PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE. DEL AULA A LA RED

Otro sitio más de UPM[Blogs], servicio de blogs UPM

Bosco Verticale (Milán)

| 0 Comentarios

Los bosques verticales es un nuevo concepto arquitectónico cuya idea principal es crear un edificio residencial sostenible que contribuye al aumento de la biodiversidad de la arquitectura urbana y a la regeneración de medio ambiente.

Los edificios verticales se constituyen de numerosos árboles y plantas de distintos tipos que no sólo aportar un cambiante estado de la fachada según la época del año y el color que adopten las hojas, sino que también ayudan a limpiar el aire de la atmósfera, eliminan CO2 y generan oxígeno limpio. Además, son capaces de crear un microclima entre la temperatura exterior e interior proporcionando un menor consumo de energía eléctrica. Protegen frente a la contaminación acústica externa provocada por el tráfico y las obras y absorben partículas dando lugar a una mejor calidad de vida para las personas.

El Bosco Verticale, fue el primer edificio con estas características, diseñado por el arquitecto Stefano Boeri se inauguró en el año 2014 en la ciudad de Milán y consta de dos torres de 80 y 112 metros aproximadamente, que albergan 480 árboles grandes y medianos, 300 árboles pequeños, 11.000 plantas y 5.000 arbustos. El equivalente a 20.000 m2 de bosque. Todas las plantas han sido elegidas con extremada precaución, de acuerdo a la exposición del sol de cada fachada y la acción del viento, combinando así, la actividad conjunta de ingenieros agrícolas y estructurales.

Este edificio constituye un hito en la ciudad de Milán, ya que su construcción ha marcado un gran distintivo en el paisaje urbano de la ciudad. Además, para complementar estos edificios, y contribuir al desarrollo sostenible de esta ciudad se ha inaugurado este año 2018 el Library of Trees Park, el parque está compuesto de campos en forma poco convencional, y grupos de bosques que sirven como áreas de juegos y eventos. Tiene un diseño completamente abierto, sin puertas que marquen sus bordes y cuenta con senderos para bicicletas y peatones que se conectan a centros de transporte y espacios públicos convirtiendo al parque en una de las zonas peatonales más grandes de la ciudad y dando a esta un impulso hacia la movilidad sostenible.

El Bosco Verticale tiene un gran impacto sobre el territorio ya que, constituye un nuevo modelo de urbanismo ante el constante crecimiento de las ciudades y la densificación de poblaciones. Se pretende crear un nuevo concepto de crecimiento urbano sin implicar la expansión del territorio, es decir, no de forma radial si no vertical, en el caso del Bosco Verticale, los dos edificios equivalen a una superficie urbana de 1500m2.

Este proyecto proporciona una visión de una ciudad que deja de expandirse en áreas rurales y elige crecer mediante la regeneración y al aumentar la presencia de espacios naturales y biológicos. Además, se puede considerar un proyecto político cuyo objetivo es aumentar el número de empresas que trabajan en áreas relacionadas con la agricultura, la forestación y las energías renovables, que pueden impulsar la economía urbana y proporcionar formas de integración y trabajo para miles de ciudadanos.

En definitiva, este modelo abre las puertas a muchos arquitectos para la innovación en diseños de edificios y ciudades que contribuyan de manera sostenible al desarrollo.  En el caso de Stefano Boeri, quiere llevar sus rascacielos verticales a China, donde ya se está ejecutando el proyecto de ‘Nanging Vertical Forest’ para reducir la emisión de contaminantes y el cambio climático, y, no solo eso, sino que, actualmente existe un proyecto llamado ‘Liuzhou Forest City’ que es literalmente la ciudad en el bosque.

En este proyecto, las zonas verdes van a absorber casi 10.000 toneladas de CO2 y 57 toneladas de contaminantes durante el año. Además, la ciudad producirá 900 toneladas de oxígeno de forma anual y las plantas actuarán como una barrera de sonido natural y agente de refrigeración.

Es un lugar con capacidad para 30.000 personas y 40.000 árboles, contabilizándose en el área un millón de plantas.

Con esto, podemos dar un salto hacia el futuro de las nuevas ciudades y nuevos desarrollos urbanísticos y territoriales que se quieren alcanzar. No solo una regeneración forestal en las ciudades existentes, que traslada la densidad de población de manera vertical, sino un nuevo concepto de sostenibilidad y uso de energías renovables.

IRENE BENDALA SUGRAÑES

Universidad Politécnica de Madrid

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.