PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE. DEL AULA A LA RED

Otro sitio más de UPM[Blogs], servicio de blogs UPM

MADRID CENTRAL

| 0 Comentarios

Madrid Central es una zona de bajas emisiones que comenzó a funcionar el viernes 30 de noviembre de 2018. Esta medida, la primera del Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, tratará de favorecer al peatón, la bicicleta y el transporte público, que ganarán en protagonismo y espacio también con la reforma de calles como Gran Vía o Atocha. El distrito Centro se convertirá en un pulmón para la ciudad en pleno corazón de Madrid.
Con estas restricciones propuestas sólo se pretende poner la capital española a la altura de otras capitales europeas como Amsterdam, París, Londres o Berlín, donde también tienen medidas de limitación de acceso los vehículos que no cumplen los requisitos de emisiones. Sin embargo, Madrid tiene medidas mucho más restrictivas que el resto de ciudades europeas.
A mi parecer son unas medidas totalmente lógicas y necesarias puesto que actualmente una de las mayores necesidades es cuidar el medio ambiente. Con estas restricciones se busca fomentar el transporte público y la utilización de vehículos eléctricos o poco contaminantes. Se reduce por tanto, la circulación de los automóviles más perjudiciales para el medio ambiente. Además con estas medidas se dota de mayor espacio a los peatones y fomenta por tanto, la accesibilidad y el bienestar de los mismos.
ÁREA
El espacio comprendido por Madrid Central es casi todo el distrito Centro, en el cual se encuentran los barrios de Palacio, Embajadores, Cortes, Justicia, Universidad y Sol. Al implantar Madrid Central, las cuatro áreas de prioridad residencial existentes (Letras, Cortes, Embajadores y Ópera) se integrarán en una nueva Zona de Bajas Emisiones, de perímetro continuo e intuitivo casi coincidente con los límites del Distrito Centro, lo que facilitará considerablemente el conocimiento y comprensión de la medida, tanto por los residentes en el área como por el resto de vecinos y visitantes de Madrid.

“Foto 1. Delimitación del área de Madrid Central. (Fuente: Autopista.es)”
CIRCULACIÓN DE VEHÍCULOS
Las restricciones de acceso afectan a los no residentes. Además, dentro de las excepciones, se establece el límite del etiquetado ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT) para acceder en condiciones determinadas. Como norma general, si no se dispone de etiqueta CERO, ECO, C o B no se puede entrar. Entre ellas, CERO corresponde a vehículos eléctricos, ECO a híbridos eléctricos y de gas, C a motores con el estándar europeo de emisiones para gasolina EURO 4/IV, 5/V o 6/VI o diésel EURO 6/VI; y B corresponde a vehículos gasolina EURO 3/III o diésel EURO 4/IV o 5/V.
Los vehículos que no cumplen las restricciones no pueden rebasar la delimitación de Madrid central, señalizada con señales verticales y horizontales.

“Foto 2. Señalización horizontal. (Fuente: yotaxi)”
BENEFICIOS MEDIOAMBIENTALES
En sus 472 hectáreas, se evitarán un 37% de los kilómetros recorridos actuales y un 40% de las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2), un contaminante que afecta a la salud y cuyos niveles incumplen la normativa desde 2010.
Pero el beneficio de Madrid Central no es solo un aire más limpio, sino que también supondrá menos ruido y la liberación de espacio público para dar el protagonismo a las personas que viven y visitan el distrito en un entorno más acogedor y saludable.
FASES
Madrid Central se está implantando por fases:
1) El 1 de noviembre comenzó una campaña de información en soportes exteriores y medios de comunicación, que se extenderá hasta diciembre.
2) El 30 de noviembre entró en vigor las normas de Madrid Central, con aplicación gradual y progresiva y controles manuales de agentes de policía y movilidad.
3) En enero comenzarán los dos meses de prueba del sistema informático de gestión de multas de Madrid Central. Durante este tiempo, se enviarán comunicaciones sin multa a las personas que incumplan la normativa. En caso de reiteración, se enviará una segunda carta a los 15 días.
He de mencionar que actualmente hay una gran cantidad de información, tanto por las señales y líneas dibujadas limitando el área, como por agentes de policía y personal dispuesto a explicar en qué consiste y cómo funcionan estas medias.
TRANSPORTE PÚBLICO
El Ayuntamiento de Madrid estima que el impacto que tendrán las restricciones al tráfico privado en el área denominada por Madrid Central sobre el total del transporte público de la capital será de apenas un 0,55% en el menor de los escenarios y de 1% en el mayor.
El trasvase de desplazamientos en coche al transporte público que prevé el Ayuntamiento será como máximo de 35.862 viajes al día, 14.345 de la EMT y 21.517 de Metro y Cercanías.
Se recoge que serán 11.256 los desplazamientos que dejarán de realizarse como consecuencia de no cumplir con las restricciones de acceso por tecnología. El aumento de la demanda del transporte público en este caso sería aproximadamente de 14.632 viajes al día.
En cuanto a los viajes de paso, la EMT ha calculado que aproximadamente el 8% de esos viajes se trasvasarán al transporte público, los demás modificarán su ruta actual.
El resultado del número de viajes máximos obtenido por el Ayuntamiento de Madrid es de 35.862, casi nulos en comparación con los 3.551.000 viajes al día realizados el año pasado en los tres principales medios de transporte público.
Pese a estos datos la sociedad demanda mayor servicio del transporte público, principalmente en las horas punta donde son numerosas las personas que requieren de su utilización.

OPINIONES SOCIALES
En la sociedad podemos encontrar diversas opiniones sobre este tema:
 Principalmente la gente afectada por estas medidas son los que no quieren que se lleven a cabo, piensan que son medidas innecesarias y no van a funcionar. Muchos de ellos solo piensan en la congestión del tráfico que va a producir y el mayor tiempo que van a tener que emplear para llegar a su destino.
 En cambio, encontramos numerosas opiniones positivas al respecto, fomentar el transporte público es una de las mejores soluciones medioambientales, además se crearía un espacio más agradable, libre de ruido y contaminación que atraería a los propios habitantes madrileños y a los turistas.
Personalmente, estoy de acuerdo con el segundo grupo de personas mencionado, que son la gran mayoría. Aquellas personas que se ven afectadas por estas restricciones solo tienen que cambiar el vehículo privado por el transporte público o emplear algo más de tiempo en su viaje. Pero este merece la pena si con ello se logra mejorar el medio ambiente y el disfrute de la sociedad de una zona destinada mayoritariamente a los peatones.
CONCLUSIÓN
Con estas medidas, el objetivo principal es dar mayor comodidad a los ciudadanos y lograr al mismo tiempo un lugar con menos contaminación tanto de las emisiones de dióxido de nitrógeno como del ruido. Dotando además a los peatones de mayor espacio para el disfrute de la ciudad.

Autora: Cristina Fernández-Caballero Gómez de la Cueva

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.