Cervantes y Gustavo Doré

 

 

Gustavo Doré ( Estrasburgo 1832 – París 1883)  fue uno de los mejores dibujantes de la segunda mitad del siglo XIX.

A las 15 años ya colaboraba en el Journal pour Rire donde publicó caricaturas y litografías.

Se hizo famoso gracias a sus dibujos, xilografías, para ilustrar obras de grandes de la literatura como Rabelais, Balzac o Dante.

Gustavo Doré, como tantos jóvenes cultos de la época, estaba fascinado por la cultura española y vino a España en varias ocasiones. La primera vez en 1855 en compañía de Théophile Gautier, autor del famoso Viaje a España, uno de los libros claves de la literatura de viajes, y del editor Paul Dalloz. Regresó en 1861 con el objetivo de conocer los escenarios del Quijote, vino con el barón Davillier, experto hispanista que escribió y  publicó sus impresiones españolas por entregas en París.

Voy pues a la patria de este ilustre hidalgo para estudiar todos los lugares que ha recorrido y llenado con sus hazañas y, realizar de este modo algo que tendrá su perfume local.

Gustavo Doré.

Las entregas salieron publicadas entre 1862-1873 y el trabajo de Doré fue objeto de elogios unánimes.

De sus dibujos extraordinarios para el Quijote dijo Émile Zola:

A esto le llamamos ilustrar una obra: yo pretendo que es volverla a hacer. En lugar de una obra maestra, la mente humana ya cuenta con dos.

Gustavo Doré en la Biblioteca de la UPM

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *