7 octubre, 2022

Observatorio del Gabinete de Tele-Educación

Observatorio tecnológico de eLearning del Gabinete de Tele-Educación de la Universidad Politécnica de Madrid

imagen de personas haciendo una videoconferencia

Eventos Híbridos en Educación

Share

El desarrollo de la tecnología en el campo de la comunicación ha permitido la implantación gradual del formato online. Pero, a raíz de la crisis generada por la pandemia, se ha impuesto dicho tipo de evento como una opción profesional y viable.

Programas para reuniones o clases online como Teams, Zoom y Blackboard Collaborate han sufrido una rápida transformación y progreso en un breve periodo de tiempo gracias a la demanda mundial. El principal objetivo era lograr una alternativa a la presencialidad para tratar de paliar los efectos del parón que supuso la situación sanitaria para numerosos sectores e industrias.

En concreto, en la educación y en la industria audiovisual, el empleo del software para la retransmisión de contenido online o para las reuniones y clases, han sido claves.

En el caso de las carreras y las universidades online, se ha incrementado su atractivo y los alumnos cada vez las demandan más. Además, el perfil de acceso de dichas universidades o grados online ha cambiado. Esto se debe a factores como la falta de plazas en las carreras presenciales, la comodidad, la posibilidad de ver las clases donde y cuando quieran, precios, etc.

Actualmente la situación sigue siendo compleja y no se ha recuperado, al menos en España, la realidad precovid. Por ello, aunque muchos eventos y gran parte de las clases ya se tratan de realizar de forma presencial, el formato híbrido tiene aún mucho potencial.

Un evento, o una clase híbrida, consiste en fusionar el formato en vivo más el online.

Un evento híbrido tiene diversos puntos fuertes: pueden asistir espectadores o alumnos que de otra manera no podrían por problemas de aforo, desplazamiento, organizativos o sanitarios, la interacción con diversas partes del mundo, la implementación de la realidad 3D.

Por el contrario, debe tenerse en cuenta que estos eventos necesitan de equipo técnico muy especializado, de una localización física pero también todos los elementos propios de un evento online como cámaras, conexionados, servidores, realización, sonido, iluminación…

Se busca poder ofrecer a los espectadores online una experiencia similar a la presencial.

Podemos encontrar distintos elementos comunes en eventos: un plató virtual o una zona física en la que los ponentes, presentadores y demás interlocutores puedan desplegarse para, frente una o varias cámaras, ser captados. Normalmente se deben tener en cuenta espacios, tamaños, escenografía, iluminación, sonido, interactividad…

Para mantener al público o al alumnado activo, atento e interesado es crucial disponer de material audiovisual que permita dinamizar el acto, la ponencia o la clase.  En esta línea existe una herramienta muy útil, enfocada principalmente a la docencia, llamada Wooclap. Permite crear diferentes tipos encuestas, test, presentaciones o ejercicios, entre otras opciones, aplicando además técnicas de gamificación.

Por supuesto la complejidad técnica y los recursos necesarios dependerán del tipo de evento que se quiera realizar.

Por ejemplo, una clase híbrida básica necesitará el equipamiento clásico del formato presencial y para el apartado online se debe tener en cuenta la necesidad de un equipo que permita captar la voz  del docente, un software que permita dicho recurso y enviarlo a la plataforma que dispondrá los servidores y el servicio al que se conectaran los asistentes online. Pero normalmente el profesor necesita más recursos: mostrar unas diapositivas, una pizarra, que se le vea a él o ella, poder ver a los alumnos que se conectan, poder hablar con ellos para cualquier consulta o incluso que los compañeros presenciales puedan ver a los online.

En este caso más complejo se debe buscar una cámara o webcam, algo de iluminación, tener en cuenta el plano, buscar software como Zoom o Teams que faciliten la comunicación.

Con respecto al streaming, plataformas como Youtube o Twitch ofrecen numerosas facilidades y pueden ser muy útiles para llegar a un público más general.

En cambio, el uso de servidores privados a través de herramientas como Wowza o Dacast, requieren más conocimientos y son de pago.

Respecto al campo de los eventos audiovisuales tenemos distintos ejemplos de cómo se puede complicar una producción. La apuesta por la creatividad junto con el desarrollo de la realidad virtual, buscan romper constantemente con los esquemas.

Un ejemplo interesante de lo que se puede llegar a lograr lo tenemos en eventos como los premios Óscar, el Ideal de Barcelona, el centro de experiencias inmersivas de Madrid, conciertos, teatros, presentaciones, inauguraciones…

En la Universidad Politécnica de Madrid, el estudio de grabación y sus diversas soluciones se muestran en un vídeo de su canal de Youtube. Gracias al equipamiento, como cromas, iluminación o cámaras profesionales, se puede lograr una calidad óptima.

En definitiva, el formato híbrido permite ampliar las diversas posibilidades y da pie a explorar, tanto en el mundo audiovisual como en el educativo, llegando así a más personas y mejor.

Jesús Sepúlveda

Autor Jesús Sepúlveda

Técnico Audiovisual en GATE UPM.

CC BY-NC-SA 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.