PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE. DEL AULA A LA RED

Otro sitio más de PoliBlogs, servicio de blogs UPM

REGANOSA: DEGRADACIÓN SIN FRENO DE LA RÍA DE FERROL

| 0 Comentarios

El desarrollo industrial de la costa Gallega, junto a los múltiples vertidos urbanos y la carencia de sistemas de tratamiento adecuados de aguas residuales, están siendo los protagonistas de la importante repercusión ambiental en materia de contaminación, que está afectando de manera directa a la calidad de las costas, su flora y fauna.

En este artículo, trataremos en profundidad una de estas industrias que participa para la mayor degradación de unos márgenes ya muy damnificados, La planta “Regasificadora do Noroeste Sociedade Anónima”, en adelante Reganosa.

Reganosa es una empresa Gallega con terminal en Mugardos, en la ría de Ferrol, participada por Endesa, Unión Fenosa, el Grupo Tojeiro, Caixa Galicia, la empresa estatal argelina Sonatrach y la Xunta de Galicia, dedicada al transporte y regasificación de gas natural licuado, en adelante GNL. Supone una de las seis únicas plantas regasificadoras que existen en España, entre las que también se encuentran Barcelona, Huelva, Bilbao, Sagunt y cartagena. Foto 1. VIsta perfil de la central REGANOSA (Fuente: "Empresa Reganosa en Mugardos (A Coruña)",CEBEM.  Disponible en: http://www.cebem.net/index.php/es/noticias/item/86-visita-empresa-reganosa-en-mugardos-la-coruna [Consultado 14/11/2018]

De la actividad de esta central, dependen directamente la suministración de las centrales eléctricas de ciclo combinado de Endesa y Unión Fenosa , así como otras industrias. Con motivo de la mencionada actividad, el almacenamiento de Gas Natural Licuado (GNL), contiene gas a 162ºC bajo cero, reduciendo significativamente el espacio necesario para el almacenamiento. Dada la naturaleza del gas, existen inconvenientes de riesgo relacionados con sus características físico-químicas.

 

Cuando el GNL entra en contacto con el agua, al tener menor densidad, forma una capa sobre ella. Sin embargo, en cuanto comienza a enfriarse se vaporiza rápidamente. La nube de vapor comienza a absorber el calor a su alrededor y desplaza el oxígeno, lo que conlleva un riesgo de asfixia. Además, los vapores son inflamables cuando se encuentran en una concentración entre el 5-15% en el aire.

 

En caso de un vertido al agua de GNL los impactos más significativos ocurrirán en los primeros 500 metros, con impactos menores más allá de los 1.600 metros. En caso de grandes vertidos, y si la nube de vapor no se incendia, ésta se puede extender más allá de los 1.700 metros. ( Greenpeace, 2008 )

 

En cuanto a la localización exacta de la planta, y muy en relación con los riesgos ya mecionados, la planta se ubica a 800 metros de Mugardos, a 1000 metros de un arsenal militar y junto a un complejo petroquímico, aumentando, si cabe, los efectos producidos en caso de accidente. Foto 2. Convivencia entre la central y las viviendas (Fuente: wikimedia. Disponible en: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Mugardos-reganosa-1.JPG) [Consultado 14/11/2018]

 

No obstante, los riesgos de accidente no son el único daño a la costa, sino que además la simple actividad de la planta supone una agresión ambiental sobre las comunidades biológicas y los bancos marisqueros de la zona por motivo del uso de agua para la vaporización de gas y su posterior devolución a la costa con una reducción de temperatura de hasta 6ºC y una contaminación por sustancias biocidas.

 

El camino burocrático para la aprobación del proyecto de construcción de la planta de gas se inicia en marzo de 1999 y consigue su aprobación en 2003. Fecha a partí de la cual se producirían varias paralizaciones por motivo de la modificación del PGOM de Mugardos realizada para legalizar la planta de Reganosa (mayo de 2012) y posteriormente por cambio de uso del suelo de la parcela, no contemplando en el momento en que se expidió el permiso, el uso para una instalación de este tipo (Sentencia Tribunal Supremo, 2016).

 

Muchas han sido las plataformas que han contribuido a la lucha contra la implantación de la planta mediante la interposición de numerosas demandas judiciales y recursos que han dejado ya docenas de sentencias, en un sentido y en el contrario y las movilizaciones y bloqueos de la entrada a la planta, impidiendo el acceso a varios gasero.  Entre ellas se destaca el Comité Cidadán, plataforma vecinal O Cruceiro de Mehá y Comité Ciudadano de Emergencia para la Ría del Ferrol, así como las cofradías de pescadores de Ferrol y Barallobre

 

Todas estas denuncias sobre el mal estado de la ría, han propiciado que una delegación europea de la Comisión de Peticiones haya visitado la zona concluyendo que las denuncias “estaban fundamentadas y eran legítimas” y que “existe una fuerte contaminación y que están amenazadas las zonas de explotación de marisco, aunque ya se había dicho que se había dado una solución al problema”

 

A pesar del descontento social, la gasificadora planea continuar con su desarrollo mediante la formación  en torno al puerto de Ferrol del gran hub de suministro de GNL del noroeste ibérico, con el apoyo total de la presidencia del gobierno reforzar a Galicia como un lugar adecuado para suministrar GNL a los buques es una oportunidad que no podemos desaprovechar” (Alberto Núñez Feijóo, 2017). Creación para la cual es necesario llevar a cabo una serie de obras de especialización y aumento de la terminal que provocarán un mayor deterioro del medio con el que conviven.

 

Se puede concluir que la planta está acelerando la destrucción de la ría y contradice la estrategia de la recuperación de su potencialidad con otros usos más compatibles y sostenibles (turismo, deporte, marisqueo, pesca, etc), que sumado al fuerte descontento general y el declive de la estabilidad social en la zona nos anticipa a saber que el problema de la regasificadora no es su rentabilidad o su necesariedad, sino su pésima y poco estudiada ubicación.

 

Yaisha Estévez Vila

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


Redimensionar imagen