Riego en el jardín vertical

Los jardines verticales son una increíble solución para ornamentar mediante el uso de plantas, las ciudades y espacios arquitectónicos, sin embargo el cuidado de sus vegetales y en especial el riego son aspectos muy importantes.

¿Cuáles son los beneficios de estos jardines en edificios y hogares?

Los principales beneficios de tener un muro verde en un edifico son: reducir la contaminación ambiental, amortiguación de ruidos y aportar regulación térmica al interior de los edificios.

¿Qué tipo de jardines verticales existen?

Existen muchas maneras de hacer muros verdes, en este caso podemos ver un jardín compuesto de macetas llenas de sustrato orgánico y perlita.

Pero también existen otros como por ejemplo mediante el acople de paneles de sustratos estructurales como turba, fibra de coco o compost prensado y contenido en geotextil, como el que podemos ver.

La selección de plantas es un aspecto importante a considerar en el diseño, debido a que debemos tener en cuenta el resultado final de nuestro jardín, deben ser plantas que posean un sistema de raíces explorador y que entregue un buen agarre a las plantas. También se deben seleccionar plantas que cubran el espacio tanto vertical como horizontalmente, que aporten textura o combinar plantas que tengan un buen traslape de floración para tener una jardín vistoso y atractivo a quienes lo observan.

El riego del jardín vertical de la ETSIAAB:

El sistema de riego más recomendado para jardines verticales es el goteo, debido al bajo caudal, entrega de agua controlada y compensación de los emisores a diferentes alturas. Debemos contar con una fuente confiable y presurizada de agua, que permita distribuir agua en altura y dentro de los rangos de funcionamiento de los goteros.

Los elementos básicos son una llave de paso general y una tubería matriz de distribución de agua. Para automatizar el riego se debe contar con un controlador y válvulas solenoides ademas de una fuente de energía.

El riego por goteo consta de ramales con goteros que pueden ser instalados en la linea o pueden estar integrados. Deben ser compensantes para que tengan una emisión uniforme de agua. El caudal recomendado es de 1 – 2 L/h.

Se debe sumar el caudal de todos los emisores y verificar que la acometida entrega ese caudal, sí no es así, se debe dividir el área regada hasta tener sectores cuyo caudal sea menor a este.

Las plantas más resistentes al calor o al estrés hídrico deberán situarse en la parte superior si el jardín se ubica en la cara de exposición donde le pega más el sol o también puedes colocar goteros de más caudal en el ramal con más altura.