PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE DEL AULA A LA RED

Servicio de blogs UPM

Cómo realizar un estudio de impacto ambiental

| 0 Comentarios

Salvador Arribas García. Grado de Ingenieria Civil y Territorial

Un estudio de impacto ambiental (EIA) es un documento técnico dirigido a identificar, evaluar y describir los posibles impactos ambientales que producirá en su entorno un determinado proyecto de actuación en caso de ser llevado a cabo, con el fin de que la administración publica competente pueda aceptarlo, rechazarlo o modificarlo según lo demandado por ley.

De acuerdo con lo dispuesto en la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental (BOE de 11 de diciembre), todo estudio de impacto ambiental ( comúnmente conocido como EIA), debe contemplar 5 fases, que comprenderán desde la descripción del proyecto  y sus acciones, tomando en consideración las distintas alternativas que sean menos dañinas para el medio ambiente  y el proceso que vamos a seguir en la realización de la obra hasta la elaboración de una ficha técnica y su árbol de acciones para concluir con una valoración global.

El estudio debe incluir necesariamente la descripción del proyecto: objeto, localización, necesidades de utilización de suelo y otros recursos naturales tanto en la fase de construcción como en relación con todas las acciones esenciales de la fase de realización y también de la de funcionamiento, incluyendo: materiales a utilizar, suelo a ocupar  y otros recursos naturales cuya eliminación o afectación se consideran necesarias para una correcta ejecución del proyecto. Por supuesto, deben detallarse los tipos, cantidades y composición. Todos ellos con una descripción de las exigencias previsibles en el tiempo, en orden a la utilización del suelo y otros recursos naturales, para cada alternativa valorada de los residuos que serán vertidos, así como ruidos, vibraciones, olores o emisiones luminosas. En este examen también se valorarán las distintas opciones que resulten ambientalmente más apropiadas, incluida la alternativa cero, o de no actuación, y que sean técnicamente viables, y una justificación de la solución propuesta que tendrá en cuenta múltiples criterios, económico, funcional, entre los que estará el ambiental. La selección de la mejor alternativa deberá estar soportada por un análisis global donde se tenga en cuenta no sólo aspectos económicos sino también los de carácter social y ambiental.

La ficha de caracterización o ficha técnica comprenderá la identificación del promotor del proyecto, su fuente de financiación y órgano medioambiental que lo regula así como el objetivo de nuestro proyecto y las actuaciones necesarias que se llevarán a cabo para su ejecución.

En esta imagen observamos como seria la ficha de caracterización de un hipotético proyecto. 

En el árbol de acciones del proyecto se evaluaran las distintas fases del proyecto tanto en el proceso de construcción (infraestructura, funcionamiento correcto de la obra, respeto a las normas de seguridad y salud en el trabajo…), en su período de funcionamiento (mantenimiento de instalaciones, tráfico de vehículos, generación de residuos…) y pleno rendimiento, así como, por último, en la fase de abandono y cierre (desmantelamiento, viabilidad o no de reutilización y/o adaptación para una nueva actividad). 

“Foto 1. En esta imagen observamos dos tablas una primera que representa como seria la ficha de caracterización de un hipotético proyecto y una segunda tabla en la que se puede observar como serian las distintas fases detalladas en un árbol de construcción en la que podemos observar las fases, labores y acciones que serian llevadas acabo (Fuente: Tabla realizada por mi observando otros ejemplos).”

El estudio debe incluir un análisis comparativo de las alternativas de impacto ambiental con el fin de resaltar las fortalezas del proyecto y disminuir las posibles amenazas o debilidades del mismo. El instrumento para llevar  a cabo esta parte del estudio es el constituido por el llamado “análisis  DAFO”*, que nos permitirá  analizar la obra desde distintos puntos de vista teniendo en cuenta sus aspectos negativos y positivos desde varios puntos de vista.

“Foto 2. En esta tabla observamos como seria el análisis “DAFO” de una de las posibilidades de nuestro proyecto. acabo (Fuente: Tabla “DAFO” realizada por mi observando otros ejemplos).”

Por último, el EIA incluirá una valoración global de sus fortalezas y debilidades que junto con los múltiples análisis DAFO nos ayudaran a decidir cual de las opciones es la que mas nos conviene pudiendo realizar una comparación y seleccionar justificadamente cual de las alternativas será la mas adecuada y la que deberá ser llevada a cabo conociendo el impacto que generara .

*El análisis “DAFO” es una herramienta de apoyo en un estudio en el que se analizan las debilidades y fortalezas, en este caso de nuestro proyecto y su situación frente a posibles amenazas o debilidades que tenga en la parte negativa o por el otro lado de sus fortalezas y posibles oportunidades que nos genere. Las fortalezas y debilidades se suelen ver desde un análisis interno mientras que las oportunidades y amenazas de un análisis externo.

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.