PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE DEL AULA A LA RED

Servicio de blogs UPM

LA NOVEDOSA Y POLÉMICA ATRACCIÓN VIAL DE VIGO: UNA PANTALLA LED DE 34.000 EUROS

| 0 Comentarios

En España somos expertos en crear auténticas extravagancias viales, la mayor parte de las veces sujetas a amplias polémicas. Si bien pensábamos que ya lo habíamos visto todo, la ciudad gallega de Vigo ha ido un poco más allá. Una de sus clásicas rotondas con fuentes, luces… cuenta ahora con un curioso detalle: una megapantalla circular LED de cinco metros de longitud por dos de altura que emite todo tipo de imágenes e información.

Esta iniciativa ha sido promovida como parte del Plan de Humanización de la ciudad por su alcalde Abel Caballero, ya famoso por otras acciones como su ostentoso alumbrado navideño o el famoso “Dinoseto”, un tipo de arbusto podado en forma de dinosaurio extendido por toda la ciudad ante las críticas de la oposición. El regidor, con firme intención de situar a Vigo en el mapa, se ha atrevido a comparar la nueva rotonda en la glorieta Rosalía de Castro con Times Square calificándola como “una obra de la modernidad”, y ha advertido a sus ciudadanos que se preparen para lo nunca visto.

A simple vista todo suena muy bonito, pero los especialistas en seguridad vial difieren: instalar una pantalla que emite información más allá de la propia al tráfico en medio de una rotonda es una pésima idea, ya que incita a las distracciones al volante y dificulta la visión dentro de la glorieta. Según expertos de la RACE esta “pequeña aberración” no es en absoluto una buena idea, ya que para ellos cualquier elemento vial, como en este caso una rotonda, únicamente debe contener información referente al tráfico, ya que todo lo que vaya más allá lo único que puede beneficiar son las distracciones de la persona que lleva el vehículo. En una época en la que gran parte de los accidentes de tráfico se deben a distracciones al volante, no es lógico favorecer este hecho a través de malas prácticas que impliquen colocar elementos que ayuden a los conductores a perder la atención sobre la carretera.

El nuevo “cibermonumento”, que trabaja a pleno rendimiento a pesar de la polémica, tiene un fin meramente ornamental según portavoces del consistorio, aunque ya se han barajado otros posibles usos como la emisión en directo de partidos del Celta, previo corte de las calles adyacentes. De momento esto es solo una idea, ya que no existe constancia de ningún acuerdo entre el consistorio y el club deportivo, y por ahora solo se proyectan imágenes de las islas Cíes para su promoción e información sobre futuros eventos en la ciudad.

Desde un primer momento, la rocambolesca idea dividió la opinión de la población viguense entre comentarios, quejas, burlas y pitorreos. Los más precoces ya comenzaron a denominar a la glorieta como “la rotonda de los accidentes”, aunque es cierto que a día de hoy aún no se ha registrado ningún accidente o incidencia. Los detractores de esta idea no solo argumentan el peligro vial que supone, sino su desmesurado presupuesto: 34.000 euros de los 750.000 que el ayuntamiento de Vigo tuvo que desembolsar por la reforma de la glorieta, al que se le debe añadir el coste del dispositivo policial a fin de evitar actos de vandalismo sobre la estructura. Sin embargo, desde la comandancia de la Policía Local desmienten que se haya destinado ningún tipo de operativo especial a la glorieta, más allá de la vigilancia propia del resto de lugares de la ciudad. Sea o no cierto, lo que sí es verdad es que aún no consta ningún acto de violencia o daño sobre la megapantalla.

La rotonda está ubicada en una zona de baja intensidad de tráfico alejada de cualquier lugar emblemático de Vigo y que hace unos pocos años no estaba ni siquiera urbanizada. Aunque la idea pueda gustar más o menos entre los vecinos, muchos coinciden en que “es mejor eso que un campo vallado”.

Los pocos conductores habituales que la transitan pasan de largo sin girar el cuello, aunque desde el consistorio siguen confiando en su potencial. Muchos vecinos lo cuestionan, y dudan si la pantalla aguantará las acometidas de los gamberros una vez que la presencia policial disminuya y si resistirá los fuertes temporales y lluvias que habitualmente azotan Galicia en invierno. Habrá que ver qué acaba pasando con la pantalla, y si se retransmitirán finalmente o no los partidos del Celta… bueno, y con ese otro “pequeño” detalle: los accidentes.

Inauguración de la Fuente de Rosalía de Castro en Vigo – imesAPI

Julen Díaz Martínez

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.