PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE DEL AULA A LA RED

Servicio de blogs UPM

Los arrecifes artificiales contra el cambio climático.

| 0 Comentarios

Autora: Ruby Vallarino

Los arrecifes de coral constituyen el hábitat de diversas especies de peces, moluscos y tortugas. Su papel fundamental en los entornos marinos abarca la filtración del agua, protección de peces en peligro de extinción, protección en las costas contra tormentas y marejadas, y prevención de la erosión costera. 

Estos ecosistemas marinos además de poseer una valiosa importancia ambiental, también son la base de actividades socioeconómicas relacionadas con el turismo y la pesca. En el caso del turismo, en muchas ocasiones, parte de las actividades de buceo incluyen visitas a sistemas de corales; lo que supone uno de los principales atractivos de destinos turísticos que logran la atención de una gran cantidad de visitantes. En lo que respecta a la pesca, su contribución de mayor valor proviene del aporte que realizan actuando como refugio para una variada cantidad de especies marinas como peces. También proporcionando zonas de alimentación, de reproducción y equilibrio entre presas y depredadores.

Fuente: https://www.usgs.gov/media/images/coral-reef

Los arrecifes de coral se ven amenazados por actividades antropogénicas, ya sea de forma directa o indirecta en entornos litorales y/o propiamente marinos. Un ejemplo sería el desarrollo del comercio de la mano de la construcción o ampliación de instalaciones portuarias que conllevan la perturbación o destrucción en algunas ocasiones de este tipo de ecosistemas. Otro ejemplo puede ser, los vertidos de aguas con alto contenido en materia orgánica o de sedimentos cargados de nutrientes en el mar que crean problemas de eutrofización, y los derrames de sustancias dañinas como el petróleo. 

A pesar de las adversidades ya descritas, la principal amenaza actual de los arrecifes de coral se encuentra de la mano del blanqueamiento de corales y acidificación de los océanos, producidos por el cambio climático. El blanqueamiento de los corales se debe al aumento de la temperatura en los océanos, generando un estrés en el coral que en consecuencia provoca que expulse a las algas. Por su parte, la acidificación de los océanos es producto de las emisiones no controladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmosfera; los océanos absorben parte de estas emisiones generando una disminución en los niveles de pH presentes en el agua del mar. Esta última amenaza afecta directamente la fijación de carbonato de calcio (CaCO3) necesario para la formación de los esqueletos de los arrecifes.

Para evitar la degradación de estos ecosistemas marinos y paralelamente incentivar su reconstrucción, se han originado iniciativas relacionadas a la conformación de arrecifes artificiales. Este término hace referencia a un conjunto de estructuras de diferentes clases y materiales, ubicadas de forma estratégica en ecosistemas marinos donde se requiera proporcionar refugio a diversas especies o brindar protección a zonas costeras afectadas por procesos de erosión debido a oleaje.

Los arrecifes artificiales generalmente pueden construirse a base de estructuras prefabricadas de hormigón, pero también se incluyen desde llantas viejas, estructuras de madera y bloques de cemento, hasta barcos, camiones, carros y aviones viejos. En estos últimos se acondicionan para funcionar a dicho fin sosteniblemente al extraer todo tipo de sustancias como aceites que puedan ser perjudiciales para el entorno marino.

Actualmente, los arrecifes artificiales de tipo Reefball son uno de los más utilizados debido a la resistencia de los materiales empleados en su construcción, mayor estabilidad en las zonas de alto oleaje y aportación al paisaje natural. Este tipo de sistemas también pueden aprovecharse como un rompeolas sumergido si se tienen en cuenta factores como la sumergencia, el ancho del rompeolas, la rugosidad de este y la energía del oleaje. Adicionalmente, por su estructura este tipo de elementos favorecen el depósito de sedimentos finos sobre la costa, lo que los hace convenientes en proyectos relacionados a recuperación de playas erosionadas. 

Fuente: www.reefball.org

En los últimos años se han desarrollado investigaciones que analizan la compatibilidad en el uso de los arrecifes artificiales con el desarrollo de energía eólica marina, para mitigar los efectos de la acción del oleaje en los cimientos las turbinas eólicas y su capacidad para proporcionar nuevos hábitats en los entornos que han sido perturbados.

Como se ha mencionado entre los beneficios más destacables de los arrecifes de coral naturales y artificiales se encuentra la protección que ofrecen a las costas debido a los efectos dañinos producto de la acción de las olas y tormentas tropicales. Entidades como el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), sostienen la necesidad de desarrollar estrategias como mapas completos en alta resolución que muestren los beneficios o rentabilidad de los arrecifes de coral contra la vulnerabilidad costera frente las inundaciones. Ya que con la disponibilidad de esta información se lograría una mayor inclusión de la restauración de los arrecifes de coral por parte de los gobiernos y comunidades.

Bibliografía:

https://oceanservice.noaa.gov/education/tutorial_corals/coral07_importance.html

http://www.fondear.org/infonautic/mar/vida_marina/arrecife_artificial/arrecife.htm

https://www.artificialreefs.org/ScientificReports/Aplicaciones%20Diversas%20de%20%20Arrecifes%20Artificiales.htm

https://www.usgs.gov/centers/pcmsc/science/role-reefs-coastal-protection?qt-science_center_objects=0#qt-science_center_objects

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.