Cuando yunque, yunque. Cuando martillo, martillo. Augusto Assía.

Cuando yunque, yunque. Cuando martillo, martillo.
Augusto Assía
Editorial: Libros del Asteroide

 

Durante la Segunda Guerra Mundial, Felipe Fernández Armesto, con el seudónimo de Augusto Assía fue el único corresponsal español en Londres.

Una vez terminada la guerra recogió algunas de esas crónicas en dos libros. El primer volumen, que apareció en 1946 e incluía textos publicados durante la primera parte de la guerra, la denominada «guerra defensiva», llevaba por título Cuando yunque, yunque.

El segundo volumen, Cuando martillo, martillo, recoge las crónicas publicadas a partir de julio de 1943, durante la segunda fase de la guerra, la «guerra ofensiva».

Las crónicas escogidas no incluían solo artículos de corte bélico, porque en palabras de su autor:

El criterio seguido en la selección es el de alternar los temas de la guerra con los civiles, la resistencia con la lucha, la vida y la muerte.

 

Así, las crónicas lo mismo nos dan noticia de cómo funciona la corona británica que de la retirada de los soldados ingleses de Dunquerque o del sistema escolar vigente en el Reino Unido.

El libro es, por tanto, no solo una crónica de la Guerra vista por un español, sino también un auténtico retrato moral del único país de Europa occidental que no se dejó doblegar por Hitler.

Su estilo periodístico es descriptivo, claro e informativo. Más allá de su firme convicción en la victoria de las democracias, sus artículos muestran la resistencia de los ingleses bajo las bombas, el carácter indómito de los británicos y su admiración por Winston Churchill.

 

Vicente Moreno

 

3 comentarios

  • Hola.

    Tomo nota de este libro. Tiene que ser muy interesante conocer como lo vivió este periodista español. Uno más para la lista de pendientes ;-))

  • alberto sanjuan nuñez

    Excelente libro. En este verano, en el que la cartelera nos ha deleitado con unas impecables producciones sobre la historia de Gran Bretaña en estos años de la II Guerra Mundial (Dunquerque, Churchill, Su mejor historia) es el complemento ideal para conocer la intrahistoria de la vida cotidiana en el único país europeo, que plantó cara a la amenaza nazi en los primeros años de guerra. Muy recomendable. Ya no se escribe así hoy en día y se echa de menos esa prosa, de nuestros reporteros de los años 30, Gaziel, Pla, Camba, Chaves Nogales, por citar algunos.

  • José Alejandro Martínez

    En mi opinión, la historia de la criptoaliadofilia bajo la dictadura franquista es apasionante. Tuvo muchos matices y fases. También creo que se ha jaleado y magnificado relativamente en los últimos años, sin que a veces queden totalmente claros para el gran público su alcance y contexto. No he leído el libro, pero me lo apunto: para colmo Londres, una de mis ciudades favoritas. Por desgracia, la afirmación de que el Reino Unido fue el único estado europeo occidental en no dejarse doblegar por Hitler me parece un tanto excesiva. En cualquier caso fue el único de los abiertamente beligerantes en no ser ocupado en su territorio (excepto las Islas Anglonormandas). Neutrales como Suecia, Suiza, el Portugal salazarista y la República de Irlanda tampoco fueron invadidos. Juntos sumaban más de lo que parece, y no digamos si se aplica el rol cualitativo que desempeñó cada uno de ellos en el conflicto. Si bien se puede argumentar que Hitler “no quisiera” doblegarlos. España, Italia, Hungría, Croacia… con regímenes más afines a Hitler pero no completamente títeres, aumentan más aún la casuística y su situación va cambiando según las fases de la Guerra. Gracias y saludos.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *