Inversores trifásicos.

El objetivo de un inversor trifásico es generar energía eléctrica de corriente alterna a partir de una fuente de energía de corriente continua, con magnitudes y frecuencias deseadas. Se constituye principalmente por dispositivos electrónicos de potencia, que trabajan como interruptores operando en corte y saturación con una secuencia apropiada para obtener tres tensiones de salida simétricas y balanceadas. Cualquier tipo de inversor (monofásico ó trifásico) utilizan dispositivos con activación y desactivación controlada (es decir BJT, MOSFET, IGBT, MCT, SIT, GTO) o tiristores de conmutación forzada, según la aplicación.

Un inversor se puede clasificar según el tipo de entrada en: VSI (Inversor por fuente de tensión), CSI (Inversor por fuente de corriente), siendo este último utilizado solo en aplicaciones con excitadores de motores AC de muy alta potencia o en excitadores de control vectorial. La configuración del circuito de la Figura 1 muestra la topología de un inversor VSI trifásico en puente completo, el cual se componen de 6 transistores IGBTs, cada uno con un diodo en conexión inversa, empleados para conducir la corriente reactiva de retorno a la fuente de tensión E. Estos inversores se dividen según su forma de operar en: conducción a 180º de cada elemento, con lo cual habrá 3 elementos en conducción al mismo tiempo y conducción a 120º, con 2 elementos por vez. Además, pueden alimentar los dos tipos característicos de cargas trifásicas simétricas: conexión delta y estrella.

En el siguiente link se observa un vídeo explicativo sobre este tipo de inversores:

https://www.youtube.com/watch?v=lnbJgl0D4k4

 

  Fotografía: Figura 1 inversor trifásico.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Torres C., Murillo D., Restrep C. (2008) Diseño y construcción de un inversor trifásico. 

Autor del post: Jacqueline Nevárez Barrera