la artística. Josef Albers expone una serie de ejercicios sencillos que buscan sensibilizarnos hacia los colores y hacernos entender que, por encima de sus propiedades concretas, estos colores cambian al relacionarse unos con otros.

Así, en una primera en lectura de La interacción del color parece que los ejemplos propuestos son demasiado simples. No obstante, con ejercicios similares Albers educó a varios de los artistas más importantes del siglo XX (en la Bauhaus en los años 20 en Alemania, y más tarde en el Black Mountain College y la Universidad de Yale en Estados Unidos). Este libro es por lo tanto una lectura obligatoria para quien quiera entender el trabajo artístico de Albers y, sobre todo, para quien tenga la curiosidad por ver con otros ojos los colores de siempre.

Comentario realizado por: Guillermo García-Badell.

 

Josef Albers en la Biblioteca UPM

 

‘Las voces del desierto’, por Marlo Morgan

Este libro autobiográfico es un viaje al interior de las personas (en particular de la autora). Se ubica en Australia y relata la evolución de pensamiento de una mujer que se encuentra viajando por el desierto australiano en compañía de una tribu aborigen.

El libro muestra la evolución de una persona del primer mundo (como tú y como yo) que tiene que vivir sin todas esas cosas que nos rodean y parecen imprescindibles. No desvelaré más porque me gustaría haber despertado en ti la curiosidad por este relato.

Para acabar, una reflexión: estamos rodeados de cosas simples y valiosas, solamente hay que saber verlas.

Comentario realizado por: Agustín Yagüe Panadero.

 

Marlo Morgan en la Biblioteca UPM

 

‘El ocho’, por Katherine Neville

Con dos argumentos paralelos, desarrollados en distintas épocas históricas, la acción lleva desde el siglo XVIII al XX, contando la historia de un legendario ajedrez y la búsqueda de sus piezas que ocultan un secreto celosamente guardado durante siglos. Grandes personajes históricos (Carlo Magno, Robespierre, Catalina La Grande, Napoleón etc), que se ven de una forma u otra relacionados con el ajedrez, caerán en la tentación de obtener el juego completo y utilizarlo para sus propios fines.
La autora nos sumerge en el mundo del ajedrez con mensajes ocultos, aventura, fantasía, romanticismo, historia, ciencia, y la cultura de otras épocas.

Comentario realizado por: Pilar Hernández.

 

Katherine Neville en la Biblioteca UPM

‘Paradero desconocido’, por Kressmann Taylor

Novela de género epistolar. Minimalista, apenas 82 páginas. No sobran ni faltan palabras. A base de pinceladas, describe temas o sentimientos como la amistad, la angustia, la venganza o el contexto histórico de la Alemania nazi.

Trata de dos amigos, ambos alemanes pero uno judío, que trabajan juntos en una galería de arte en California. En 1932 el que no es judío decide volver a Alemania. Se inicia entonces un intercambio de pequeñas cartas en las que enseguida se descubre, a través de pequeños detalles, la sombra de la situación política de Alemania.

En cuanto a la autora, de nombre real Katherin Kressmann, merece destacar su intuición hacia unos hechos todavía por ocurrir.

Este es el libro que siempre regalo a personas especiales.

Comentario realizado por: Ana Lías Quintero.

 

Kressmann Taylor en la Biblioteca UPM

 

‘Cien años de soledad’, por Gabriel García Márquez

Lo leí hace más de 20 años y me impresionó; lo he releído recientemente y he sentido el mismo vértigo al volver al peculiar universo de Macondo, ciudad en la que se desarrolla la acción, con sus Úrsulas, Arcadios, Aurelianos, Amarantas y demás nombres que se repiten, como se repiten a lo largo de la historia de esta saga familiar las obsesiones, las pasiones, la endogamia, la infelicidad y sobre todo, la soledad. Y es que la historia de Macondo es la historia de la familia Buendía-Iguarán, que comienza con la fundación de la ciudad por los primos Úrsula y José Arcadio y continúa a lo largo de siete generaciones en las que la ciudad va evolucionando progresivamente a nivel social, político y económico llegando a alcanzar un importante desarrollo desde el cual va cayendo en una paulatina decadencia que culmina con su desaparición y coincide también con el final de la estirpe. Y conste que si cuento a grandes rasgos el argumento es porque creo que lo importante no es cómo empieza o cómo acaba la historia, sino lo que pasa entretanto.

Comentario realizado por: Matilde Sanz López.

 

Gabriel García Márquez en la Biblioteca UPM

 

‘Cartas a Theo’, por Gogh, Vicent van

Si os gusta la pintura de Van Gogh os invito a leer “Cartas a Theo”. En su lectura podemos ver su evolución pictórica y personal, sus esperanzas y sus desilusiones, su frágil salud mental, sus penurias económicas, pero sobre todo su pasión por la pintura. Una vida fascinante, estremecedora y atormentada. Se recogen, en forma de diario, las cartas que envió a su hermano Theo, dándonos a conocer a uno de los pintores más importantes del Impresionismo, deleitándonos con textos profundos, sensibles y, a veces, mostrándonos una dura realidad al igual que en muchas de sus obras. Se definió así mismo “como un ser con una hoguera en el pecho a la que nunca se acerca nadie a calentarse”. Fue un trabajador tenaz y la pintura su gran pasión. Su atormentada vida también queda plasmada en la película “El loco del pelo rojo”, película que os recomiendo si tenéis oportunidad de ver, interpretada por Kirk Douglas y Anthony Quinn, obtuvo un Óscar al mejor actor secundario.

“Yo busco, yo persigo, y lo hago con todo mi corazón”

“Para triunfar se necesita ambición y la ambición me parece absurda”

“El camino para hacerlo mejor, más tarde, es hacerlo hoy lo mejor que se pueda; el progreso vendrá mañana por sí solo”

Comentario realizado por: Anónimo.

 

Vincent van Gogh en la Biblioteca UPM

 

‘Matar un ruiseñor’, por Harper Lee

Una voz por megafonía anunciando la próxima estación me devuelve a la realidad. A mi alrededor, son mayoría los viajeros adormilados enganchados a sus móviles. La excepción: un hombre que con gesto crispado pasa enérgicamente las páginas de un periódico de ámbito nacional. También hay una mujer. Está sentada frente a mí. No sabría calcular su edad. Tiene estilo, diría incluso, que es realmente guapa. La gabardina doblada sobre sus rodillas. Sus largos dedos sujetando el libro en el que tiene fijada su mirada. Leo la cubierta: “Matar un ruiseñor”, premio Pulitzer. Mi memoria me dice que no lo he leído, pero en ese mismo instante decido que tengo que hacerlo.

Esa noche tengo un ejemplar en mis manos. Unas pocas páginas me bastan para saber que estoy ante un grandísimo libro. De golpe me encuentro en una época y lugar lejanos: años treinta-cuarenta en el sur de los Estados Unidos. Sin embargo, la historia y su problemática siguen siendo actuales. La inocencia de unos niños (bendita inocencia), la injusticia racial y las desigualdades sociales conforman el día a día del personaje principal, Atticus Finch, un padre cuyo único propósito es actuar de forma consecuente con los valores que quiere transmitir a sus hijos. ¡Encantado de conocerle Señor Atticus!

¡Qué delicia de libro! Aún busco a la mujer del metro para darle las gracias.

Comentario realizado por: Luis Carrera.

 

Harper Lee en la Biblioteca UPM

 

1 2 3 4 5 15