UPM Agros Around The World

Otro sitio más de UPM [Blogs], servicio de blogs UPM

EUROPA

Pais/Ciudad de intercambio:  Croacia, Zagreb.

Universidad : University of Zagreb , Faculty of agriculture

Autor: Rodrigo Barba Quiles

 

BlogAgro1No es uno de los destinos más demandados como Erasmus, se trata de un país de reciente acceso a la UE, además de tratarse de un país joven dentro de Europa desde (1991-92), posee su propia moneda la kuna que al cambio son 1Euro 7.68 HRK ( de república hrvastska "Croacia en croata"), su idioma es Croata de origen eslavo similar en cierto modo con el esloveno algo de bosnio pues proceden de la misma raiz pero es mejor no recordarles este detalle.

De clima Zagreb suele ser mas templado en los otoños pudiendo alargar las actividades de verano y durante el invierno algo frío por las nevadas, la ciudad cambia su rutina hasta la navidad (pistas de hielo, mercadillos, carpas y conciertos). Sobre todo lo que se recomienda es llevar buenas botas.

En cuanto a la gente y compañeros es sencillo hacer amistad en la universidad, hablan bien ingles y es asombroso la facilidad que tienen para aprender nuevos idiomas , incluso español. La gente joven y estudiantes son gente abierta, simpática y que se presta a ayudar (recomendado acudir a la asociación IAAS (Croacia) de estudiantes en la Faculty of Agriculture, University of Zagreb)

En mi caso compartí piso a mitad de camino frente la facultad y el centro (jordanovak 59, Noreste de Zagreb, cerca del parque Maksimir uno de los mas grandes de Europa) el transporte en tranvía desde esta zona es muy frecuente, alquiler económico y un sitio muy amplio, por ello recomiendo el buscarse un piso o casa antes que las residencias de estudiantes que se encuentran mas alejadas ( cerca de Jarum un lago al Suroeste de la capital).

Respecto a la universidad de agricultura decir que se trata de una carrera mas vinculada a la biologia/ecologia que a la ingeniería (pues en Zagreb todas las ingenierías se encuentran reunidas en una misma facultad el FER), las asignaturas ofertadas para Erasmus solo se imparten a alumnos de dicho programa en ingles, por ello el trato con los profesores suele ser muy cercano/flexible. Es una facultad en crecimiento , por lo que conozco, el departamento de pomology (fruticultura) contaba con un buen grupo docente. La mayoría de las asignaturas tienen visitas o seminarios prácticos.

En cuanto a la economía, es un país que vela mucho por los bienes públicos, lo que quiere decir que la vida es bastante barata en comparación con Madrid. Eso a la hora de administrarse se puede traducir en tener mas dinero para viajar a otras regiones muy interesantes, Croacia tiene un montón de parajes naturales interesantes como los lagos Plitvice, Krka, Brijumi…o ciudades como Pula, Rijeka, Zadar, Split o Dubrovnik incluso otros países pues Zagreb es próximo a Eslovenia, Bosnia (país europeo muy distinto) y a capitales como Budapest menos de 350Km muy recomendado: el alquilar un coche entre varios y hacerse estas visitas.

Estas serían mis recomendaciones como estudiante que vivió alli durante el primer semestre y que amplió para el segundo por buena experiencia que obtuve, invito y recomiendo Zagreb como destino.

 

País/Ciudad de intercambio:  Montpellier, Francia
Universidad : Montpellier SupAgro
Autor: Paula Porras Herce

BlogAgro2

El cuatrimestre pasado tuve la suerte de estar en Montpellier cursando mi segundo cuatrimestre de 4º del Grado de Ingeniería y Ciencia Agronómica. Elegí este destino buscando sobretodo practicar y mejorar el francés y tener una experiencia internacional dentro de mi formación. La verdad que mis expectativas iniciales mejoraron con creces al estar ahí. Al acabar mi Erasmus la verdad es que mi conclusión es que todo ha sido positivo, empezando por la universidad, y siguiendo con la gente, la residencia, la ciudad…

La acogida de los alumnos a los Erasmus es impresionante. Nos asignan dos “madrinas o padrinos” que se encargan exclusivamente de que llegues bien y estés a gusto, y te integres bien en la vida universitaria del École. Creo que es algo que parece una tontería pero que al llegar se agradece un montón. En mi caso me hice muy amiga de una de mis madrinas y todas las semanas quedábamos a cenar con amigos en común.

La vida en la residencia es muy divertida. Los alumnos se encargan entre todos de organizar actividades de todo tipo, desde salidas por la noche, hasta ir todos juntos a ver una obra de teatro, un museo, un viaje… Una cosa que me llamó la atención mucho de Montpellier es que todo lo que se organiza es por parte de los alumnos. Ellos son los que mueven todos los hilos para que las actividades funcionen, gusten y sean variadas. Hay un montón de actividades deportivas, culturales y relacionadas con la carrera; Catas de queso, de vino, de cerveza, conciertos… En fin, si te aburres es porque quieres. La residencia está pegada a la universidad, y relativamente cerca del centro de la ciudad (a 10 minutos en bici más o menos), así que después de clase puedes ir cuando quieras a dar una vuelta a Montpellier.

La ciudad es pequeña, pero tiene de todo. Es preciosa y tiene un montón de rincones que merecen la pena. Muchísimos restaurantes y bares muy apetecibles, sitios para visitar, y pueblos cerca para hacer excursiones los fines de semana. Yo aproveché muchos fines de semana para conocer ciudades cercanas. Merece la pena y es barato ya que además del tren (a veces un poco caro), todo el mundo se mueve con BlablaCar, que es muy cómodo y más barato. Cerca está la playa, no especialmente bonita, pero es un plan ir a hacer picnic cuando hace bueno. Muy recomendable tener o alquilar una bici, para moverse a diario a la ciudad, y para hacer excursiones a la playa.

Las clases en la universidad se organizan en módulos, y no se superponen unos con otros, si no que durante un mes o 2 semanas, depende del módulo, tienes únicamente esa asignatura. Parece raro pero a mí me pareció un método muy bueno. No estás todo el día en clase, si no que compaginan las clases teóricas con salidas fuera de la universidad, a ver casos prácticos o charlas con profesionales del tema, y trabajos en grupo. Las asignaturas que yo cursé me han ayudado a ver otro enfoque de la carrera, un poco más amplio que el que tenía antes de llegar, y me han gustado mucho. No son fáciles pero tampoco difíciles. Lo bueno es que trabajando, muchas veces en grupo, y sin necesidad de estudiar de memoria, puedes aprender mucho y tener buenos resultados.

Muchos de mis amigos, al acabar los módulos se quedaron uno o dos meses más haciendo prácticas allí, ya que la universidad te ayuda a ponerte en contacto con empresas o en la misma universidad te hacen un hueco para unas prácticas. Yo no lo hice, y me arrepiento, así que os animo a que no desaprovechéis la oportunidad.

La única pega sería que es un Erasmus un poco corto, ya que en 4 meses has cursado ya todas las asignaturas, así que alargarlo con unas prácticas creo que es lo mejor.

En fin, espero que os ayude a tener una idea de lo que es Montpellier y deciros que por mi parte es un destino muy recomendable y del que yo volví muy contenta. Además de mejorar mucho el francés, me llevé otras muchas cosas que han merecido mucho la pena.

Si tenéis cualquier duda en la que os pueda ayudar contad conmigo.

 

País/Ciudad de intercambio:  Portugal, Lisboa.
Universidad : Universidade de Lisboa
Autor:  José Mª García García-Galán

BlogAgro3

Cómo el Erasmus cambió mi vida,

Lisboa que va amaneciendo. Por las calles la gente se dirige sosegada hacia los tranvías. Se oye el rodar del empedrado de los coches y, a medida que el sol se alza, la ciudad se refleja en él y se va clareando. Los edificios se iluminan con sus colores vivos, de azulejos de otros tiempos y de ojos entristecidos. Mientras tanto, vuelven a mirar al Tajo sobre sus colinas con esperanza renovada. Tal vez la misma con la que el Tajo mire cada día al mar, tal vez la misma que se refleje en las caras de la gente y, tal vez, también en la mía. Y voy sintiendo que cada vez formo más parte de esta ciudad, que me imbuyo en este sentir y estoy a gusto.

Después de las clases y de practicar un poco el luso, esa lengua ya tan mía, puede que no haya nada mejor que pasear por algún callejón y dejarse perder. Subir alguna fatídica cuesta por la gracia de un nuevo edificio o una iglesia a pedazos que me sorprenda. Y, entre tanto, oler al café de las pastelerías que me piden un “bica e um pastel de nata”. También puedo dar un paseo a la vera del río y desde allí ir hasta la “Praça do Começo”, otrora llamada “Terreiro do Paço”, y disfrutar de su calma. Luego puedo ascender hasta el “Rossio” y si hay suerte veré vender rosas a las tenderas. También podré coger un tranvía hasta el “Jardim de Estrela” y descansar sosegadamente mientras leo después de un día cansado.

Y también está Belém con los Jerónimos, está el castillo y está la “Alfama”, tan castiza. Pero también está “Intendente” con la gente de las antiguas colonias y está el Chiado con su Pessoa y su Camões tan inmortales. Pero ante todo, están nuestros seres queridos. Aquellos amigos con los que compartir el atardecer en algún mirador lisboeta, mientras descansados y en armonía observamos el sol que ya se va por el Tajo, justo en dirección al mar al que mira con esperanza diaria, en sintonía con la guitarra y el fado que suenan de fondo. Con el sonido del portugués que, como la tarde, se pierde en sonidos suaves y leves a cada palabra. Como esperando ayer.

About

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.