Entre páginas

Nos hemos encontrado varias papeletas que son testimonio de cómo funcionaba antes la biblioteca, en la época de la Escuela Técnica de Peritos Industriales, ya en Ronda de Valencia, y de qué libros se prestaron algún día de 1959, 1960 y 1971.

Nada de códigos de barras ni de buscar el libro en las estanterías. Había que rellenar una papeleta troquelada en dos partes, una parte para el lector y otra para la biblioteca. El personal de la biblioteca iba a buscar el libro al depósito y se lo entregaba al lector. El carnet quedaba junto a una parte de la papeleta, donde aparecían los datos del libro prestado, en poder de la biblioteca hasta la devolución del ejemplar prestado: un “Manual de geología” de Maximino San Miguel de la Cámara , el “Tratado moderno de termodinámica” de Hans D. Baehr , “Oleicultura práctica” de José Pérez de Gracia , “Química analítica y fisiológica de los aceites y grasas” de Daniel Mangrané  o “Problèmes d’électricité” de Edmond Gabriel .

Hoy es mucho más fácil y, si quieres, autónomo. Puedes retirar un libro en préstamo acudiendo al mostrador de la biblioteca donde presentando tu carnet y con la rápida y ágil lectura de los códigos de barras todo queda registrado en nuestro sistema de bibliotecas. O puedes optar por el autoservicio con la máquina de autopréstamo que está situada junto al mostrador de la biblioteca. También ágil y eficaz mediante lectura de los códigos de barras de carnet y de libro, pero además y por seguridad, tienes que introducir tu PIN o NIP, ese numerito mágico que no debes compartir con nadie, que puedes consultar en Politécnica Virtual (Utilidades/Informática/Solicitudes/CambiarPIN) y que por seguridad deberías cambiar, teniendo en cuenta que el cambio se hace efectivo al día siguiente.

Hemos mejorado, hemos avanzado, ya no hace falta rellenar papeletas de préstamo pero lo que aparece en el reverso de estas papeletas de los años 50, 60, y 70 sigue vigente.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.