PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE DEL AULA A LA RED

Servicio de blogs UPM

Etíopes vs egipcios: La Presa del Gran Renacimiento

| 0 Comentarios

David Carracedo Esteban

En 1984 una gran sequía azotó el norte de Etiopía provocando una de las mayores hambrunas conocidas en esa zona. Cerca de 200.000 etíopes perdieron la vida. Por aquel entonces, Etiopía era un país pobre, poco desarrollado y sumergido en diversos conflictos militares. Treinta y siete años después de aquel suceso, el país del Cuerno de África es una de las economías que más crece del mundo, la pobreza se ha reducido a más de la mitad -aunque todavía está presente- y el país se desarrolla a un gran nivel atribuyéndose el apodo de la China de África.

Estos profundos cambios han venido impulsados en parte copiando el modelo que hizo desarrollar tan rápidamente al país asiático: la inversión en infraestructuras públicas como motor de transformación del país.

Ejemplo de esta inversión es la presa del Gran Renacimiento. Situada en el Nilo Azul a escasos 20 Km de la frontera con Sudán, cerrará las aguas al mayor afluente del Nilo creando un embalse de 72.000 hm3 de capacidad. El proyecto iniciado en 2011 se encuentra actualmente en construcción. La presa permitirá la regulación del Nilo Azul, la irrigación de tierras de cultivo y lo más importante, el aprovechamiento hidroeléctrico del Nilo Azul con la instalación de 6.000 MW de potencia. La cifra es reseñable dado que la potencia eléctrica instalada en el país es de 4.284 MW: Solamente esta presa supondrá un aumento de la potencia eléctrica en un 150%. Con ello, Etiopía pretende desarrollar su industria, aumentar la cobertura eléctrica al país y convertirse en un gran exportador de electricidad al continente africano.

FOTO 1. Localización de la presa. Fuente 4

Sin embargo, el proyecto ha generado un gran conflicto territorial en la zona. Egipto y Sudán, tributarios de las aguas del Nilo Azul, han estado oponiéndose rotundamente al proyecto. Egipto basa su derecho sobre las aguas del río Nilo en un acuerdo colonial de 1959 que repartía el caudal del río entre ambos Estados: 75% para Egipto y 25% para Sudán. Etiopía por su parte no reconoce este tratado. Cabe destacar que Etiopía contribuye al 60% de las aguas que circulan por Egipto cuando solo presenta un 10% de la cuenca del río Nilo. Se estima que Etiopía contribuye con 72 millones de metros cúbicos y usa uno; Egipto por su parte no aporta y usa 55 y Sudán y Sudán del sur usan 18,5 y tampoco contribuyen nada.

El país de los faraones depende un 90% de las aportaciones hídricas del río. Económicamente, la agricultura que se nutre de las aguas del Nilo representa un 11,3% del PIB del país. Una reducción de los caudales circulantes supondría pérdidas económicas millonarias. La escalada de tensión en la zona se incrementó en los últimos años -Egipto amenazó con bombardear la presa- debido al principal escollo de la cuestión: la capacidad del embalse y el tiempo de llenado. Etiopía pretende llenarla en el menor tiempo posible puesto que así podrá comenzar cuanto antes producir y exportar electricidad y esto se realizará más rápido cuanto más caudal retenga. Por otra parte, Egipto teme una reducción drástica de las aguas que le llegan y que esto suponga un impacto importante sobre su economía. Se estima que una retención del 25% del caudal del Nilo Azul para el llenado supondrá una reducción de 20 puntos en el Nilo en Egipto y una duración de llenado de 4 años. 

¿Llegarán a un acuerdo finalmente ambos países? ¿Es compatible el legítimo plan de desarrollo etíope con una merma de las aportaciones del Nilo Azul a sus países vecinos? Lo que está claro es que es un ejemplo real de conflicto territorial por uno de los bienes más preciados del planeta: el agua. La gestión de los recursos hidrológicos en la mayoría de los casos no se circunscribe únicamente al ámbito nacional. Son pocos los países que disponen de ríos que nacen y desembocan en el país y cuyos recursos pueden ser gestionados íntegramente por un estado. Además, el cambio climático está provocando en la mayoría de las cuencas una disminución de los recursos hídricos convencionales. Por tanto, cada vez se hace más necesaria una planificación, una gestión y un acuerdo entre los países con intereses. En este caso, el conflicto solo se solucionará con el entendimiento de las partes.

FOTO 2. Vista de la presa tras la construcción. Fuente 4 

Fuentes

  1. https://www.elconfidencial.com/mundo/2020-07-15/etiopia-comienza-a-llenar-la-polemica-gran-presa-del-renacimiento-en-el-nilo_2683495/
  2. https://datos.bancomundial.org/pais/etiopia
  3. https://www.youtube.com/watch?v=C8mleSL9Jqw&t=908s&ab_channel=PBSWisconsin
  4. Abtew, W., & Dessu, S. B. (2018). The Grand Ethiopian Renaissance Dam on the Blue Nile (2019 ed.). Springer.

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.