PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE DEL AULA A LA RED

Servicio de blogs UPM

Sistema Urbano de Drenaje Sostenible

| 0 Comentarios

Pedro Ortega Montes

Ante un aumento exponencial del uso de los recursos hídricos de las masas de agua dulce de nuestro planeta, en parte asociado al crecimiento demográfico. Aparece lo que conocemos como Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible como única solución factible a este problema.

Basándose en los datos proporcionados por UNIFEF se podría resumir en los siguientes puntos las necesidades hídricas de nuestro planeta:

  • 2/3 de la población mundial vive en zonas de escasez de agua durante al menos un mes al año. Este porcentaje de la población mundial aparece concentrado en China e India.
  • En cuanto a la relación existente entre el consumo de agua con los recursos hídricos renovables locales es de 2 a 1. Entorno a 500 millones de personas viven en esta situación.
  • Algunas zonas donde las aguas subterráneas continúan disminuyendo, dependen de las transferencias de aguas de otras zonas con abundante cantidad de agua.

Debido al masivo desarrollo de zonas urbanas aparecen problemas de escorrentía derivados de la modificación de los usos del suelo.

Los sistemas de drenaje convencionales han contribuido de manera incuestionable a la desnaturalización de los entornos urbanos. Las ciudades en la actualidad tienden a desarrollarse entendiendo el agua pluvial como “un problema del cual hay que deshacerse lo antes posible”.

Por lo que desde la implementación de SUDS se pretende mejorar el tratamiento de la escorrentía modificando el diseño de las ciudades de forma que creemos grandes fuentes de captación de aguas pluviales.

Los SUDS no solamente se plantean como una solución para la reducción del consumo hídrico, sino también como una forma de reducir la contaminación asociada al drenaje urbano (Residuos animales; basura y residuos; tráfico rodado; erosión de los pavimentos, etc.

Podemos describirlo como una aproximación al desarrollo urbano mediante un diseño sostenible cuyo principal propósito es imitar, en la medida de lo posible, el comportamiento natural de una cuenca (U.S.E.P.A, 2012). Enfocándolo de forma que no solo podamos disminuir la cantidad de escorrentía de lluvia en cuanto a caudal y volumen. Mediante el uso de estos tratamientos conseguimos mejorar la calidad del agua que circula por la escorrentía; y aporta beneficios al entorno en términos de calidad ambiental.

Las técnicas aplicadas pueden clasificarse desde diferentes puntos de vista, la clasificación que se tratará en este artículo será en función de sí precisan un proyecto constructivo (Medidas estructurales) para su implementación o si se puede corregir reduciendo o mejorando la escorrentía (Medidas no estructurales) a través de políticas de educación, planificación y conocimiento del ciudadano sin necesidad de que se ejecute ningún tipo de intervención concreta.

  • MEDIDAS ESTRUCTURALES:

En este apartado se tratarán los sistemas empleados en el ejemplo de Buena práctica del presente artículo, de forma que mejoramos su futuro entendimiento.

  • Cubiertas vegetales, se tratan de un sistema multicapa, compuesto de un sustrato con vegetación la cual podrá ser intensiva (con vegetación de gran porte, incluso arbolado) o por lo contrario vegetación extensiva con plantas tipo sedúm o césped. Dependiendo de las necesidades del área de implantación, de forma que si queremos reducir la escorrentía de forma drástica optaremos por la vegetación extensiva, mientras que si lo que se busca es una “re-forestación” de la zona se elegirá la solución ofrecida por la vegetación intensiva.

Los beneficios de este sistema serán por lo tanto:

  • Disminuir principalmente el volumen de escorrentía.
  • Reducir el área impermeable
  • Gran cantidad del agua que precipita es devuelta a la atmósfera tanto por la evaporación como por la transpiración de las plantas, con la eliminación de contaminante que ello conlleva.
  • Ofrece un alto valor ecológico, estético y de recreo.
  • Captación de agua mediante la instalación de una membrana impermeable bajo la capa drenante formada por el sustrato vegetal.
  • Drenes filtrantes/pavimentos drenantes, son zanjas filtrantes que, generalmente, tiene un dren perforado en la base. También pueden estar constituidas por celdas y cajas reticulares envueltas en geotextiles y material granular. Reciben la escorrentía proveniente de las áreas impermeables adyacentes por los laterales. Esta escorrentía se filtra y almacena temporalmente en las gravas o cajas, mientras es transportada aguas abajo del sistema por medio del dren.

Beneficios:

  • Reducen niveles de contaminación en la escorrentía
  • Reducen caudal pico
  • Sirve como medio de transporte de escorrentía
  • Pueden diseñarse de forma creativa para crear bordes atractivos

Figura 01; Representación del funcionamiento de un dren filtrante. Fuente: Blog sobre SUDS; http://sudsostenible.com/

  • Aljibe, se tratan de estructuras sencillas que permiten almacenar el aprovechamiento del agua de lluvia. Interceptan la escorrentía proveniente del sistema de cubiertas vegetales y drenes filtrantes. El agua quedará almacenada para su empleo en usos que no requieran una calidad del agua como potable, como puede ser el uso de riego para zonas ajardinadas o para alimentar las cisternas de los baños, previo tratamiento de eliminación de bacterias.

Beneficios:

  • Reducir la factura del agua.
  • Mejoran operatividad del sistema municipal de alcantarillado, pues evita que agua relativamente limpia, entre al sistema.
  • Puede ser visualmente atractivo y tener una correcta integración paisajística.
  • Se trata de un componente de “edificios verdes”, que contribuye a obtener créditos en las certificaciones de sostenibilidad.
  • MEDIDAS NO ESTRUCTURALES

Estas medidas a nivel de proyecto, no serán de aplicabilidad puesto que forma parte de la administración público la promoción de un uso adecuado de las infraestructuras referentes al saneamiento de la vía pública

A continuación, se procederá a la descripción de los trabajos realizados en la urbanización “Las Tres Carabelas” ubicada en Vélez-Málaga (Málaga). La urbanización objeto del presente artículo se trata de un conjunto de edificaciones con 50 años de antigüedad la cual presentaba problemas de inundabilidad entorno a su entorno, en especial las zonas ajardinadas. Se plantearon las siguientes actuaciones:

  • En las cubiertas de los edificios se han instalado 340  de cubierta vegetal formada por vegetación intensiva sobre membrana impermeable que incorpora un sistema de cubículos para conseguir un riego pasivo ante avenidas de carácter normal y captación del excedente de agua mediante un sistema de canalización que conecta con el aljibe enterrado ubicado en un punto equidistante a todos los edificios. Consiguiéndose la recogida de hasta 170,000 litros/anuales.
  • A esta primera medida le sumaremos la instalación de drenes filtrantes a lo largo del perímetro de la urbanización y en zonas con un riesgo potencial de inundación. Dichos drenes se ejecutaron prestando especial atención a las pendientes mínimas necesarias para conseguir un correcto transporte del agua pluvial hacia el aljibe enterrado. Esta vez se ejecutaron 150 metros lineales de drenes filtrantes en las zonas descritas anteriormente, los cuales eran capaces de recoger anualmente un total de 5,000 litros/anuales.

Tras la aplicación de ambos Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible se consiguió reducir la escorrentía que afectaba a la urbanización y crear un sistema autónomo para regar las zonas verdes de la misma y alimentar las cisternas de los baños de la piscina (4 cisternas).

Figura 02; Infografía elaboración propia, actuación simultánea de instalación de placas fotovoltaicas sobre cubierta vegetal. Ubicación: Urbanización “Las Tres Carabelas”, Vélez-Málaga (Málaga)

Pedro Ortega Montes

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.