PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE DEL AULA A LA RED

Servicio de blogs UPM

REHABILITACIÓN SOBRE EL RÍO NARCEA

| 0 Comentarios

Miguel Delgado Cándano – miguel.delgado.candano@alumnos.upm.es

La rehabilitación de muchos puentes y estructuras en el Principado de Asturias, sobre todo los ubicados sobre ríos y otras zonas susceptibles de contener especies protegidas, conlleva la realización de numerosas labores de protección del medio ambiente, que son de obligado cumplimiento. 

Un claro ejemplo de ello es la reparación del puente sobre el río Narcea en Cornellana, Asturias, cuyas obras se iniciaron a finales del año 2016 y tuvieron un plazo notablemente mayor al tener que considerar estos condicionantes medioambientales. Detallamos:

a) Labores previas al comienzo de las obras.

Para obtener la aprobación de las obras, antes de comenzar la reparación propiamente dicha del puente, fue necesario ejecutar una serie de trabajos medioambientales requeridos por la Consejería de Desarrollo y Recursos Naturales del Principado de Asturias en el informe del 8 de agosto de 2016. Dichos trabajos fueron:

– El rescate, traslado y control de los ejemplares de la especie en peligro de extinción de mejillones de río, especie Margaritífera. Concretamente, se realizó un rescate en la zona comprendida dentro de 50 metros aguas abajo y 50 metros aguas arriba del puente, recuperándose un total de 280 ejemplares, que fueron censados, marcados con microchips de continuo seguimiento y trasladados a una zona del río varios kilómetros arriba, para que se encontraran totalmente a salvo de cualquier posible agresión o amenaza para su supervivencia, durante todo el periodo de tiempo que se prolongara la ejecución de las obras. 

            Se consideran especies en peligro de extinción, aquellas cuya supervivencia es muy poco probable si los factores de su situación actual siguen perdurando. Es el caso del mejillón de río Margaritífera. Esta especie habita en los ríos que se encuentran en mejor estado de conservación, y puede llegar a alcanzar los cien años de vida, logrando su madurez a los 20 o 30 años. Para su dispersión, depende totalmente de los salmónidos, a los que se sujeta en estado larvario para poder sobrevivir. Esta especie de mejillón se utiliza como uno de los baremos más fiables para determinar el grado de contaminación de los ríos, ya que busca para vivir los ríos que tengan las aguas más limpias y claras (aguas que sean relativamente pobres en calcio) y los fondos rocosos y arenosos con menor contenido en limos. Actualmente, las poblaciones de este mejillón se encuentran muy mermadas por los aprovechamientos hidroeléctricos y la contaminación de las aguas: estas circunstancias hacen que su futuro, a corto plazo, sea muy incierto.


            – La eliminación de plantas invasoras previa a las labores de tala y desbroce de zona de obra. Las zonas de la ribera del río Narcea son consideradas Zona de Especial Conservación (ZEC). Por ello se restringió al mínimo la tala de árboles para los accesos, siendo ésta controlada por la Guardería de Medio Forestal.


b) Labores realizadas durante la ejecución de las obras. 

            – La realización de los trabajos de reparación del puente sobre el río Narcea se llevó a cabo totalmente condicionada por las medidas medioambientales. Una prueba evidente de ello es que las fechas de trabajo se organizaron y planificaron respetando los periodos de pesca en dicho río. Así, los trabajos se dividieron en dos grandes fases: la primera fase contempló la ejecución de un desvío del río para el tramo delimitado entre el estribo E-1 y la pila P-4, y tenía como fecha límite para su finalización el 18 de marzo de 2017, que es la fecha de inicio del periodo de pesca (es decir, en esta fecha se paralizaron totalmente las obras de reparación, para no alterar la época de pesca). Y la fase dos, que contempló el desvío del río del tramo restante comprendido entre la pila P-4 y el estribo E-2, y tenía como fecha inicial el 16 de agosto de 2017, que es la fecha de finalización del periodo de pesca (o sea, la obra se reinició una vez terminada la temporada anual pesquera).

            – Además de la medida anterior, también se tuvieron muy en cuenta las necesidades de la lamprea, otra especie vulnerable del río Narcea. Una especie vulnerable es aquella que tiene muchas probabilidades de convertirse en poco tiempo en una especie en peligro de extinción. Este cuasi-pez, sin mandíbulas ni escamas, de aspecto similar a una anguila, se localiza únicamente en los cauces de los ríos Eo, Navia, Narcea, Sella y Cares. Para poder sobrevivir necesita salir a respirar a la superficie, por lo que las aguas donde habita no pueden ser muy profundas. Para que al desviar el cauce del río Narcea durante la realización de las obras de reparación, no se alterara la profundidad de los lugares donde sobrevive esta especie, se creó una “mota”, una resistente baliza con piedras del propio río, que impedía que llegara una mayor afluencia de agua a estas zonas. De esta manera, el hábitat natural de la lamprea no se vio amenazado en ningún momento.

c) Labores realizadas una vez finalizadas las obras de reparación del puente.

            – Se eliminaron todos los restos de los desvíos provisionales, regenerando el cauce del río a su estado original.

            – Se depositaron todos y cada uno de los ejemplares del mejillón Margaritífera en el mismo lugar en el que se encontraban el día en que se recogieron.

Bibliografía y Fuentes:

            Director Técnico del contratista

            Jefa de Obra del contratista

            Empresa “BIOSFERA”, empresa subcontratada por el contratista para la redacción del Estudio de Protección de Especies 

            Estudio de Impacto Ambiental recogido en el proyecto de rehabilitación.

Ilustración 1 Eliminación Plantas Invasoras
Ilustración 2 Buzo Cogiendo Mejillones e Identificando Lamprea

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.