PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE DEL AULA A LA RED

Servicio de blogs UPM

EL USO DE DRONES COMO PREVENCIÓN DE INCENDIOS

| 0 Comentarios

¿Qué es un dron?

Un dron o vehículo aéreo no tripulado (VANT) es una aeronave capaz de volar sin tripulación, propulsada por un motor de explosión, reacción o eléctrico, con capacidad para mantener un vuelo de forma controlada. Hay dos tipos de drones: controlados a distancia, y aquellos con vuelo autónomo a partir de un mapa de vuelo.

Historia

Las primeras pruebas para la creación de Vehículos Aéreos No Tripulados (VANT) empiezan entre los años 1914 y 1918, durante la I Guerra Mundial.

  • En 1916 se consigue construir un vehículo aéreo no tripulado que podía ser controlado por una radio a distancia, y cuyo objetivo era servir como blanco y defensa.
  • En 1917 se perfecciona la materia estudiada. Así se consigue construir el “Torpedo Aéreo Kettering (Kettering Bug)”, por la General Motors.

Nos trasladamos hasta finales del siglo XX para llegar a los vehículos aéreos no tripulados, y dirigidos mediante radio control con total autonomía. Así mismo, gracias a nuevas técnicas se ha conseguido que den comunicaciones más seguras (fotos, mensajes, etc), que son muy complicadas de detectar y poder interferir en ellas.

Ventajas y desventajas de los drones

Cualquier aparato hoy en día, tiene sus ventajas y desventajas. Para ello se analizarán las principales:

  • Ventajas: la posibilidad de su uso en áreas de acceso complicado o que tengan alto riesgo (ventaja principal para el tema tratado); no necesita un tripulante que la dirija, etc.
  • Desventajas: los drones pueden ser hacheados, y hacer un mal uso de ellos; tienen una capacidad de vuelo limitada, necesitan unas determinadas condiciones meteorológicas por el hecho de trasmitir buenas imágenes; gran coste en la compra y mantenimiento, etc.

Los drones en la actualidad

La utilización de los drones es muy común en nuestra vida diaria, ya sea como diversión, en investigaciones, envíos, etc, y sobre todo en el terreno militar, tanto para misiones de reconocimiento como de ataque.

Su uso particular está regularizado, ya que no podemos hacer uso de los drones en cualquier lugar, debido a que pueda causar daños hacia personas, o provocar accidentes. Es por eso que también se imparten cursos sobre como hacer un buen uso de los drones, y sobre todo se enseña a utilizarlos y dirigirlos de una forma totalmente segura.

Dejando atrás estos casos nos centraremos en uno muy importante, su uso civil para poder ayudar en nuestro medio. El caso que voy a tratar es su utilización para la prevención de incendios, tanto en la vigilancia como en la extinción.

El uso de drones como prevención de incendios

Una de las escenas más habituales que caracterizan los veranos de nuestro país es ver como aparecen incendios forestales, que están descontrolados, y son muy intensos debido, sobre todo, a las altas temperaturas que se dan en esa época del año. La causa se debe a múltiples factores: la sequía, el cambio climático, o el factor humano que es el más probable, entre todos los casos posibles.

En numerosas ocasiones no se puede actuar de manera inmediata ya que el incendio puede darse en un lugar de difícil acceso, lo que dificulta la labor de bomberos y gente desplaza en la ayuda para apagar el fuego. Es por eso que se ha pensado una nueva forma de ‘atacar’ los incendios, sobre todo aquellos que sean en lugares poco accesibles para la actuación directa del ser humano, o incluso para informar de incendios que no han sido localizados.

Los drones son capaces de sobrevolar zonas y hacer informes mediante fotografías o vídeos que mandan para poder estar atentos ante un posible incendio en la zona. También se han fabricado otros drones, cuya función no es simplemente vigilar mediante un mapa de vuelo o siendo dirigidos desde tierra, sino que son capaces de actuar en caso de incendio para intentar apagarlo antes de que se propague, o que pueda ayudar antes de que llegue la labor de los bomberos.

Drone Hopper

Un dron diseñado para actuar en la extinción de incendios forestales es el “Drone Hopper”. Se caracteriza por una forma cilíndrica de 0.8 metros de radio por 0.5 metros de alto. Puede llevar hasta 300 litros de agua y posee cámaras térmicas y sistemas de navegación. Con estos sistemas puede dar el punto exacto del foco del incendio y ayudar en la extinción.

Un dron para combatir las llamas

FOTO 1. Drone Hopper, capacitado para apagar incendios

Los drones antiincendios en España

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) aprobó en el año 2013 la utilización de los drones en las labores de incendios forestales y ya son muchos las ciudades que se han sumado a este proyecto. Ellos quieren controlar zonas que puedan ser incendiadas o que ya han sido incendiadas otros años, y que han causado grandes daños, por lo que esta actuación podría ayudar mucho a acabar, de forma parcial o total, de la despoblación forestal.

Alejandro Perales Juidías

Bibliografía:

https://es.wikipedia.org/wiki/Veh%C3%ADculo_a%C3%A9reo_no_tripulado#Usos

http://www.elmundo.es/ciencia/2013/11/23/528fbe7063fd3dad5a8b456f.html

https://www.drone-hopper.com/

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.