Reguladores fotovoltaicos.

Aunque en principio parece que en una instalación de energía solar fotovoltaica sólo necesitamos los módulos solares y las baterías, hay un elemento clave en estas instalaciones que es el que se encarga de que, tanto en el proceso de carga como en el de descarga de los acumuladores, se haga de manera que estos estén siempre dentro de las condiciones correctas de funcionamiento,, este elemento es el regulador de carga.

Los paneles solares se diseñan para que puedan dar una tensión más elevada que la tensión de final de carga de las baterías . Así se asegura que los paneles solares siempre están en condiciones de cargar la batería, incluso cuando la temperatura de las celdas de la batería sea alta y se produzca una disminución del voltaje generado. Esta sobretensión tiene dos inconvenientes:
• Por un lado, se pierde una pequeña parte de la energía máxima teórica que puede dar el panel fotovoltaico (10%), que se obtendría si trabajara a tensiones un poco más altas que las que impone la batería.
• Por otra parte, cuando la batería llegue a su estado de plena carga, no llegará a su potencial máximo que puede dar teóricamente el panel solar, y éste seguirá intentando inyectar energía a los terminales de la batería, lo que producirá una sobrecarga que perjudicará la batería que la puede dañar.

Un regulador de carga solar es un elemento que se coloca entre el panel fotovoltaico y el campo de baterías y principalmente se encarga de controlar el flujo de energía que circula entre ambos elementos. Detecta y mide constantemente el voltaje de la batería, mide su estado de carga y, si éste llega a un valor de consigna previamente establecido que corresponda al valor de tensión máxima admitida, actúa cortando el flujo de corriente hacia la batería o bien deja que pase sólo una parte para mantenerla en estado de plena carga, sin sobrepasarse.

El control del flujo de energía se realiza mediante el control de los parámetros de Intensidad (I) y Voltaje (V) al que se inyecta en la batería.

Este flujo de energía depende del estado de carga de las baterías y de la energía generada por el panel fotovoltaico.

El regulador de carga solar controla constantemente el estado de carga de las baterías para hacer el llenado óptimo y así alargar su vida útil. En el caso de que la batería esté totalmente cargada, el regulador interrumpe el paso de energía para así poder evitar los efectos negativos derivados de una sobrecarga.

Existen otras funciones secundarias que realiza el regulador:

– Evita que la batería se pueda descargar por la noche en el campo fotovoltaico por inversión de corriente mediante un diodo.

– Proporciona información del estado del sistema: estado de carga, voltaje de las baterías, corriente generada, históricos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autores del post: Raúl Prieto Jiménez y Almudena Núñez García

Fuentes: 

https://www.monsolar.com/blog/que-es-y-que-hace-un-regulador-de-carga-solar/

http://www.sitiosolar.com/los-paneles-solares-fotovoltaicos/

https://solar-energia.net/energia-solar-fotovoltaica/elementos/instalacionesautonomas/
reguladores-carga