Combustión del biodiesel

El funcionamiento de un motor de combustión interna, que utilice gasolina o diésel, requiere una reacción de combustión de un carburante para suministrar la energía requerida. La reacción de combustión real es una reacción incompleta en la que, a partir de un hidrocarburo (HC) (CnH2n+2, según su fórmula general), oxígeno (O2) y nitrógeno (N2) atmosféricos, se generan los productos de la combustión, que son el dióxido de carbono (CO2) y el agua (H2O), además de parte de los productos que no han reaccionado (O2, N2 e HC no quemados) y otros subproductos de la combustión como el monóxido de carbono (CO), los óxidos de nitrógeno (NOx) o las partículas finas o carbonilla , que dan lugar a importantes problemas ambientales de salud.:

HC + O2 + N2 à  CO2 + H2O + N2 + CO + NOx + PM + HC

La energía generada por la reacción de combustión depende del poder calorífico del carburante. Como el biodiesel tiene un poder calorífico menor que el del diésel mineral, se necesita inyectar más biodiesel para alcanzar una misma potencia. Por eso se adelanta la inyección del biodiesel y se aumenta la duración de la inyección, pero por lo general, un motor diésel puede funcionar con biodiesel sin casi ninguna modificación.

En el siguiente vídeo se explica más detalladamente la combustión en el biodiésel:

https://www.youtube.com/watch?v=CQySdjd9vKE

Autor del post: Clement Dumont