La luz que no puedes ver. Anthony Doerr.

Cubierta de La luz que no puedes ver, Anthony Doerr

La luz que no puedes ver
Anthony Doerr
Barcelona: Suma de letras, 2015

Doerr no sólo es un novelista. Es un gran chef de las letras. Ha cocinado, con una precisión y exquisitez fuera de duda, ingredientes de gran calidad: una buena historia; personajes sensibles y valientes enmarcados en un escenario brutal que resalta todas sus cualidades; capítulos cortos, rápidos, que invitan a  leer y a sentir la historia; y una estructura que alterna y salta temporalmente entre ambos personajes, Marie-Laure y Werner. Y, todo ello, aderezado con un excelente y sentimental estilo, casi poético.

La luz que no puedes ver cuenta la vida de dos personajes, Marie Laurie, una niña ciega, y Werner, un niño huérfano adoctrinado por los nazis, a quienes la guerra y su común adicción por la radio, une de forma efímera e intensa en Saint-Malo (Francia). La habilidad de Doerr para modelar los personajes, consigue que el lector se sitúe en ese mundo de destrucción que les hace madurar antes de tiempo, convirtiendo su dignidad y capacidad de empatizar, en herramientas de supervivencia.

Aunque está ambientada en la II Guerra Mundial, no es una novela histórica. Sin embargo, a pesar de no profundizar en los detalles y horrores de la guerra, se adivina la barbarie en los recovecos de las descripciones, en las elipsis,  porque no es necesario ser explícito para mostrar más y mejor. Ejemplos de ello son sus certeras imágenes: “entra una fría brisa y con ella se hincha de miedo el recibidor”, y esa manera de saltar en el espacio-tiempo cabalgando de una sensación a otra, mientras pasa la guerra, el tiempo y el lector sigue feliz, abandonado a su buena digestión.Fotografía de Anthony Doerr

Lo mejor de todo, lo más sorprendente y lo que más me gustó, es el final, del que el mismo autor dice: “Esto es una novela que tiene mucho de inspiración en la realidad. Es ficción, por supuesto, pero que nadie espere un guion de Hollywood”.

Este libro ha seducido por igual a lectores de todas las edades y críticos y ha conseguido muchos premios, entre ellos el Pulitzer de ficción en 2015 y el de la Asociación de Bibliotecarios de Estados Unidos, que le ha considerado autor del año para adolescentes. Sin lugar a dudas, merece la pena convertir este libro en lectura obligatoria para este verano.

Anthony Doerr en la Biblioteca UPM

Rosa Molina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.