Juan José Arreola

Juan José Arreola

  

Juan José Arreola
(Zapotlán el Grande —hoy Ciudad Guzmán—, Jalisco, 21 de septiembre de 1918 – Guadalajara, Jalisco, 3 de diciembre de 2001)

 

Juan José Arreola (1918-2001): autodidacta apasionado, animado trotamundos, ingenioso hidalgo, cuentacuentos incansable, pertinaz animador de vocaciones literarias, profeta en su tierra, casi invisible fuera de ella. Esta reseña propone su recuperación, “mi más sentido pésame por su optimismo” como diría su autor. Aquí les dejamos una muestra de su prosa:

 

Telemaquia

Dondequiera que haya un duelo, estaré de parte del que cae. Ya se trate de héroes o rufianes.

Estoy atado por el cuello a la teoría de esclavos esculpidos en la más antigua de las estelas. Soy el guerrero moribundo bajo el carro de Asurbanipal, y el hueso calcinado en los hornos de Dachau.

Héctor y Menelao, Francia y Alemania y los dos borrachos que se rompen el hocico en la taberna, me abruman con su discordia. Adondequiera que vuelvo los ojos, me tapa el paisaje del mundo un inmenso paño de Verónica con el rostro del Bien Escarnecido. Espectador a la fuerza, veo a los contendientes que inician la lucha y quiero estar de parte de ninguno. Porque yo también soy dos: el que pega y el que recibe las bofetadas. El hombre contra el hombre. ¿Alguien quiere apostar?

Señoras y señores: No hay salvación. En nosotros se está perdiendo la partida. El Diablo juega ahora las piezas blancas.

 

(Confabulario, México, Fondo de Cultura Económica, 2° edición, 1961)

 

 

Pilar Álvarez del Valle

 

Un comentario

  • Mario Ridaura Aldana

    Lo entiendo perfectamente y me sorprendente lo auto didáctico de Arreola. Lo considero un genio de nacimiento. Mis respetos para él y mi admiración. Creo, sin tener que hacernos daño, aprender a convivir a través de la educación, con los otros; ser felices y entrar a lo civilizado; un comportamiento de admirar el desarrollo y felicidad de los otros. O de otra manera: bajar el cielo aquí a la tierra. Que te parece Pilar? Gracias por la sugerencia de leer esta reseña sobre Arreola, me inspira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *