PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE DEL AULA A LA RED

Servicio de blogs UPM

El puente de Castilla-La Mancha

| 0 Comentarios

Uno pensaría que los puentes con récords de España o de cualquier lugar del mundo están construidos o proyectados en grandes ciudades, con importantes zonas portuarias, ríos anchos y caudalosos que cruzar; o en importantes obras lineales que atraviesen embalses, valles, etc. En este selecto grupo podemos incluir: al Puente de la Constitución de 1812 recientemente inaugurado en Cádiz que da acceso a la ciudad andaluza, que ostenta el record de ser el puente de mayor luz de España con 540m y el de segundo mayor gálibo (69m) del mundo; al Puente Ingeniero Carlos Fernández Casado que cruza el Embalse de Barrios de Luna (León) que ostentó durante mucho tiempo el record mundial del vano de un puente atirantado;  al Viaducto de Montabliz en Cantabria, con la pila más alta de España con 145m. Pero ninguno de estos consigue el record del puente con la estructura más alta, ostentado desde 2011 por el Puente de Castilla-La Mancha construido en Talavera de la Reina (Toledo) con 192m.

La pregunta lógica que cualquiera se hará es: ¿Por qué un puente de semejantes dimensiones es necesario en la segunda ciudad más importante de Toledo? Veamos primero todos los datos en conjunto. La longitud del puente es de 740m, de los cuales 318 son del vano atirantado y el resto en viaducto. Para los tirantes se ha dispuesto un pilono inclinado de 192m. Tiene 152 tirantes, que unidos alcanzarían una distancia de más de 33km, siendo el más largo de 410m, y pesando en su conjunto 1.785 toneladas. Para la estructura se han empleado 72.108m3 de hormigones y 10.100 toneladas de acero. Y su cometido es salvar el Tajo a su paso por la ciudad toledana para dar continuidad a la circunvalación de la ciudad y unir la A-5 con la N-502.

Cualquier persona que viaje por la A-5 se topa con una gran torre a lo lejos según se va acercando a Talavera de la Reina. Y muchos se preguntarán cuál será el cometido de semejante estructura. Choca porque durante un rato, en la zona sólo se aprecia la torre y nada más. Sólo alguien que sepa dónde se encuentra en ese momento puede decir que tiene que ser Talavera, pero no se ve ningún edificio ni nada por el estilo. Solo campos, algún monte, y la torre. Ya cuando el vehículo se va acercando a Talavera de la Reina uno comprende lo que ve. Comprende y compara con lo que hay cerca. Se observa que en Talavera hay edificios residenciales altos, pero no de las dimensiones tales como las del Puente de Castilla-La Mancha. Además por fin uno se da cuenta de que se encuentra ante un puente. Luego destaca que el puente no esté en el centro de la ciudad ni en una zona periférica pero muy poblada. El puente se aprecia perfectamente pues carece de edificaciones cercanas. Y entonces surge la pregunta ¿Qué hay ahí para merecer semejante estructura?

FOTO 2 - Puente Castilla-La Mancha Ignacio Nieto Pe------a FOTO 1 - Puente Castilla-La Mancha Ignacio Nieto Pe------a (1)

FOTO 1: Vista del puente desde Cazalegas a 15km de distancia. (Fuente: propia)

Bien, el puente se inaugura en octubre de 2011, después de cuatro años de construcción. Se planeaba hacer una importante circunvalación sobre Talavera de la Reina y así evitar que los conductores que quisiesen acceder a la A-5 desde la comarca de la Jara se vieran obligados a atravesar el centro de la ciudad toledana, y viceversa. Se proyectó una vía interurbana de dos carriles por cada sentido, con el puente como parte estrella, pues había que salvar el río Tajo. Corrían tiempos de bonanza económica y la promotora de la obra, la Junta de Castilla-La Mancha decidió realizar una fuerte inversión y no solo beneficiar con la obra sino también poner en el mapa a Talavera de la Reina con un puente de dimensiones de record para ese entonces. El coste total el puente asciende a los 73.469.917,76€.

 

A día de hoy, la circunvalación está a medio hacer pues la crisis paró una parte. El paisaje de la zona es el típico de las zonas españolas en que el crecimiento urbanístico ha quedado totalmente frenado. Varias rotondas autóctonas de España para canalizar un tráfico inexistente durante muchos ratos del día, pues tampoco hay nada en las fincas colindantes a la circunvalación y a su puente, solo campo y alguna pequeña explotación a la que se accede por caminos. El puente cuenta con un mirador en lo alto del pilono, al que se accede con un ascensor, pero a día de hoy se encuentra cerrado.

FOTO 2 - Puente Castilla-La Mancha Ignacio Nieto Pe------a

FOTO 2: Panorámica del puente y sus alrededores con Talavera al fondo. (Fuente: propia)

Dicho todo esto, ¿es realmente necesaria semejante inversión para un puente en una circunvalación? ¿Es realmente adecuado el tipo de puente y sus dimensiones?

Ante la primera pregunta, y ya pasados unos años del estallido de la crisis en España, la respuesta es inmediata. Seguro que por muchos millones menos se podría haber salvado el Tajo, pues a esta altura el río ya es ciertamente ancho pero no estamos hablando de su desembocadura en Lisboa ni nada parecido. Y seguro que por muchos millones menos se podría haber hecho un puente mucho más sencillo. Puestos a hacer una obra con cierto impacto mediático y con deseo de dar valor monumental, seguro que hay numerosas alternativas a esta.

Concluyendo, el impacto de la obra es muy elevado. El alto coste de construcción, los elevados costes de mantenimiento, que a día de hoy suponen una de las quejas principales de sus detractores. Y lo que más impresiona a cualquier persona, el impacto visual que tiene sobre una zona más bien rural, en una ciudad mediana, sobre la que no destaca apenas nada visualmente y a la que se le ha colocado una estructura que algunos ya han bautizado como la puñalada o el puente erecto.

IGNACIO NIETO PEÑA

Universidad Politécnica de Madrid

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.