28 noviembre, 2021

Observatorio tecnológico de eLearning del Gabinete de Tele-Educación de la Universidad Politécnica de Madrid

m-learning: bases y reflexiones

Share

En el siguiente artículo intentare resumir y sobre todo extraer un poco las conclusiones que he podido sacar de unos cuantos textos que he encontrado, los cuales dejo en una carpeta “m-learning” dentro del observatorio.

La mayoría de estos textos hablan de casos concretos, y yo aquí quería reflejar los principios y no entrar en tecnicismos.

Estos moviles…‘ http://www.flickr.com/photos/16995443@N03/2714486393

Antes me gustaría comentar alguna conclusión de la charla con Tíscar Lara (Vicedecana de cultura digital de la escuela de organización industrial EOI). Os animo a echar un vistazo a su blog http://tiscar.com/. Hablando con ella, vi todo el camino que nos queda por recorrer dentro de estas nuevas “modalidades” de enseñanza, pero también me hizo ver lo que queda en general por andar. Pensé que todo, o casi todo, estaba ya escrito en el M-Learning y parece ser que aun hay mucho que hacer. Pensé que ya estaban claramente establecidas las fronteras y sobre todo los estándares; Pero parece ser que mis preguntas también son las suyas o al menos no hay un estándar:

¿Se debe crear un curso específico para m-learning?

¿Es necesario crear contenidos con un formato especial?

¿Se debe crear una plataforma con una tecnología específica para móviles?

¿Que requisitos de accesibilidad se deben de tener en cuenta para la generación de contenidos y navegación?

¿Como hacer que los docentes se involucren y aprendan a trabajar con estas tecnologías?

Al final y como en muchas cosas en la vida, muchas de estas preguntas encuentran una posible solución en el sentido común.

Me quedo con una idea que comentó Tíscar y es, que no hay que centrarse tanto en la parte de “consumo”, entendiéndolo como toda la tecnología e infraestructura que pueda soportar el proyecto; Si no buscar un  modelo educativo en donde aplicar las ventajas del m-learning.

Me centraré sobre todo en el artículo “Mobile learning: A new paradigm in Electronic Learning”. Por otro lado, “Navigation Support for Mobile Learning” y “M-Learning Accessibility Design: A case Study”, son aplicaciones prácticas de m-learning en diferentes situaciones. La primera aplicación se basa sobre todo en  enseñar a los estudiantes de nuevo ingreso de una facultad, el funcionamiento del campus y mediante actividades, con ayuda de tecnologías GPS y con códigos RFID conocer bien  los puntos de interés del propio campus. El segundo caso de estudio se centra en la accesibilidad para gente con cierta discapacidad, sobre todo visual, y las ventajas que ofrece para  su integración en el proceso educativo.

Enmarcando el M-Learning

Con el aprendizaje móvil, es posible para los estudiantes, encontrar y aprender que es lo que quieren, en el lugar y al ritmo que mas se les ajuste. Los estudiantes pueden colaborar con los profesores y con otros estudiantes con el fin de mejorar el aprendizaje.

El aprendizaje móvil puede ofrecer además materiales en formato multimedia de una manera económica y rápida para enseñar a los estudiantes según sus necesidades.

Se proponen 4 niveles:

Nivel 1: Aplicaciones

Existe un número ilimitado de aplicaciones potenciales para la enseñanza y muchos tipos de actividades fuera del aula.

Ej.: A lo largo de una práctica al aire libre un alumno recogiendo muestras, puede necesitar cierta información de ayuda. Esta información se puede descargar a través del dispositivo móvil, además podrá obtener también información sobre el estado del tráfico o el tiempo, antes de desplazarse a otra ubicación.

El éxito de la organización de  una actividad de m-learning depende del coste, la fiabilidad de la red inalámbrica y el nivel tecnológico o adaptación de los estudiantes a estas nuevas tecnologías.

Nivel 2: Infraestructura del usuario móvil

Los dispositivos móviles pueden proveer de texto, vídeo bajo demanda o servicios de información.

Nivel 3: Protocolo móvil

El protocolo es una capa para la conexión de las aplicaciones de m-learning con las diferentes redes móviles y los sistemas operativos de manera independiente al movimiento.

Es importante conseguir independizar las aplicaciones del propio dispositivo o de la red inalámbrica.

Nivel 4: Infraestructura de redes móviles

Los dos factores más importantes serán la velocidad de transmisión y la cobertura.

Otro factor importante es el soporte de multidifusión (Multicast), es decir, varios estudiantes conectados a la vez. Será imprescindible para ciertas actividades educativas.

Administración del conocimiento y comunidad de aprendizaje

El m-learning tiene las siguientes características:

  • Dinamismo. Contenidos muy actuales.
  • Trabaja en tiempo real.
  • Colaborativo. Se puede aprender de otros, se interconecta al estudiante con expertos, compañeros y profesionales.
  • Individual. Cada estudiante selecciona las actividades desde su menú personal.
  • Comprensible. Proporciona elementos de aprendizaje desde numerosas fuentes, permitiendo a los estudiantes seleccionar el formato preferido, el método de enseñanza o el proveedor de formación.
  • Crea comunidades, que van siendo construidas gracias a sus miembros.

Ofrece a los estudiantes: libertad, estructuración del tiempo adaptada al estudiante y un estímulo para aprender de esta manera.

Las tecnologías de aprendizaje móvil para búsqueda, administración de documentos y colaboración, están creando redes de conocimiento a través de los estudiantes con las comunidades de aprendizaje.

El m-learning extiende el alcance de la enseñanza y aprendizaje más allá de los límites físicos de la clase y recursos educativos.

Conclusiones

El aprendizaje móvil, al perder la interacción “cara a cara”, se transforma en algo “seco”. Los estudiantes necesitan poder seguir accediendo a los docentes y otros estudiantes para hacerles preguntas y recibir una guía o asesoramiento. Un entorno ideal, necesita que los estudiantes cursen parte a través de m-learning y a su vez tengan que seguir asistiendo al aula para puntos clave. Un buen sistema de aprendizaje móvil debería dar un enfoque de instrucción y de información.

Aunque el m-learning se sirve de tecnología, depende principalmente de la interacción humana para alcanzar el éxito.

La tecnología es un término indispensable para el m-learning, pero los principales retos se deberían centrar en el contenido, la estrategia y en el propio cambio del método de enseñanza.

El m-learning nunca debería reemplazar a las aulas tradicionales.

oriol.borras@upm.es

Autor Oriol Borras Gené

Técnico en eLearning de la Universidad Politécnica de Madrid, trabajando en el Gabinete de Tele-educación

CC BY-NC-SA 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.