PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE DEL AULA A LA RED

Servicio de blogs UPM

Nuevo proyecto “Castellana Norte”

| 0 Comentarios

La situación de la vivienda y trabajo en Madrid está adoptando hábitos peligrosos, la población crece, la centralización de trabajos en Madrid es cada día más notoria y esto hace que, en los últimos años, encontrar una vivienda en Madrid es una tarea muy complicada, la demanda por lo expuesto anteriormente es elevada y la oferta es muy difícil de ampliar dentro de lo que podemos llamar almendra central.

 

Esta situación se traduce en un aumento de población en las afueras, un aumento de población de los municipios colindantes a la gran capital, como son Getafe, Leganés, Rivas, etc… no paran de crecer.

Esto no tiene por qué ser algo negativo, grandes ciudades europeas siguen esta misma fórmula para conseguir conciliar lugares de trabajo y viviendas, pero es innegable reconocer que traen problemas de movilidad muy serios. Al dispersarse la población, el transporte público pierde eficiencia y aumenta el uso del transporte privado, prueba de ello son las vías de entrada a Madrid, como son la A-42, A-4, A-3, A-6 están colapsadas a diario.

 

Por este motivo es necesario abogar por proyectos sostenibles y vanguardistas como puede ser el Nuevo Distrito de Castellana Norte, protagonista de este Post.

 

Este proyecto busca combinar la ciudad y el medio ambiente, tarea que como sabemos es muy complicada pero sus beneficios son incontables.

 

Podemos considerar como centro o eje de este proyecto la actual estación de Chamartín, que estará acompañada por un distrito dedicado a los negocios y 11.000 de las cuales el 20% seria vivienda protegida.

 

La estación de Chamartín seguirá siendo un gran Hub de transporte, pero más moderno y eficiente, lo que logrará hacer Madrid una ciudad más accesible, reduciendo las necesidades de movilidad.

 

La estación incorporará diez nuevas vías, hasta sumar un total de 31, de estas, 18 estarán dedicadas a las líneas de Alta Velocidad, en lugar de las seis actuales, y 13 a Cercanías. Se busca que tenga una gran importancia en el desarrollo del norte de Madrid.

 

Es importante también hablar de la prolongación de la Castellana, como eje verde uniendo el Prado con El Pardo, detalle que busca la sostenibilidad del proyecto.

 

“Imagen 1. Representación gráfica del proyecto.  (Fuente: gruposanjose.com)”

 

La sostenibilidad es cada día mas importante para la sociedad, esto no siempre ha sido así, el aumento de conciencia social sobre el tema de la sostenibilidad ha seguido un camino lento hasta llegar a la situación actual. Hoy la ciudad es una agente fundamental para hacer frente a los retos de la sostenibilidad y este proyecto es prueba de ello.

 

En este proyecto el medioambiente ha pasado de ser un valor que preservar a ser un activo de diseño, que aporta grandes beneficios sociales y económicos.

En los nuevos proyectos, las ciudades deben conectar a las personas con la naturaleza, mejorando la calidad de vida y preservando y potenciando los valores ambientales del territorio.

 

  

Es lo que llamamos, combinar la ciudad y el paisaje, la ciudad y el medio ambiente, encontrar la armonía entre el activo ambiental y la arquitectura, hay que combinar de manera óptima las calles, plazas, parques y controlar la limpieza, seguridad y calidad ambiental para conseguir esa Ciudad que todos buscamos y deseamos, la Ciudad sostenible del futuro.

 

Es importante también destacar, que el respeto ecológico no está solo presente en el diseño del proyecto, también va a estar presente en la construcción.

 

Los datos actuales sobre emisiones y cambios en el clima certifican la necesidad de optar por formas de construcción más respetuosas con el medio ambiente.

 

Los aparejadores subrayan la necesidad de que el estudio energético y de impacto en huella de carbono de los edificios no se haga solo enfocado a la fase de uso, sino que debe abordar todo su ciclo de vida, desde la construcción hasta la demolición. Y, por supuesto, pensando en la higiene y salud de los ocupantes y vecinos durante su uso.

 

Se espera que 2018, sea el año en el que se inicie este ambicioso proyecto.

 

No sabemos a ciencia cierta que nos depara el futuro, ¿será un éxito? ¿será un fracaso?

Son preguntas a las cuales la incertidumbre unida a un proyecto de estas características no nos deja contestar, pero desde luego, creo que combinar arquitectura y medio ambiente es siempre algo positivo que traerá beneficios a la sociedad y a la ciudad.

 

Gonzalo Úbeda Román

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.