Némesis Médica / Ivan Illich

Ivan Illich

Némesis Médica

Una sociedad que valora la enseñanza planificada por encima del aprendizaje autónomo no puede sino enseñar al ser humano a sujetarse a su lugar mecanizado

chiste

Encontré un libro entre los que atesoraba mi padre: Némesis Médica, y el nombre del autor, Iván Illich me resultó familiar (es en realidad un personaje de Tolstoi). He aquí que se trató de un error afortunado porque este Iván es un personaje real sin relación aparente con el anterior, aunque si cabe más interesante.

He escogido algunas frases que considero reflejan la calidad del texto:

La medicalización de la vida no es sino un sólo aspecto del dominio destructor de la industria sobre nuestra sociedad… Las estrategias médicas fracasan porque concentran demasiados esfuerzos en la enfermedad y muy escasos en cambiar el ambiente que enferma a la gente…

Una sociedad  superindustrializada es morbosa en el sentido de que la gente no encaja en ella. Cuanto más tratamiento cree la gente que necesita, menos puede rebelarse contra el crecimiento industrial.

Es una característica de esta sociedad superindustrializada que la gente desee ser enseñada, movida, tratada o guiada en lugar de aprender, curar y encontrar su propio camino.

Ivan Illich elige el término Némesis que refiere a la diosa griega que castigó a Prometeo, codicioso ladrón del fuego, condenándolo a que un buitre le devorara las entrañas durante el día, mientras los dioses cruelmente le curaban durante la noche.

Némesis, en palabras de Ivan Illich, es el monstruo material nacido del sueño industrial desmesurado.

nemesis mito griego

A Ivan Illich Wikipedia lo describe como un pensador austríaco polifacético y polémico, autor de críticas a las instituciones clave del progreso en la cultura moderna, capaz de formular profundas críticas a la educación escolar,  y al consumo voraz de la energía necesaria para el desarrollo económico como una negación de la equidad y la justicia social. El Colegio de Estudios de Posgrado de Ciudad de México nos ofrece en Youtube una panorámica personal más interesante.

Quizás su crítica mordaz al exceso de medicalización de la vida sea aún más interesante teniendo en cuenta que fue desahuciado por los médicos al nacer y sin embargo sobrevivió y durante los últimos veinte años de su vida sufrió un proceso cancerígeno de tumores en la cara que, siendo congruente con su crítica a la medicina institucionalizada, se negó a tratar con métodos "profesionales".

Practicó en cambio técnicas terapeúticas de meditación y yoga y aunque en una fase inicial de diagnóstico le diron una esperanza de vida de apenas algunos meses, llegó a sobrevivir casi veinte años más, y se hizo cargo él mismo de su enfermedad, en una relación de serena y estoica.

Podemos encontrar muchas de sus obras en internet, realmente merece la pena. Cuán incisiva puede ser la visión de un hombre, y cuánto tiempo necesitamos para apreciar sus aspectos más certeros.

cita

 

Ivan Illich en la Biblioteca UPM

 

 

5 comentarios

  • José Alejandro Martínez
    José Alejandro Martínez

    Sin duda un clásico a recuperar. Preciosa cubierta “made in Barral”. Y tremendas viñetas: fijaos en los tipos de alrededor, en el atasco y en la oficina…

  • La viñeta me encanta, y me retrotrae al texto de Illich energía y equidad: http://habitat.aq.upm.es/boletin/n28/aiill.html el tono un poco transnochado pero el contenido actualisimo!!

  • No se puede aquilatar el pensamiento de Iván Illich si no se lee cuidadosamente su idea en el libro némesis; y menos cuando Mexico es un pais o una nación que no produce mucha industria y más bien los productos de esa los compra a la nación extranjera… Mexico puede corregir su trayectoria como nación leyendo este libro y aprendiendo a crecer, como tal, auténticamente… creando su propia industria sin que esta someta a la ciudadanía. Pero, como será esta industria ?

  • pilar alvarez del valle (PIW)

    Estimado Mario, entiendo que la reseña te parece interesante.

    Realmente México es un país de contrastes, a mi personalmente me fascina, quizás porque mi abuela era mejicana y mi bisabuela también.

    Otra reseña que tal vez también te guste es la de Arreola: https://blogs.upm.es/nosolotecnica/arreola/

  • Pilar Alvarez del Valle

    Estimado Mario, entiendo que la reseña te parece interesante.

    Realmente México es un país de contrastes, a mi personalmente me fascina, quizás porque mi abuela era mejicana y mi bisabuela también.

    Otra reseña que tal vez también te guste es la de Arreola: https://blogs.upm.es/nosolotecnica/arreola/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *