PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE. DEL AULA A LA RED

Otro sitio más de UPM[Blogs], servicio de blogs UPM

Puente de Castilla La Mancha sobre el Tajo en Talavera de la Reina

| 0 Comentarios

Autor: Jorge Cano Martín

Antes de empezar a cuestionar el impacto visual que genera el puente sobre Talavera y sus adyacentes, es necesario conocer la historia de la ciudad, sus elementos principales y saber qué es un impacto visual.

 

El impacto visual es un tipo de perturbación que hace parte de todo aquello que afecte a la visualización o cambie el aspecto de un lugar determinado: los carteles publicitarios, edificios, muros, etc., que afecta la manera de percibir ese lugar.

 

La historia se remonta al año 182 a.C donde el centro urbano conocido como Caesarobriga pasa a formar parte de Lusitania como capital de Convento Jurídico de Augusta Emérita. Posteriormente, los musulmanes llegan en el año 712 y proporcionan a la ciudad una muralla, regadíos, fuentes y molinos de agua. Fue reconquistada por Alfonso VI de León en el año 1083 (pasando a territorio cristiano). María de Portugal recibe, de su hermano Alfonso XI, la ciudad de Talavera y rige como reina, cambiando así el nombre de la ciudad a Talavera de la Reina (s.XIV). Durante los siglos XV y XVI, Talavera alcanzó gran fama gracias a su cerámica, y durante el siglo XVII la propia ciudad vive una época de oro cultural.

 

Como elementos principales, citaremos los puentes más importantes (Toledo, 2014) que se encuentran en la ciudad.

 

  • Puente Romano: Es erróneo llamarlo así, puesto que no es romano, por lo que recibirá el nombre de puente de Santa Catalina. La gran construcción se acomete hacia finales del siglo XV.
  • Puente Reina Sofía: Comienza a construirse en 1901 y es inaugurado el 25 de octubre de 1908
  • Puente Castilla-La Mancha: Puente a estudiar construido en el siglo XXI.

 

El puente de Castilla-La Mancha se encuentra situado en la provincia de Toledo, concretamente, en la ciudad de Talavera de la Reina. Como su propio nombre indica, está construido en la provincia de Castilla-La Mancha. Es necesario incluir que este puente se alza sobre el río Tajo.

Dicho proyecto fue presentado en 2007 y terminó su construcción en 2011. Es una infraestructura atirantada de acero y hormigón siendo el puente más alto de España y el segundo mas alto de Europa con un coste de 73,5 millones de euros.

 

El Ayuntamiento de Talavera de la Reina decidió crear una circunvalación para la localidad en la que se incluía un puente para unificar los dos lados del río y sacar buena parte del trafico rodado del centro de la ciudad.

 

A día de hoy, dicha circunvalación sigue parada con motivo de la crisis, a diferencia del puente que sí se construyó. Esta circunvalación iba a estar compuesta por distintas urbanizaciones con comercios, pero se dejó a medio hacer; varias rotondas para canalizar un tráfico prácticamente inexistente, ya que tampoco hay nada en las fincas colindantes a la circunvalación y al puente, solo hay campo.

 

La evolución de Talavera de la Reina entre los años 2006 y 2015 ha sido bastante leve debido principalmente a la crisis que asoló el país en general. Así, en los terrenos colindantes al puente no se han desarrollado proyectos de construcción residencial, comercial ni ningún ápice de urbanismo. Podemos decir, por tanto, que el impacto sobre el territorio es muy negativo. No obstante, el impacto sobre Talavera de la Reina como ciudad es asombroso. El puente destaca de manera abrumadora sobre la linealidad de los edificios de la ciudad.

Después de la visita realizada al puente en Talavera de la Reina y de la investigación del trabajo, nos damos cuenta que la utilidad del puente es nula. Desde que se terminó, apenas tiene tráfico, dado que se hizo el puente, pero no la circunvalación que tendría que conectar, de ahí que se le conozca como ‘’El puente hacia ningún sitio’’.

El impacto visual de la obra es muy elevado ya que es posible ver este puente desde distancias considerables, aproximadamente 13 kilómetros el punto más lejano. Esto hace que ubiquemos Talavera de la Reina en el mapa. Es una contradicción que gracias a un puente que no tiene ningún sentido en la ciudad, Talavera pase a ser reconocida a nivel nacional y dicho puente se convierta en el símbolo referente y reconocible del lugar, pero así es. Otro aspecto a destacar es cómo un puente de estas características está presente una zona más bien rural (Nieto, 2016), en una ciudad mediana en la que la tipología de los edificios es la misma y sobre la que no existe ningún elemento que destaque respecto al resto. Es una obra que no concuerda nada con el paisaje del propio municipio, de ahí que la tipología estructural de la misma sea un aspecto negativo más. Finalmente, el Ayuntamiento ha asumido que no tiene dinero para costear su mantenimiento lo que supone la principal queja de los ciudadanos. Su opinión: se podría haber salvado el río Tajo de una manera infinitamente más barata.

 

Finalmente, y como opinión personal, tengo la certeza de que este puente será Patrimonio Histórico de la ciudad por lo que representa y simboliza, a pesar de su inutilidad. Sin embargo, este pensamiento nos lleva a hacernos una pregunta clave: ¿Para qué sirve de verdad un puente? Por norma general, entendemos un puente como un elemento estructural cuya función principal es conectar dos puntos, ¿pero y si un puente no es un elemento de unión? ¿Y si no solo sirve para conectar, sino también para destacar y ser un elemento decorativo muy importante en el mapa? Este puente es un claro ejemplo de que puede que el concepto de ‘’puente’’ este cambiando con el paso del tiempo. 

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.