PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE DEL AULA A LA RED

Servicio de blogs UPM

Manzanares, manzanares, arroyo aprendiz de río

| 0 Comentarios

Manzanares, manzanares, arroyo aprendiz de río”. Así despreciaba Quevedo al río que atraviesa la capital española.

En sí, no le falta razón, pues podemos comparar otros ríos de capitales europeas como el Támesis o el Sena, pero no el Manzanares, porque la comparación  sería ridícula. Con astucia lo decía Don Francisco, pues como buen río de la España mediterránea (y con mediterránea me refiero al clima), su caudal es escaso e irregular y más escaso ahora que antaño debido a que parte de sus aguas se aprovechan para abastecimiento antes de su entrada a la capital. Posiblemente usted, astuto lector increpe conmigo en lo anterior expuesto y me dirá que de un paseo por la zona de Madrid Río y observe que el río dispone de abundante caudal. Yo sin más le diría que eso es así debido a las numerosas presas que presenta en su recorrido, las cuales se encargan de mantener una lámina de agua.

El Cronista Cultural: El Puente de Los Franceses como testigo histórico

Pero el Manzanares no siempre ha sido un río encajado en paredes de piedra y hormigón [Foto 1], basta con mirar un cuadro de otro Francisco: Goya.

“La merienda a orillas del Manzanares” es un cuadro del siglo XVIII donde se refleja un río distinto al actual: Un río agradable por donde pasear; sentarse en su bosque de ribera rodeado de sauces, chopos, fresnos, olmos negros…; observar aves como la garza real, el martín pescador, la focha, la gaviota reidora…; bañarse en sus aguas, como lo hacían los muchos madrileños a la altura del Puente de los Franceses [Foto 2]; pescar, como todavía hoy algún pescador todavía lo hace -más por el deporte que por la pieza- o incluso lavar la ropa, como hacían muchas de las lavanderas que se ganaban la vida arrodilladas frente al río.

La merienda a orillas del Manzanares (Segunda Serie) | Trinket boxes,  Keepsake jewelry, Vintage

Más tarde el río se convirtió en la cloaca de buena parte de Madrid, como bien relata Pío Baroja: “Río trágico, siniestro, maloliente; río negro que lleva detritos de alcantarillas, fetos y gatos muertos.” Posteriormente, la construcción de la M-30 en ambas márgenes del río culminaría las afecciones al río.
Pero no todo es trágico en la historia del río Manzanares. La construcción de la depurado de Viveros supuso eliminar gran parte de esa contaminación vertida a sus aguas y las mejoras a lo largo de los años lo han rescatado del abismo.

Ahora una nueva actuación se está llevando acabó: La Naturalización del Río Manzanares. Un proyecto presentado por Ecologistas en Acción y que está siendo llevado a cabo por el Ayuntamiento de Madrid.  El proyecto presenta una propuesta de dotar al tramo urbano del Manzanares de una mayor calidad ecológica y paisajística a través de unas franjas mínimas de vegetación de ribera  en sus orillas, que supongan la base para una futura fauna característica de este ecosistema. Se propone pues, el uso de especies autóctonas propias de la ribera originaría, también se pretende crear un nexo de unión entre el Pardo y el Parque Regional del Sureste. Para ello una de las primeras medidas ha sido levantar las compuertas para que deje de ser un río de aguas estancadas y mal olientes (sobre todo en verano) y mejorar la calidad y aireación de las aguas a la vez que comience la formación de meandros en la canalización. Entre las primeras actuaciones a realizar, destacan la limpieza de las orillas, el relleno de la escollera con tierra vegetal para que sirva de base para el crecimiento del bosque de ribera, implantación de islas de escollera y tierra vegetal, revegetaciones con árboles como sauces, olmedas choperas, fresnos… y arbolado arbustivo de rosales silvestres, zarzamoras, espinos…

Aun así no se pretende que la flora se desarrolle mucho, para así mejorar las labores de mantenimiento y mantener unas buenas condiciones de conducción del agua.
No cabe duda que es un buena noticia para el ciudadano de la capital: la oportunidad de ver un río nuevo que merezca la pena mirar, un río animado donde poder avistar algún intrépido animal, incluso nutrias como algunos biólogos creen que se podrá llegar a ver, un río donde un cormorán abandone la farola donde se posa y encuentre un hueco en una de las ramas de los árboles de ribera…

Las actuaciones llevadas a cabo hasta la fecha ya están empezando a dar sus frutos y la cantidad de fauna que se está encontrando es bastante destacada. En link, se muestran una gran variedad de fotos tomadas recientemente, y la verdad, parece que no son del Manzanares que solemos conocer en la capital sino más bien del campo que solemos visitar siempre que podemos, para evadirnos del asfalto de la ciudad.

David Carracedo Esteban.

link de fotos:

https://www.flickr.com/photos/139147907@N07/

Información recopilada de:

http://play.cadenaser.com/audio/001RD010000004011979/

https://www.ecologistasenaccion.org/?p=32483

https://elpais.com/ccaa/2016/08/28/madrid/1472405474_569474.html

Fotos:

Foto 1. Manzanares a su paso por Madrid (Fuente: https://www.pinterest.es)

Foto 1. Jóvenes bañándose a la altura del Puente de los Franceses, año 1946. (Fuente: https://www.pinterest.es)

Foto 3. Situación actual y final (Fuente: Ecologistas en Acción)

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.