PATRIMONIO, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE DEL AULA A LA RED

Servicio de blogs UPM

PATRIMONIO SUMERGIDO. LA PRESA DE SANTILLANA

| 1 Comentario

En el empeño de revalorizar el patrimonio de la ingeniería civil, este artículo tratará de dar la relevancia que merece a una obra civil que, aunque se sitúa a pocos kilómetros de Madrid, pasa inadvertida para la mayoría. Se trata de la antigua Presa de Santillana en la localidad de Manzanares El Real, hoy inundada en casi su totalidad por otra presa más moderna  y en claro estado de deterioro.

Se ha querido destacar la importancia de esta obra hidráulica desde diferentes campos fundamentalmente en el de la ingeniería civil y el artístico-cultural.

La construcción de la Presa de Santillana (1908) se incluye en un proyecto hidráulico mucho mayor emprendido por el Marqués de Santillana con el cual se quería proporcionar a Madrid y pueblos cercanos por un lado de abastecimiento de agua, ya que el Canal de Isabel II presentaba ciertas deficiencias de abastecimiento, y  por otro lado de potencia eléctrica; siendo la primera vez que una empresa española era la encargada de este servicio.

Este proyecto constaba de varias presas situadas en el Manzanares siendo la mayor y primera la de Santillana y otras dos menores aguas abajo, instalándose sucesivos saltos hidroeléctricos en derivación de producción eléctrica. A su vez proporcionaban a través de una importante red conducciones en presión y canales el caudal necesario para el abastecimiento de Madrid, Colmenar el Viejo, Alcobendas y otras localidades cercanas.

En cuanto a la importancia estructural de la presa de Santillana cabe decir que es una de las primeras presas en España, junto con el Villar, que se realiza mediante el uso de la mecánica racional introduciendo el cálculo analítico de esfuerzos. Utiliza el perfil teórico de Sazilly, formado en la sección del cuerpo de presa por un triángulo isósceles, con la particularidad de que el perfil transversal de esta presa está formado por una vertical en el paramento de aguas arriba y un arco de parábola en el de aguas abajo tangente a la hipotenusa del triángulo de Sazilly.

 En lo que se refiere a sus características hidráulicas señalar que el aliviadero de avenidas es exento del cuerpo situado en la margen derecha del río, a la altura de la coronación de la presa y siguiendo una curva de nivel. Como se aprecia en la fotografía siguiente posee un sencillo revestimiento del lado izquierdo en la zona de cuerpo de presa, discurriendo a continuación el caudal desaguado por el cauce de la ladera sin revestimiento alguno y alcanzando la restitución al cauce de forma natural.

Figura 1: Fotografía de la antigua Presa de Santillana.

Algo que llama sin duda la atención es la directriz de esta presa, formada por dos arcos de distinta curvatura unidos en la torre de toma, salvando dos vaguadas que hay en el emplazamiento. Por aquel entonces no se conocía de forma cuantitativa cómo el arco contribuía a resistir los esfuerzos pero sí se intuía que otorgándole esa curvatura a la directriz de la presa ayudaba a su estabilidad. Es por este motivo, que presumiblemente los proyectistas de esta presa no se atrevieran a ejecutarla con una única curvatura sino que prefirieron apoyarse en ese pequeño montículo que divide las dos vaguadas, constituyendo así esa directriz tan peculiar.

En cuanto al terreno artístico-cultural, la presa es de carácter historicista recreando el estilo artístico del Castillo de Manzanares situado en la localidad próxima. Sin duda la torre de toma es el elemento más característico de la presa, por su altura y por una estética, y actualmente por ser el elemento que logra emerger de la inundación. Se eleva en el punto de confluencia de ambas secciones, alcanza los 35 metros de alto y es de forma octogonal, decorada con bolas de piedra en todos sus lados al igual que tiene la torre del homenaje del citado castillo.

Tras dejar constancia de las múltiples singularidades  que entraña la presa de Santillana, no cabe duda de que forma parte del patrimonio histórico, artístico e ingenieril madrileño. La gran pregunta es por qué no se ha podido conservar esta gran obra civil, parte de la historia de la capital española. Existen ejemplos en los que se preservó la obra anterior como la Presa de Puentes III en el Río Guadalentín, situando la presa actual aguas arriba de su predecesora.

En el caso de Santillana no fue así, construyéndose en 1969 la presa actual aguas abajo e inundando así la antigua. Entre las posibles razones por las que se ejecutó aguas debajo de la histórica presa  se descartan motivos geológicos o geotécnicos, ya que el cimiento que hay en el emplazamiento aguas arriba sique siendo competente al componerse de rocas ígneas y graníticas por lo que a grandes rasgos no hay ningún inconveniente en ejecutar la presa en ese punto.

En cuanto a la topografía que determina la cerrada, el emplazamiento aguas arriba de la misma, si bien tiene una longitud de coronación algo mayor que aumentaría su coste, sigue siendo bueno en cuanto a estrechez se refiere, como se aprecia en la fotografía anterior. Incluso se puede dar la posibilidad de plantear una tipología de fábrica dotándola, en cualquier caso, de una directriz con una única curvatura y no como se ejecutó realmente, con una forma que no ayuda a resistir los esfuerzos ni adaptándose a las curvas de su vecina.

Finalmente uno de los factores que pudo decantar la construcción de la presa aguas abajo es el aumento de la capacidad de almacenamiento del embalse con este emplazamiento frente a la alternativa de aguas arriba que perdería parte de su capacidad.

Figura 3: Embalse de Santillana (Madrid). Antiguo muro de presa y torre neogótica (año 1906.

Se concluye por tanto que la construcción de la nueva presa de Santillana en el emplazamiento de aguas abajo se debe principalmente a motivos de abaratamiento del coste del cuerpo de presa y aumento del volumen embalsado, todo esto junto a una todavía no desarrollada conciencia profesional sobre el patrimonio civil construido hizo que en su día se perdiera una seña de identidad que marcó el desarrollo social, artístico y técnico de una época.

Carlos Javier Serrano Casillas

Andrea Pérez Velasco

Estefanía Villamayor Buzón

Mar Gesé Bordils

Un Comentario

  1. El articulo refleja un excelente trabajo de investigación sobre un patrimonio hidráulico que por sus fines originales,situación y sus características de construcción hace interesante descubrir la existencia de esta presa situada el Manzanares el Real.por ello ,consideró que es un referente de estudio para los estudiantes de ingeniería de caminos,puerto y canales. Enhorabuena a los autores por el trabajo de divulgación y de amor por resurgir de las aguas una importante obra de la hidrología española.

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.