Goya y el infante don Luis: el exilio y el reino.

Goya y el infante don Luis:  el exilio y el reino.

Exposición.

Palacio Real de Madrid

30 de octubre-prorrogada a febrero de 2013

Horario   10:00 – 20:00 h.

Folleto de la exposición

En Arenas de San Pedro (Avila) tenía su pequeña pero exquisita corte el hermano menor de Carlos III, el infante don Luis (1727-1785),  que estaba desterrado de la corte de Madrid.

La circunstancia es muy interesante. La razón de este destierro era que la Ley Sálica no permitía reinar en España a los que hubieran nacido fuera del país y los hijos de Carlos III habian nacido, y se habian educado, en Nápoles.  Don Luis se convirtió por lo tanto en una amenaza para las aspiraciones del futuro Carlos IV y para tranqulizar al rey se le obligó   a contraer  matrimonio morganático con María Teresa de Vallabriga. De esta manera se anulaban sus derechos al trono.

Esa corte pequeña y exiliada, pero muy selecta, para la que trabajaron los mejores pintores y músicos de la epoca es la protagonista de esta exposición.

El infante era un hombre de buen gusto y con gran afición por el arte y la cultura.

Para él trabajaron músicos como  Boccherini y Farinelli, Goya estuvo en 1783 durante un mes en el palacio de Arenas de San Pedro y volvió al año siguiente durante el verano.

Allí pintó más de quince cuadros,  y sobre todo  el interensantísimo retrato de grupo titulado La familia del Infante don Luis que representa un instante intimo y cotidiano, la toilette de su esposa  ante la familia, amigos y criados. Esta parte de su producción  fue crucial para la carrera artística de Goya que se convertiría en un pintor famoso y admirado durante la década de 1780.

La exposición muestra  300 piezas. Destacan, aparte de las obras del aragonés, las pinturas del magnífico  Luis Paret, de Mariano Salvador Maella, Francisco Bayeu, Luis Meléndez, Mengs y Tiépolo.

Cerrando la exposición se puede ver un  conjunto de piezas que nos aproximan a los gustos e intereses del infante, un ilustrado, que guardaba en su Cámara de las maravillas: pájaros exóticos disecados, estudios de anatomía, huevos de avestruz, cuernos de unicornio, planos de arquitecturas, una imponente colección de cuadros  y un sin fin de piezas que nos acercan eficazmente a una filosofía y a un momento de nuestra historia.

 

 

2 comentarios

  • José Alejandro Martínez
    José Alejandro Martínez

    Tan solo recordar aquí la existencia del palacio que el infante mantuvo en Boadilla del Monte (en la actual Comunidad de Madrid). Un monumento notabilísimo que no acaba de obtener la visibilidad social que merece debido a diversas vicisitudes políticas, jurídicas, etc. Recuerdo haberlo visitado en los años 80 para escuchar un recital de música barroca en una atmósfera evocadora, casi reivindicativa de su antigua grandeza.

  • Rodrigo Dueñas

    Sucinta y estupenda introducción a la Exposición.
    Queda claro que no hay que perdérsela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *