PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE. DEL AULA A LA RED

Otro sitio más de PoliBlogs, servicio de blogs UPM

LA MOVILIDAD ELÉCTRICA Y EL COCHE COMPARTIDO

| 0 Comentarios

El coche es el medio de transporte más usado en España, y en general en los países desarrollados, actualmente la mayoría de los coches (alrededor del 90% dependiendo del país) son de combustión interna, es decir, son de gasolina o diésel. Otro problema es que el coche es usado de forma individual, estos problemas convierten al dicho sistema de transporte el menos eficaz (ecológicamente hablando) en los recorridos de corta distancia.

Los coches de combustión interna son ineficaces por el gran impacto que provocan sobre el medio. El principal impacto es el de la emisión de grandes cantidades de contaminantes. Los vehículos de gasolina principalmente emiten dióxido de carbono (CO2), óxido de nitrógeno (NO2), hidrocarburos y compuestos de plomo, y los vehículos de diésel emiten partículas en forma de hollín que da lugar a los humos negros, hidrocarburos no quemados, óxidos de nitrógenos entre otros elementos contaminantes.[1]

Otro impacto es la emisión de ruido de los motores. El resultado es una ciudad mucho más contaminada, tanto por la emisión de los gases y partículas contaminante, como por el ruido emitido por los coches. También tenemos un peor aprovechamiento del coche por ser este un sistema de transporte individual, ya que el 95 % del tiempo el coche está parado.

Otro problema que se puede mencionar, es que, los coches de combustión interna están compuesto por miles (entre 75.000 y 90.000) de piezas, lo cual su fabricación y posterior mantenimiento es mucho más complejo. [2]

La solución a estos problemas abre un nuevo mercado y campo de investigación, replanteando el concepto de coche tanto en la forma de fabricarlos (pasando de un coche de combustión de interna mucho más ruidoso y contamínate a un coche mucho más silencioso y respetuoso con el medio ambiente) como en el significado que tiene para el propietario (pasando de un coche particular a un coche compartido).

Y es en dicho campo donde emergen e irrumpen, con bastante fuerza, las dos empresas de coches eléctricos y compartidos; car2go y emov. Dichas empresas operan bajo el mando de la empresa alemana Daimler AG (car2go), y la empresa francesa PSA Peugeot Citroën (emov). [3]

Car2Go y emove consiste en un servicio de  coches eléctricos compartidos y esparcidos por todo Madrid capital (dentro de la circunvalación de la M30), a los cuales cualquier persona (mayor de 18 años) con el carnet de conducir (tipo B) tiene acceso pagando una cota por minuto o al día.

El desarrollo de este servicio resolvería los problemas de la contaminación en la ciudad y nos permitirá hacer un uso mucho más eficaz del coche.

Dicho servicio ya se está implantando en las grandes ciudades del mundo con gran éxito, y ello conlleva dos consecuencias:

La primera idea, afecta al urbanismo, es decir nos replantea la idea del concepto del coche, pasando de un coche personal poco sostenible, muy ineficiente y muy complejo, a un coche compartido mucho más sostenible, eficaz y sencillo. El coche compartido junto con un buen sistema de transporte público pueden resolver muchos problemas de la ciudad.

Aunque el coche individual no desaparecería, si no que se reduciría drásticamente su número, ya que pasaría a un coche reservado para las largas distancias y los viajes en familia.

La velocidad de transición del coche individual al coche compartido depende totalmente de la mentalidad de la sociedad y el concepto que tiene esta del coche, ya que el coche se ha considerado tradicionalmente como un indicador del estatus del propietario, lo cual podría dificultar dicha transición.

La segunda idea, que es la que nos concierne, es la movilidad ecológica, al tratarse de coches eléctricos la ciudades serían más silenciosas y el aire mucho más limpio.

Ahora, el problema de la contaminación no se resuelve desplazando el problema de la ciudad al lugar donde se genera la electricidad, es decir, no se puede hacer uso de coches eléctricos y presumir de no contaminar, si no que se debe ser más consecuentes y obtener la energía eléctrica de forma limpia, a través de fuentes renovables.

Se debe de tener muy en cuenta que para depender únicamente de las energías renovables, no solo debemos de producir la energía de forma limpia, sino también tenemos que optimizar el consumo de dicha energía al máximo. Y en este punto el coche eléctrico tiene una gran ventaja respecto del coche de combustión, ya que el motor de un coche eléctrico tiene unos rendimiento de entre el 80-90 %, mientras que el coche de combustión como máximo alcanza unos rendimiento del 30%. [4]

Llegados a este punto surge una gran pregunta: ¿Se puede vivir sólo con energías renovables?, pues bien, la respuesta a dicha pregunta no es sencilla y a continuación se va a intentar responder a dicha pregunta:

En el siguiente grafico se observa el origen de la generación de la energía eléctrica en España:

Foto 1 (Fuente: http://www.ree.es/es/estadisticas-del-sistema-electrico-espanol/indicadores-nacionales/series-estadisticas#). [5]

Aproximadamente el 37% de la energía generada ha sido energía limpia o renovable, por lo tanto hoy en día es muy difícil de vivir solo con energías renovables, pero esto no quiere decir que en un futuro muy cercano se pueda, es decir, actualmente el planeta se encuentra en un estado de transición de las energía fósiles a las energías renovables. En todo el mundo se están desarrollando (con cierta dificultad) la tecnología para llevar a cabo dicha transición lo más rápido posible (a pesar de existir entidades que intentan impedir dicha transición).

¿Cuáles son las energías renovables y que potencial tienen?

En la siguiente imagen se pueden ver que la potencia demanda global en el año 2009 para cubrir todas las necesidades energéticas del planeta ha sido de 16 TW (1.6·1013 vatios), y también se puede ver la potencia teórica que se puede alcanzar tanto de las energía renovable como las no renovables.

Claramente la energía solar le saca mucha ventaja a las otras energías, por lo tanto la inversión se tiene que hacer en la energía solar, teniendo en cuenta también las otras energías renovables.

Foto 2. (Fuente: http://asrc.albany.edu/people/faculty/perez/2015/IEA.pdf) [6]

Además en la siguiente tabla se puede observar la potencia suministrada  por superficie de cada una de las diferentes energías:

Energía

W/m2

Hidroeléctrica

8-10

Eólica

2-3

Solar

20-30

Biomasa

0.1-0.3

Geotérmica

0.005-0.015

Mareas

2.5-3.5

 

Figura 3. [7] Una vez más la energía solar es la que mejor aprovecha el terreno.

Teniendo en cuenta los vatios por metro cuadrado que puede suministrar la energía solar y que la demanda de potencia en el años 2009 ha sido de 16 TW, y haciendo una pequeña cuenta (16·1012/20), se llega a la conclusión de que se necesitaría un área de 800 000 km2 para cubrir todas las necesidades energéticas del planeta. (Nota: la superficie del territorio español es de 505 990 km2)

La pregunta que surge a continuación es: Si con la energía solar se puede cubrir todas las necesidades energéticas del planeta, ¿por qué no se está usado?

Bien la verdad es que si se está usando, además empresas como tesla, dirigida por Elon Musk (cofundador de PayPal, Tesla Motors, SpaceX, Hyperloop, SolarCity, The Boring Company y OpenAI) está apostando fuertemente por la energía solar, demostrando con las instalaciones como la de los paneles solares y baterías en la isla hawaiana Kauai, y también inventando una nueva teja que funciona como pequeños paneles solares. [8]

Uno de los principales problemas es el elevado coste de esta energía con respecto a las otras energías, en la siguiente tabla se puede observar el coste del KWh de cada energía:

Energía

Coste (€/KWh)

Carbón

50 €/KWh

Hidráulica

50 €/KWh

Nuclear

50 €/KWh

Eólica onshore

80 €/KWh

Eólica offshore

120 €/KWh

Biomasa

140 €/KWh

Solar

Más que 300 €/KWh

 

Otro factor a tener en cuenta es la voluntad política de llevar a cabo dicho proyectos.

También existen grandes empresas, incluso países, que ralentizan la tracción a las energías limpias. De hecho las grandes empresas de motor no les interesa hacer el cambio al motor eléctrico debido a su sencillez y por lo tanto fácil fabricación.

Autor: Tejani El Bannoudi. Alumno Ingeniería Civil y Medio Ambiente. Grado Ingeniería Civil y Territorial

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.