Continente salvaje. Keith Lowe

Continente salvaje
Keith Lowe
Galaxia Gutenberg, 2012
Traducción de Irene Cifuentes

 

Continente salvaje nos sumerge en la Europa de posguerra de la Segunda Guerra Mundial, un mundo caótico, lleno de vandalismo, venganzas, guerras civiles, deportaciones y destrucción. ¿Cómo subsistir en ese ambiente de inestabilidad, hambre y violencia? Lowe nos muestra, a través de numerosos testimonios y un estilo tan accesible como eficaz, la degradación moral, el próspero mercado negro, la delincuencia, el destino de los prisioneros de guerra alemanes, el odio acumulado de los presos liberados de los campos de concentración. “La historia de Europa en el periodo inmediato de posguerra no es por lo tanto, y sobre todo, una de reconstrucción y rehabilitación; es, en primer lugar, una historia de la caída en la anarquía”.

La guerra borró las fronteras de Europa, sus instituciones, leyes, gobiernos y a casi 40 millones de personas que, entre civiles y militares, murieron en la contienda. En ese mundo sin referencias sobrevivir dependió, en gran parte, del grupo de pertenencia y, una vez vencido el enemigo común: el nazismo, esos grupos aprovecharon la inercia de odio y violencia para ajustar posiciones en sus respectivos países y eliminar a sus contrarios mediante guerras raciales, étnicas, religiosas, civiles o de clase. Partisanos contra fascistas; polacos contra alemanes; serbios contra croatas…. y un antisemitismo común que, lejos de apagarse, resurgió con más fuerza. Antiguos conflictos y nacionalismos que, manejados hábilmente por soviéticos y aliados, sirvieron para instaurar un nuevo orden mundial.

Berlín, enero 1945

Años después de la guerra fría, los odios siguen latentes. Resultó imposible crear estados étnica, religiosa o socialmente homogéneos y en todos lados quedaron ascuas que aún se encienden. Pero conocer la historia es poner las cosas en su sitio, asumir responsabilidades y encontrar el punto exacto entre la memoria y el olvido, entre lo que unos quieren recordar y otros necesitan olvidar. Desmontar falsos mitos y victimismos es evitar que se haga política con la Historia. Y leer este libro es un buen comienzo.

Keith Lowe es un historiador londinense, nacido en 1970, experto en la II Guerra Mundial. Es autor de Inferno: The Devastation of Hamburg, 1943.

 

Rosa Molina

5 comentarios

  • José Alejandro Martínez
    José Alejandro Martínez

    Interesante perspectiva, y más actual imposible a la vista del conflicto ucraniano. Más que un borrón de las fronteras hubo una sustitución de las del III Reich y satélites por las establecidas por los ganadores en Yalta. Ucrania fue engrandecida a costa de Polonia y Eslovaquia por la ambición imperialista de Stalin por ganar el mayor territorio occidental posible. Fue así “occidentalizada” de manera artificial. Por eso creo que la peor política es la que se hace SIN Historia, sin toda la Historia. No he leído el libro pero temo que no trata los totalitarismos ibéricos, vandalismos institucionalizados e inacabables en el seno de la “Western tolerance”. En cuanto al uso de la expresión “caída en la anarquía” (por “caos”) no hace justicia al socialismo libertario, tradición político-cultural discutible pero entre cuyos muchos defectos no se puede contar la gestión y desenlace de aquella hecatombe. Para el tema del antisemitismo postbélico recomiendo “Reflexiones sobre la cuestión judía” de Jean-Paul Sartre. Y para lo demás “El tercer hombre” de Carol Reed, cómo no…

  • Cuánta razón tienes, José Alejandro: no hay política SIN Historia, o no debería haberla. El libro es ambicioso pero no puede profundizar demasiado por el riesgo de convertirse en un ladrillo, así que planta semillas para que el lector busque otras lecturas, como, por ejemplo, las que tú recomiendas. Tomo nota del libro de Carol Reed, que no conocía. Gracias.

  • José Alejandro Martínez
    José Alejandro Martínez

    Hola otra vez. Perdón por las prisas que no me dejaron expresarme con la debida propiedad. “El tercer hombre” (“The third man”) es una novela de Graham Greene que sirvió de guión a la película homónima, esta sí dirigida por Carol Reed. Impresionante, una de mis pelis de culto. Ya puestos a cine sobre la complicada Viena de postguerra, mucho menos conocida pero muy interesante es la trilogía “Wohin and Zurück” (“Welcome in Vienna”) del malogrado director austriaco Axel Corti. Estas reseñas que estimulan los “enlaces” mentales son estupendas, a ver si seguimos así. Saludos.

  • Ya me parecía raro que dos libros compartieran el mismo nombre. Yo te recomiendo “La piel”, de Curzio Malaparte, aunque imagino que ya lo has leído. Hay una película basada en ese libro, pero no es lo mismo, te lo aseguro. Volveré a ver la película de Reed, porque la tengo olvidada y buscaré la de Axel Corti. Sí que son útiles estas reseñas, desde luego que sí. Te agradezco tu participación. Un saludo.

  • José Alejandro Martínez
    José Alejandro Martínez

    Qué va, me falta “La piel” de la que ya me habían hablado muy bien. De modo que gracias por el recordatorio. La trilogía de Corti tuvo muy mala distribución en España, pero al menos me consta que se proyectó en la Filmo de Madrid. Tal vez la encuentres en el mercado audiovisual francófono donde tuvo más notoriedad. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *