Campus Sur lee: Lo que los Reyes traían de Emilia Pardo Bazán

Lo que los Reyes traían en la  Biblioteca UPM

Emilia Pardo Bazán en la Biblioteca UPM

El gran establecimiento de juguetería ostentaba por muestra una placa donde de noche, en caracteres luminosos, leíase: “Los Reyes Magos”.

Desde que se acercaba la Navidad, los niños que transitaban por la populosa calle siempre querían detenerse ante el escaparate de Los Reyes Magos. En tal época lo presidían los propios Reyes, campeando en el sitio más visible y arrancando al público, y no sólo al infantil, exclamaciones de admiración. No era para menos.

Bien modeladas las caras y cabezas, tenían esa expresión de realidad que hace a los muñecos parecer personas. Sus cabelleras y sus barbas eran de pelo natural; sus ojos de vidrio, en lo cual seguían una vieja tradición de la vieja imaginería española. Y tan acabadamente estaban hechos esos ojos, que se notaban el brillo húmedo y la mirada fascinadora de las pupilas humanas. Positivamente, los Reyes miraban a los niños pegados al escaparate, y, al juego de las luces eléctricas, hasta diríase que les sonreían.

Estaban los Reyes fastuosa y orientalmente vestidos, con brocados de oro y plata, bordados de imitación de perlas y piedras preciosas, y detrás de los tres figurones, tres dromedarios erguían sus jorobas, sostén de una canasta llena de juguetes llamativos: arlequines, mamarrachillos guiñolescos, pierrots pálidos, muñecas pelirrubias, bebés llorantes y con su biberón al lado, perrillos cuyas lanas eran auténticas, y enfermeritas con sus tocas donde sangraba la roja cruz.

Para completar la lista de anacronismos, también asomaban por los bordes de la canasta las gomas de un automóvil y las aletas de un aeroplano.

Lo que los Reyes traían / Emilia Pardo Bazán
en Cuentos de Navidad / selección y prólogo de Marta Rivera de la Cruz. Madrid: Espasa-Calpe, 2003
, ,

CAMPUS SUR LEE: La extracción de la piedra de locura. Otros poemas de Alejandra Pizarnik

Dentro de la iniciativa “Campus Sur lee, la Biblioteca de Campus Sur UPM nos comparte una nueva lectura. Podéis seguirles en su canal de YouTube “Campus Sur lee”.

La extracción de la piedra de la locura en la Biblioteca UPM

Alejandra Pizarnik  en la Biblioteca UPM

CAMINOS DEL ESPEJO

Y sobre todo mirar con inocencia. Como si no pasara nada, lo cual es cierto.

Como una niña de tiza rosada en un muro muy viejo súbitamente borrada por la lluvia.

Cubre la memoria de tu cara con la máscara de la que serás y asusta a la niña que fuiste.

Y la sed, mi memoria es de la sed, yo abajo, en el fondo, en el pozo, yo bebía, recuerdo.

Como quien no quiere la cosa. Ninguna cosa. Boca cosida. Párpados cosidos, Me olvidé. Adentro el viento. Todo cerrado y el viento adentro.

Pero el silencio es cierto. Por eso escribo, Estoy sola y escribo. No, no estoy sola. Hay alguien aquí que tiembla.

Aun si digo sol y luna y estrella me refiero a cosas que me suceden. ¿Y qué deseaba yo?

Deseaba un silencio perfecto.

Por eso hablo.

Delicia de perderse en la imagen presentida. Yo me levanté de mi cadáver, yo fui en busca de quien soy.

Peregrina de mí he ido hacia la que duerme en un país al viento.

Mi caída sin fin a mi caída sin fin en donde nadie me aguardó pues al mirar quién me aguardaba no vi otra cosa que a mí misma.

Algo caía en el silencio. Mi última palabra fue yo pero me refería al alba luminosa.

Deslumbramiento del día, pájaros amarillos en la mañana. Una mano desata tinieblas, una mano arrastra la cabellera de una ahogada que no cesa de pasar por el espejo. Volver a la memoria del cuerpo, he de volver a mis huesos en dueño, he de comprender lo que dice mi voz. 

Alejandra Pizarnik: La extracción de la piedra de locura. Otros poemas. Madrid: Visor Libros, 1993.

Campus Sur lee: Il sentiero dei nidi di ragno, Italo Calvino

Dentro de la iniciativa “Campus Sur lee, la Biblioteca Campus Sur UPM  comparte una nueva lectura. Podéis seguirles en su canal de YouTube “Campus Sur lee”.

El sendero de los nidos de araña (traducción) en la Biblioteca UPM

Italo Calvino en la Biblioteca UPM

Per arrivare fino in fondo al vicolo, i raggi del sole devono scendere diritti rasente le pareti fredde, tenute discoste a forza d’arcate che traversano la striscia di cielo azzurro carico. Scendono diritti, i raggi del sole, giù per le finestre messe qua e là in disordine sui muri, e cespi di basilico e di origano piantati dentro pentole ai davanzali, e sottovesti stese appese a corde; fin giù al selciato, fatto a gradini e a ciottoli, con una cunetta in mezzo per l’orina dei muli. Basta un grido di Pin, un grido per incominciare una canzone, a naso all’aria sulla soglia della bottega, o un grido cacciato prima che la mano di Pietromagro il ciabattino gli sia scesa tra capo e collo per picchiarlo, perché dai davanzali nasca un’eco di richiami e d’insulti.

Il sentiero dei nidi di ragno. Italo Calvino. Milano: Garzanti, 1987

Historia de la cartografía y de la topografía, José Martín López

Dentro de la iniciativa “Campus Sur lee, la Biblioteca Campus Sur UPM  comparte una nueva lectura. Podéis seguirles en su canal de YouTube “Campus Sur lee”.

Historia de la cartografía y de la topografía en la Biblioteca UPM

José Martín López en la Biblioteca UPM

La idea de representar la comarca sobre el que cada grupo humano vive parece ser tan antigua como la Civilización; los intentos de conseguirlo figuran entro los primeros balbuceos de todas las culturas primitivas que han sido descubiertas en tiempos históricos y es lógico suponer que lo mismo ocurrió con los remotos antepasados prehistóricos de las civilizaciones más antiguas.

La forma de conseguir este propósito ha evolucionado no sólo con el conocimiento del Mundo, sino también con el de los medios técnicos que los avances de la tecnología nos han ido aportando.

               Estudiando  los pueblos primitivos se encuentra una gran diferencia entre las poblaciones nómadas y las sedentarias; y el conocimiento del territorio de los nómadas es muy extenso, pero su nivel cultural y sus medios técnicos son siempre menores que los de los sedentarios; en cambio estos llegan a reducir su conocimiento geográfico al límite de su horizonte, cuya apariencia circular se convierte para ellos intuitivamente en la figura del Mundo; estas condiciones se reflejan en su capacidad cartográfica. Unos y otros realizan intentos cartográficos muy valiosos, pero inevitablemente limitados.

               Sólo en fases más avanzadas de la civilización, cuando se desarrolla y expande el comercio, comienza a haber grandes viajeros que unen a su conocimiento del Mundo una cultura lo bastante avanzada para interesarse por él y un interés concreto que justifique sus estudios.

Historia de la cartografía y de la topografía / José Martín López. Madrid: Centro Nacional de Información Geográfica, 2002

CAMPUS SUR LEE: SIRA, de MARÍA DUEÑAS

Dentro de la iniciativa “Campus Sur lee, la Biblioteca de Campus Sur UPM nos comparte una nueva lectura. Podéis seguirles en su canal de YouTube “Campus Sur lee”.

Sira en la Biblioteca UPM

María Dueñas en la Biblioteca UPM

Desde el principio supe que no estaba dispuesta a plantarme delante de un micrófono con tan sólo un revoltijo de ideas flotándome dentro de la cabeza; era imprescindible que me preparara antes. Mi principal experiencia con la escritura se limitaba a las anotaciones de la información que captaba en mi propio taller de boca de mis clientas alemanas y a los reportes y mensajes clandestinos que después transcribía para que llegaran a los ingleses; nunca había trabajado con ideas o conceptos, siempre únicamente con las manos, los ojos, los dedos. Al contrario de lo que era previsible, sin embargo, mis habilidades como modista me alumbraron el camino. A la hora de acometer la creación de cada nueva pieza, así fuera un sofisticado traje de noche, un vestido de cocktail o una simple blusa de muselina, había siempre una serie de pasos imprescindibles a tener en cuenta. Era necesario concebir de antemano una idea clara y elegir bien el tejido, tomar rigurosamente las medidas, usar precisión extrema para el corte y coser con destreza, probar la prenda para detectar errores.

Madrid: Planeta, 2021
1 2