PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE DEL AULA A LA RED

Servicio de blogs UPM

LOS ASCENSORES TORRE

| 0 Comentarios

Numerosos barrios de Madrid se construyeron en la década de 1960, coincidiendo con una época de expansión de la ciudad. Dichos barrios, en su mayoría, eran de carácter residencial en los que coexisitían pequeñas zonas verdes y gran cantidad de manzanas dedicadas a viviendas de cinco pisos. Todos estos edificios tienen muchas similitudes en lo que a aspecto constructivo se refiere (cuentan con un patio central y terrazas en cada vivienda), haciendo del barrio en el que se localizaban un lugar puramente residencial.

Por aquel entonces, pocos edificios en Madrid capital contaban con ascensores. Solamente algunos hoteles y pisos de lujo de aquella época gozaban de dichos elevadores. Sin embargo, con el paso de los años, más edificios nuevos fueron teniendo este tipo de servicios en el propio complejo, hasta llegar a la actualidad, donde todos los desarrollos urbanísticos cuentan con varios ascensores en cada bloque de viviendas.

Con el paso del tiempo, los barrios con edificios mayoritariamente construidos en los años 60, como son Hortaleza, San Blas, Villa de Vallecas o Tetuán, entre otros, siguen manteniendo la misma población que hace 50 años. Las familias que se mudaron a ese nuevo barrio son ahora personas mayores o ancianos. Esto sugiere un problema en cuanto a la accesibilidad de este colectivo a sus casas. De hecho, cada vez es más frecuente la solicitación de estas personas a la comunidad de vecinos de la instalación de ascensores para acceder a sus pisos. No en todos los casos se instalan ascensores. Sin embargo, hay una creciente tendencia a la instalación de estos en viviendas antiguas.

Este hecho conlleva una serie de problemas, tanto técnicos como administrativos, que la comunidad de vecinos debe resolver de la mejor forma posible. En la mayoría de los casos, el mayor impedimento era el espacio. Al tener un patio interior limitado y no haber más espacios comunes, resultaba difícil encontrar una ubicación efectiva posible para la instalación de ascensores. Sin embargo, el Ayuntamiento, para favorecer la accesibilidad de las persones mayores a sus casas, tomó la iniciativa.

En el año 2014, el Ayuntamiento de Madrid inició la tramitación de una nueva ordenanza municipal. Dicha ordenanza municipal llamada Ordenanza de Instalación de Ascensores en Fachada de Edificios Construidos de Uso Residencial, contemplaba la regularización de los llamados “ascensores torre” en las viviendas de una cierta antigüedad.

Pero, ¿en qué consisten los ascensores torre? Los ascensores torre son aquellos ascensores adosados a la fachada de las viviendas de carácter residencial y que ocupan parte del espacio público colindante. La instalación de estos ascensores deberá cumplir unos requisitos que se contemplan en la ordenanza municipal y que son los siguientes:

  • Sólo pueden ocupar zonas verdes o vías públicas colindantes.
  • No hay otra solución técnica para solucionar este problema de accesibilidad.
  • No debe afectar al funcionamiento del resto de servicios urbanos.
  • Se debe respetar 1.50-1.20 m de ancho mínimo de paso.

Mediante esta nueva solución, las comunidades de vecinos tienen ahora una solución real al problema del espacio, que es la ocupación del espacio público, previo solicitación al Consistorio.

Veamos ahora una serie de ejemplos que se han dado en la zona de Ascao – La Elipa, en la zona oeste de la capital.

En la primera imagen se puede observar la construcción de un ascensor torre adosado a la fachada del edificio. La construcción de este ascensor se ha resuelto ocupando parte de la línea de parking público y, mediante un pasadizo, se ha evitado la invasión de la acera, permitiendo así la libre circulación de peatones por ella.

Ciudad Lineal lidera las peticiones de ascensores en edificios antiguos -  Ayuntamiento de Madrid

Foto 1: Ascensor torre en el barrio de La Elipa

En la segunda imagen se ve la construcción de un segundo ascensor torre adosado a la fachada, esta vez en el barrio de Ascao. En este caso, la construcción del ascensor invade la calzada. Al ser invadida, se ha optado por quebrar el itinerario de la acera y ocupar la línea de parking público para permitir el paso de los peatones.

Se ha podido apreciar que la construcción de los ascensores torre rompe la normalidad de la vía pública. Al no estar proyectado inicialmente en el desarrollo urbanístico del barrio, el ascensor torre es un elemento nuevo que ha intentado mimetizarse con el entorno de la mejor manera posible.

No obstante, si comparamos las dos fotos de los distintos ascensores, resulta evidente que el ascensor de la foto 1 es una buena solución desde el punto de vista urbanístico. Su implementación en el entorno urbano permite el paso de peatones por su itinerario original y solamente ocupa una plaza de la línea de parking público. Además, tiene las mismas texturas que el conjunto del edificio, mimetizándose así con el entorno. En el caso del ascensor de la foto 2, se puede observar cómo la instalación del ascensor adosado hace de barrera arquitectónica al paso de peatones por la acera, no permitiendo el paso por su recorrido original y creando un recodo que los viandantes deben recorrer. Además, se ocupa parte de la línea de parking público y no se ha resuelto de forma correcta su encaje con el resto de fachada, resultado así un bloque poco estético en medio de la acera.

A modo de conclusión, la instalación de los ascensores adosados a la fachada o ascensores torre es una solución urbana a un problema social. Con la regulación de este tipo de construcciones, se consigue una mayor accesibilidad a las personas mayores y ancianos y se mejora su calidad de vida. Dicha solución, además, debe cumplir unos mínimos de estética y de utilidad, no perjudicando la vida cotidiana del entorno que le rodea.

Autor: David Carmona. Estudiante del Master ICCP. UPM.

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.