PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE DEL AULA A LA RED

Servicio de blogs UPM

Incendio del vertedero de neumáticos de Seseña

| 0 Comentarios

A mediados de mayo se produjo un incendio de gran envergadura en Seseña (Toledo). El mayor cementerio de neumáticos de Europa ardía por completo. Las llamas comenzaron durante la madrugada del viernes 13 de mayo, en el término municipal de Valdemoro (Madrid), al que pertenece un cuarto del vertedero, y se extendieron por las tres cuartas partes restantes del mismo, que se ubican en Seseña.

Ante este incidente una primera pregunta que surge es cómo ha podido ocurrir. Parece ser que el cementerio, de 100.000 toneladas de neumáticos, era ilegal y existían una serie de irregularidades desde hacía más de 10 años.

El cementerio comenzó a formarse a finales de los años 90 con las primeras acumulaciones en dos fincas particulares sin licencia en el término municipal, y fue creciendo hasta ocupar terrenos de Valdemoro, en Madrid.

Foto 1. Localización del vertedero

En el año 2002 es publicada la Declaración de Impacto Ambiental y el cementerio se encuentra situado a 400 metros de una gran urbanización de 400 viviendas.  Al año siguiente, a pesar de que la sociedad encargada del cementerio había sido protagonista de varios expedientes sancionadores por daños ambientales y tenía una denuncia del Seprona por el mismo motivo,  el ayuntamiento de Seseña otorga la licencia municipal de actividad para abrir la planta de reciclados de neumáticos.

Posteriormente, en  abril de 2005, la delegación provincial de Medio Ambiente de Toledo declara una orden de paralización de la actividad y cinco meses después la consejería de medio ambiente pone una sanción a la empresa y se suspende la entrada de nuevos neumáticos por incumplir de forma muy grave la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental.  En el año 2009 es declarado ilegal.

El hecho de pertenecer a municipios de dos comunidades ha dificultado la gestión de este vertedero, así como los trámites para retirar las ruedas para tratar de solucionar el grave problema medioambiental.

Desde el año 2011 no se producen nuevos vertidos y en junio de 2013 el ayuntamiento de Seseña llega a un acuerdo con la empresa Dgriberia en el cual ésta se compromete a retirar los neumáticos del vertedero del municipio en un plazo de tres años, es decir, en junio de 2016.

Otro aspecto importante es el hecho de que el incendio tuvo lugar tras varios días de intensas lluvias, lo que ha llevado a pensar que ha podido ser intencionado debido a la gran dificultad de incendio en neumáticos mojados.

El incendio fue extinguido el día 6 de junio, sin embargo, los vecinos se encuentran bastante preocupados por los riesgos ambientales, la calidad del aire, la posibilidad de padecer enfermedades respiratorias y la retirada de residuos y neumáticos que no se han quemado (según afirman distintos medios de comunicación está previsto que se inicie durante la tercera semana del mes de junio).  En relación con ello se encuentran las sustancias contaminantes emitidas como consecuencia del incendio, entre las que destacan compuestos peligrosos como los hidrocarburos aromáticos policíclicos y sustancias cancerígenas, por ejemplo,  benceno y benzoapirenos, dioxinas, furanos y metales pesados ya que en esto se basa la preocupación que se acaba de mencionar.

Foto 2 “Columna de humo debida al incendio”.

Por otra parte, tal y como se afirma en el periódico La Razón, según cálculos del Gobierno de Castilla-La Mancha realizados mediante el uso de drones, alrededor de 12.000 toneladas de las 100.000 que se habían acumulado en este lugar desde finales de los años 90, no se han quemado y se trasladarán a los dos gestores autorizados de residuos en la región, para después convertirlos en combustible con el que calentar los edificios públicos de la Junta.

La Comunidad de Castilla la Mancha ha formado una comisión de expertos con el objetivo de dar asesoramiento sobre la calidad del aire en Seseña. Durante la primera jornada de esta comisión se ha hablado acerca de ocasiones puntuales del incendio, en las que hubo picos de contaminantes por la penetración del humo en las zonas de las estaciones de medición ubicadas en la localidad.

ADELA GONZÁLEZ BARBADO

ALICIA GUTIÉRREZ RODRÍGUEZ-MANZANEQUE

E.T.S.I. Caminos, Canales y Puertos (UPM).

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.