El jardín olvidado. Kate Morton

El jardín olvidado, Kate Morton

El jardín olvidado
Kate Morton

 

En El jardín olvidado Kate Morton repite el mismo esquema narrativo que en otras de sus novelas: el desarrollo no es lineal sino que la historia se desenvuelve en distintos períodos que se van entremezclando para así contarnos de forma paralela varias historias; desde comienzos del siglo XX hasta la época actual, desde la Inglaterra de ayer a la Inglaterra y Australia de hoy.

El hilo conductor es Nell, una australiana que busca conocer sus orígenes tras descubrir a los 21 años que es adoptada. A su muerte su nieta Cassandra continua con la investigación, su abuela le ha dejado en herencia una cabaña con jardín en Cornualles y a partir de ahí se siente obligada a continuar la búsqueda iniciada por su abuela de la que ella no sabía nada, para ello viaja a Inglaterra donde poco a poco irá resolviendo el misterio y enfrentándose a su propia historia. Las mujeres son las protagonistas de esta novela, no sólo Nell y Cassandra, sino también Eliza, Rose, Adeline, Mary… son una muestra de distintas personalidades y del momento que les tocó vivir.

Kate MortonEl jardín olvidado es una novela que se ha encuadrado en la llamada, con cierto desprecio, literatura de best-seller, como sinónimo de literatura de gran venta pero de poca calidad. Sin embargo Morton ha sido comparada con escritoras de la talla de Jane Austen o de las hermanas Brönte y su obra es una mezcla de novela romántica, novela de misterio y novela de aventuras muy bien ambientada. Desde luego El jardín olvidado consigue mantener el interés del lector, engancharle hasta el final de la obra y sentirse absorbido por la historia y por la vida de las mujeres que la protagonizan.

Es una obra sin complicaciones, entretenida, cómoda de leer; es una buena recomendación para una lectura relajada de verano, a ser posible sentados a la sombra de un árbol en una tarde calurosa.

 

Kate Morton en la Biblioteca UPM

Pilar Díaz Asensio

 

2 comentarios

  • José Alejandro Martínez

    Muy interesante. Intuyo una historia de búsqueda y construcción de identidad en varios planos y desde distintas perspectivas. Comprendo que tenga éxito en una época de desorientación y aturdimiento como la actual. Muchas gracias.

  • Evelio Montes López

    Vender muchos ejemplares (y Kate Morton vende millones) no debería ser motivo de desprecio, sino, en todo caso, de admiración. De literatura de calidad y comercial hay infinidad de ejemplos. Y, al fin y al cabo, todo es “literatura”: incluso las novelas de Kate Morton, claro. Un poco ñoñas, ¿no?, con tanta etiqueta de “victorianas”, “góticas”, “de mujeres”. Morton dice que ha mamado lo gótico. Puestos a recomendar, ¿qué tal “El pensionado de Neuwelke”, de José C. Vales (Planeta, 2013). Vales sí que ha mamado, traduciéndolos magníficamente, a Jane Austen, Trollope, Dickens, Mary Shelley… En “El pensionado…” les homenajea a todos, es muy divertida, y su frío báltico también refresca en verano. Y “engancha”, ¿eh? Que parece que si no “enganchan” no entretienen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *