Archivo de la etiqueta: Harper Lee

#hoyleemos: “Matar a un ruiseñor” de Harper Lee


«Disparad a todos los arrendajos azules que queráis, si podéis acertarles, pero recordad que es un pecado matar a un ruiseñor».
“La conciencia de una ciudad impregnada de prejuicios, violencia e hipocresía se enfrenta con la fortaleza de un hombre que lucha por la justicia.

Voz: Juani Montoro de @bibliotecaetsii
Edición de audio: @bibliotecaetsii

.

Matar a un ruiseñor / Harper Lee — HarperBolsillo
Título disponible en @bibliotecaetsii. Sig. 82N LEE mat
Canal Podcast de @bibliotecaetsii #hoyleemos

#hoyleemos: “Matar un ruiseñor” de Harper Lee

matarunruiseñor

Jean Louise Finch evoca una época de su infancia en Alabama(EE. UU), cuando su padre, Atticus, decidió defender ante los tribunales a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca. Matar un ruiseñor muestra una comunidad dominada por los prejuicios raciales, la desconfianza hacia lo diferente, la rigidez de los vínculos familiares y vecinales, y un sistema judicial sin apenas garantías para la población de color.

Así comienza “Matar un ruiseñor”

“Cuando se acercaba a los trece años, mi hermano Jem sufrió una peligrosa fractura del brazo, a la altura del codo. Cuando sanó, y sus temores de que jamás podría volver a jugar fútbol se mitigaron, raras veces se acordaba de aquel percance. El brazo izquierdo le quedó algo más corto que el derecho; si estaba de pie o andaba, el dorso de la mano formaba ángulo recto con el cuerpo, el pulgar rozaba el muslo. A Jem no podía preocuparle menos, con tal de que pudiera pasar y chutar.

Cuando hubieron transcurrido años suficientes para examinarlos con mirada retrospectiva, a veces discutíamos los acontecimientos que condujeron a aquel accidente. Yo sostengo que Ewells fue la causa primera de todo ello, pero Jem, que tenía cuatro años más que yo, decía que aquello empezó mucho antes. Afirmaba que empezó el verano que Dill vino a vernos, cuando nos hizo concebir por primera vez la idea de hacer salir a Boo Radley.

Yo replicaba que, puestos a mirar las cosas con tanta perspectiva, todo empezó en realidad con Andrew Jackson. Si el general Jackson no hubiera perseguido a los indios creek valle arriba, Simon Finch nunca hubiera llegado a Alabama. ¿Dónde estaríamos nosotros entonces? Como no teníamos ya edad para terminarla discusión a puñetazos, decidimos consultar a Atticus. Nuestro padre dijo que ambos teníamos razón.”

Matar un ruiseñor / Harper Lee
Matar un ruiseñor en Wikipedia
Matar un ruiseñor en las Bibliotecas UPM