PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE. DEL AULA A LA RED

Otro sitio más de UPM[Blogs], servicio de blogs UPM

SISTEMA DE TRANSPORTE EN BRESCIA Y GOTEMBURGO

| 0 Comentarios

Comparación entre dos ciudades con diferentes circunstancias, cultura y características

Las ciudades nacen y se desarrollan de muchas maneras. Dentro de una ciudad con una gran cantidad de personas, existe la necesidad de movimiento dentro de ella y en sus alrededores. Los medios de transporte son, por supuesto, importantes para el transporte de personas. Asimismo, afectan a su apariencia y a su calidad ambiental.

Como ninguna ciudad es similar a otra, hay diferentes necesidades y demandas sobre el sistema de transporte de personas. Las políticas de transporte también difieren entre sí y tienen sus propias estrategias. Estas políticas están a menudo condicionadas por el presupuesto que la ciudad o el país tiene. También puede ser limitadas por otras circunstancias, como la geología o la existencia de yacimientos.

Hemos querido comparar las distintas maneras en que se han planteado la política de transportes en dos ciudades europeas de diferentes países. En primer lugar Brescia, una ciudad italiana con alrededor de 200.000 habitantes. Se trata de una ciudad histórica: fue fundada hace más de 3.200 años y ha sido un importante centro regional desde la época prerromana. La segunda ciudad es Gotemburgo, está situada en la costa oeste de Suecia, es la segunda ciudad más grande del país y cuenta con alrededor de 500.000 habitantes.

Para el transporte de personas en Brescia hay una red de metro subterránea y sobre tierra hay los autobuses. El metro es de nueva construcción y es probable que vaya a ser ampliado. Brescia está sufriendo de niveles extremadamente altos de contaminación y es una de las ciudades más contaminadas de Europa.

Foto 1

Foto 1. Metro en Brescia.

 

Gotemburgo, por otro lado, no tiene transporte subterráneo, en cambio, la gente que viaja con tranvía, autobús y también con el barco sobre el canal que divide la ciudad en dos. La cuestión ambiental no es aquí tan grave como en Brescia pero sin embargo hay algo que mejorar. Los tranvías son impulsados por energía eléctrica que proviene de cables planteados sobre todas las vías.

Hoy en día, la movilidad de los ciudadanos de Brescia se ve afectada por el nivel de contaminación: algunos domingos, cuando el nivel de contaminación es muy alto, las carreteras se cierran al tráfico rodado, excepto el de bicicletas. El problema ambiental, por tanto, condiciona de manera determinante la movilidad de sus ciudadanos.

Gotemburgo ha implantado desde hace dos años el peaje en las carreteras de entrada al centro de la ciudad. Todo el tráfico que pasa a través de estos peajes durante las horas específicas de pago  obligatorio es penalizado económicamente. El horario de pago es sólo entre semana, durante algunas horas por la mañana y por la tarde, cuando la mayoría de la gente va a trabajar o 

ha terminado el trabajo. Los peajes fueron incorporados por tres razones: para mejorar el medio ambiente, para reducir la congestión del tráfico y para  reunir dinero para un gran proyecto de construcción de líneas de tren bajo la ciudad para mejorar su transporte público.

Foto 2

 

 

Foto 2. Tranvía en Gotemburgo.

Tanto Brescia como Gotemburgo están intentando mejorar el medio ambiente en el centro de la ciudad, pero a través de diferentes estrategias.

En Brescia, las personas no están directamente afectadas desde un punto de vista económico por las medidas realizadas. Tal vez algunas tiendas que están abiertas en domingos se ven afectadas negativamente cuando el tráfico se prohibe.

Sin embargo, en Gotemburgo las personas se ven afectadas económicamente bastante más debido a los peajes.

¿Cómo se desarrollarán las ciudades dentro de 20 años?

Si va a seguir la urbanización en las ciudades, el sistema de transporte público tiene que ser desarrollado. El tráfico en Gotemburgo seguramente utilizará energías renovables, ya que las normativas suecas son muy estrictas en cuanto a reducir el impacto ambiental en las ciudades. En Brescia, sin embargo, el desarrollo seguramente se hará principalmente en el sistema de metro, ya que la expansión ya está prevista.

Puede ser que la ciudadanía en Gotemburgo esté algo más insatisfecha por las decisiones que toman sus políticos en comparación con Brescia. La gente común podría no ver las mejoras que son necesarias por el  crecimiento de la ciudad y puede ser que tampoco  estén entendiendo la creación de un fondo a través del dinero que genera el peaje para las mejoras.

Después de comparar estas dos ciudades de una manera social, ambiental y estética, las conclusiones personales son que el sistema de transporte en Gotemburgo es mejor desde el punto de vista del desarrollo sostenible. Esta ciudad está invirtiendo en sistemas de transporte futuros que no tendrán un gran impacto en la naturaleza. Además, la gente que va a pagar por el desarrollo fututo son las personas que hoy están contaminando la ciudad, de tal manera, que se cumple de alguna forma el principio de que quien contamina paga. Desde el punto de vista estético, Brescia es la que realiza mayores esfuerzos, ya que su metro es subterráneo, sin afección al paisaje urbano. El transporte subterráneo, además, ofrece capacidad, altas velocidades y recorridos directos.

Bajo nuestro punto de vista, no hay fórmulas perfectas que se adapten a todas las ciudades y cada una ha de encontrar su solución tratando de compensar funcionalidad, economía, sostenibilidad y estética. El conocimiento de políticas de transporte en diferentes ciudades permite ampliar el conocimiento y diseñar con más criterio.

Erika Abrahamsson y Laura Arietti

Alumnas Erasmus ETSI Caminos, Canales y Puertos. UPM.

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.