PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE DEL AULA A LA RED

Servicio de blogs UPM

Variabilidad Climática y el Canal de Panamá

| 0 Comentarios

Giancarlo Brugiati

El Canal de Panamá es una vía de navegación interoceánica ubicada entre el mar Caribe y el Océano Pacifico. Atraviesa el punto más estrecho del Istmo de Panamá y de la América Central.

Este es de suma importancia tanto para el crecimiento económico de Panamá como también en la ruta del comercio internacional, ya que se estima que el 5% del comercio mundial pasa anualmente por la vía interoceánica. 

Pero, ¿realmente cómo funciona tan importante obra?

Esta obra consta de una longitud aproximada de 77 kilómetros. Construida en una de las áreas más estrechas del continente, une a Norte América con Sur América. 

El canal funciona con un sistema de esclusas, a través de los cuales los barcos transitan el canal. Estas esclusas elevan las embarcaciones desde el nivel del mar hasta la superficie del lago Gatún unos 27 metros sobre el nivel del mar aproximadamente, atravesando la cordillera continental y luego por medio estas esclusas bajan a nivel del mar en el océano de destino. 

La cuenca hidrográfica del Canal de Panamá, formada por los ríos que alimentan los embalses de agua de Gatún y Alhajuela necesarios para el funcionamiento del canal. El embalse Gatún es utilizado para la
navegación entre las esclusas de Miraflores y Pedro Miguel en el Pacífico y las esclusas de Gatún y Agua Clara en el Atlántico. 

Por otro lado, el embalse Alhajuela, considerado embalse secundario, alimenta y regula al Embalse Gatún, especialmente en la temporada seca, la cual es de aproximadamente cuatro meses, en donde puede bajar mucho el nivel del embalse Gatún. 

Durante los últimos casi 40 años, se está presentando una disminución en los niveles de los embalses. Esta reducción del nivel, es consecuencia de la disminución de la precipitación que se presenta debido a fenómenos climáticos: por ejemplo “El Niño”. Este fenómeno representa una extensión más de lo normal de la estación seca, generando en algunos años una fuerte sequía. A esto se le suma el incremento en el consumo de agua por parte de la población, lo que genera una disminución de los niveles de los embalses, impactando la disminución en el calado por debajo de los niveles mínimos requeridos para la operación.

Por otro lado, en la estación lluviosa, que tiene una duración de ocho meses, la
cuenca recibe altos niveles de precipitación, por lo que hay momentos en que se
llega a los niveles operativos máximos de los embalses. Sin embargo, dada las condiciones climáticas tan variantes actualmente, en algunos meses de la estación lluviosa también se han presentado bajos niveles en las precipitaciones. 

El Canal de Panamá no solo utiliza el agua proveniente de los embalses para su operación durante los esclusajes, sino que además cuenta con tres plantas potabilizadoras las cuales son: Miraflores, Monte Esperanza y La Mendoza. Estas abastecen a las poblaciones de las provincias de Panamá, Colón y Panamá Oeste, proveyendo 50 millares de galones diarios MGD, 30 Millares de galones diarios MGD y 40 millares de galones diarios MGD, respectivamente.

De acuerdo con los registros de la Autoridad del Canal de Panamá, el año 2019 fue extremadamente seco, disminuyendo la precipitación en un 31% de los promedios históricos, este año fue considerado como el tercer año con menor precipitación en los últimos setenta años. Esta situación se acrecentó ese último año, sin embargo, ya se había observado dicha tendencia en los datos analizados de las precipitaciones. 

Los volúmenes de agua acumulados que ingresaron al embalse Gatún, iniciaron en enero 2019 con un déficit hídrico de -59%, manteniéndose por debajo del promedio de 1934-2018 hasta terminar el año con un -31%. 

Figura 1. Disipadores de energía del vertedero del embalse Gatún. Fuente: W.Luck. 

En busca de garantizar la disponibilidad del recurso hídrico y la confiabilidad de la ruta, a inicios de septiembre del año 2020, la Autoridad del Canal de Panamá, abre el compás de un proceso de precalificación de empresas, para la licitación del diseño, construcción y puesta en marcha de un sistema optimizado de administración de agua. 

Este proyecto contempla una inversión aproximadamente de 2 mil millones de dólares, lo que posiciona al proyecto como el segundo de mayor importancia bajo la administración del gobierno de Panamá. 

Este sistema optimizado del recurso hídrico, consiste en un portafolio de proyectos para fortalecer y modernizar el actual sistema, logrando garantizar el recurso hídrico tanto para el consumo humano como también para el funcionamiento del Canal por los próximos 50 años.

Por otro lado, a inicios del mes de noviembre de 2020 se presentaron dos fenómenos meteorológicos importantes en el área de Centroamérica, los huracanes Eta e Iota, ambos distanciados solo de dos semanas. Aunque, no golpearon directamente a Panamá presentaron condiciones meteorológicas inestables provocando fuertes lluvias y tormentas a lo largo de la vertiente del Caribe, Golfo de Panamá en el Pacífico, Panamá Este y Darién. Las lluvias continuaron hasta las primeras semanas del mes de diciembre de 2020. A raíz del aumento considerable de la precipitación durante estos últimos meses, la Autoridad del Canal de Panamá emitió un comunicado el 11 de diciembre de 2020 indicando que los embalses Gatún y Alhajuela se encontraban en sus niveles máximos operativos de 26.94 m y 76.78 m, respectivamente. Inclusive, permitiendo la generación de energía eléctrica a través de los vertidos preventivos realizados en la presa Madden. 

Figura 2. Apertura de compuertas del vertedero del embalse Gatún. Fuente G.Brugiati.

Si bien hace falta esperar a la publicación del anuario hidrológico del año 2020, por la Autoridad del Canal de Panamá, para entender a fondo el comportamiento de los aportes totales a los embalses. Sin embargo, se observa que la frecuencia en la variabilidad climática es cada vez mayor, en períodos más cortos de tiempo. 

En conclusión, el cambio climático es una realidad que afecta el recurso hídrico del canal y por ende a su operación y todos los ciudadanos de Panamá. Considerando que la situación presentada, afecta en forma directa la economía mundial y la calidad de vida de los ciudadanos panameños, es responsabilidad de todos cuidar y velar por la sostenibilidad de este valioso recurso al igual que contribuir a disminuir la variabilidad climática en el mundo.

Bibliografía 

Berrocal Menárguez, A.B., (2016). El nuevo Canal de Panamá. El Tercer juego de Esclusas. Sacyr, Madrid, España, Lunwerg. 

https://www.prensa.com/economia/canal-iniciaria-construccion-de-proyecto-de-solucion-hidrica-en-verano-de-2022/
https://micanaldepanama.com/nosotros/sobre-la-acp/el-faro/repositorio/
https://micanaldepanama.com/canal-de-panama-emite-enmienda-al-pliego-de-precalificacion-para-el-nuevo-sistema-de-administracion-de-agua/
https://micanaldepanama.com/wp-content/uploads/2020/09/Anuario-Hidrologico-2019.pdf
https://www.micanaldepanama.com/wp-content/uploads/2019/11/Anuario-Hidrologico-2018.pdf
https://micanaldepanama.com/comunicado-del-canal-de-panama-11/

Giancarlo Brugiati 

Estudiante del Máster Universitario en Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos.

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.