PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE. DEL AULA A LA RED

Otro sitio más de PoliBlogs, servicio de blogs UPM

Vertederos incontrolados

30 marzo, 2016 por anabelen.berrocal@upm.es | 0 Comentarios

La existencia, tanto en pueblos como en ciudades, de vertederos ilegales en los cuales no solo se vierten escombros, también se pueden encontrar cristales, restos de productos tóxicos ( barnices, aceites ..), restos de animales ( cerdos, ovejas…) , etc. conlleva el consiguiente riesgo para la salud tanto de las personas, como de la flora y de la fauna autóctona, generando distintos impactos.

Se genera un impacto visual negativo: montañas de basura y desechos apilados en lugares próximos a núcleos de población  o en campos sin relieves que escondan la visión, lo que no facilita una imagen agradable del entorno.

Aparece un impacto sobre el paisaje, es decir, la topografía cambia, se destruyen zonas de vegetación, y ello afecta directamente también al hábitat de los animales que en él se encuentran.

IMG-20151025-WA0025

Cabe destacar -probablemente- el más importante de los impactos, el riesgo de contaminación.  El riesgo de estas escombreras ilegales es que no hay control alguno sobre lo depositado, tiene cabida cualquier tipo de desecho, los cuales generan sustancias tóxicas y contaminantes que van a parar a diferentes lugares. Por un lado, estas sustancias pueden infiltrarse en el terreno contaminando el suelo (lo que hace que no sea apto para casi ningún uso) y los acuíferos, puesto que no hay ningún material aislante intermedio que lo impida. Además, pueden verse afectados los ríos, ya que la lluvia y la posición próxima a los mismos ayudan al transporte de las sustancias nocivas. Por otro lado, la falta de tierras impermeables y el descontrol en la emisión de gases (algunos pueden llegar a producir explosiones e incendios)  pueden afectar a la atmósfera y a la población cercana con la proliferación de enfermedades.

IMG-20151025-WA0032

Muchos de los residuos generados en las escombreras se podrían reciclar (maderas, cartones…) incluso gran parte de los propios escombros, mediante un tratamiento adecuado, podrían constituirse como áridos aptos para la construcción. Pero para que esto sea posible es necesaria una capacidad económica que pueda sufragar los gastos que conlleva la limpieza de la zona y la implantación de Puntos Limpios o plantas de reciclaje, de la cual muchas administraciones no son poseedoras, lo que hace que por el momento muchos emplazamientos estén destinados a continuar con sus escombreras no autorizadas y los riesgos que suponen para el entorno que les rodea.

En la provincia de Burgos, en la comarca de la Sierra de la Demanda, se encuentra La Gallega, un pequeño pueblo que cuenta con una de estas escombreras no autorizadas y que de momento, no tiene fecha para su reconversión en paraje natural y gestión de estos residuos.

Inés Lucía Ovejero Andrés