¡Soy un vejestorio comunista! Dan Lungu.

Portada Soy un vejestorio comunistaDan Lungu. ¡Soy un vejestorio comunista! Ed. Pre-textos, 2009.

 

El rumano Dan Lungu publica su primera novela en España, ¡Soy un vejestorio comunista!

¿Cómo puede uno sentir nostalgia de un régimen que le privó de sus libertades? Es la pregunta que rondaba la cabeza del autor después de haber conocido a una anciana comunista que añoraba el régimen de Ceaucescu, que cayó en 1989. De ahí surgió el personaje de Emilia Apostoae (el” vejestorio comunista”). La historia está hecha a base de flasback que nos describen escenas del pasado (comunismo) y el presente (democracia) y nos permiten conocer su vida: la huida del campo a la ciudad , su juventud, su trabajo en la fábrica, su matrimonio con Tucu…

No es un libro de respuestas definitivas sino un puzle de experiencias y sentimientos y demuestra que una misma realidad puede ser vivida de muchas formas según quien la cuente. Como le dice Dña. Rozalia, amiga y vecina de Emilia:

“Querida señora, éste es mi comunismo: el que le quitó el taller a mi padre, el que me corto de niña el sueño de ser pintora y el que me privó de colores toda la vida”.

Una declaración que contrapone la idea que Emilia tenía del comunismo.Cartel propagandistico de Ceausescu

También Alice, su hija, que ahora vive en Canadá y forma parte de una asociación rumana en ese país plantea a su madre la contradicción de su añoranza por un régimen dictatorial. Los conflictos surgen ante las próximas elecciones, ya que la hija le pide su voto por la democracia y en contra de los excomunistas. Junto a la ironía y el humor, Lungu utiliza cierta tristeza y ternura en su intento por desvelar los mecanismos de la nostalgia y resolver ese enigma psicológico.

-Bien, entendido…pero ¿qué es lo que hizo de extraordinario por ti el comunismo, mamá, para que no quieras soltarlo de los brazos? Aparte de mentiras, terror, colas, miedo… ¿qué otra cosa hizo?

– Yo estoy hablando de mi vida, Alice, no de la de los demás. Primero y principal, el comunismo hizo de mí una mujer de ciudad.

– Si no…

– Déjame treminar. Si no se hubiesen construido fábricas, carreteras, pisos… pero sobre todo fábricas…  nosotras dos, Emilia y Alice, a estas horas estaríamos pisando tezic hasta que se nos cayeran los pies a trozos, en una aldea perdida en medio del fango.

-Pues no estoy de acuerdo. De haber vivido bajo el capitalismo, se habría hecho todavía más…

– Por el momento, quien los hizo fue el comunismo. Si los hubiese hecho el capitalismo, habría estado de su parte…

Especialmente divertido es el relato de los fastos que se organizan ante la visita de Ceausescu: las fábricas se dejaban limpias y como nuevas, los empleados llevaban los uniformes de seguridad, …hasta se quitan las vacas negras de la manada porque no dan un tono optimista y se les lacan las pezuñas….

Fotografia de Dan LunguDan Lungu, nacido en la ciudad rumana de Botosani en 1969, es novelista, sociólogo y profesor de la Universidad Alexandru Ioan Cuza de Iasi. Sus novelas han sido traducidas a diez idiomas europeos, entre ellos francés, alemán e italiano. Entre las distinciones que ha recibido destacan dos nominaciones al prestigioso premio de literatura europea Jean Monnet en 2008. ´El paraíso de las gallinas´ fue considerado libro del mes en Alemania en diciembre de 2007 y su traducción al francés encabezó durante cuatro meses la lista de libros más vendidos de la editorial Jacqueline Chambon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *