Hoy leemos: “Las sandalias del pescador” de Morris West

las sandalias del pescador

 

En plena guerra fría, Cirilo Lakota, de origen eslavo, es elegido Papa tras haber sufrido diecisiete años de prisión. Su antiguo verdugo es ahora el primer ministro de la Unión Soviética; se enfrentarán así el poder material y el poder espiritual. La posibilidad de una terrible hambruna se cierne sobre el pueblo ruso, y con ella el peligro de invasión de los países vecinos y, quizás, un enfrentamiento armado con las potencias occidentales.


En esta obra fascinante -llevada al cine con Anthony Quinn como protagonista- Morris West nos invita a reflexionar sobre el sentido de la justicia. Las sandalias del pescador se convirtió en una profecía cuando, una década y media después de su publicación, Karol Wojtyla fue elegido Papa con el nombre de Juan Pablo II.

 

"La escenografía era grandiosa, la dirección de escena diligente, pero demoró una semana en descubrir el título de la obra. Era una antigua comedia romana, popular en otro tiempo, pero caída ahora hasta cierto punto en desgracia; su título era El manejo de los príncipes. El tema era muy simple: cómo dar poder absoluto a un hombre y limitar luego el uso que pudiese hacer de él. La técnica consistía en hacerlo sentirse tan importante y mantenerlo tan ocupado con pomposas trivialidades, que no tuviese tiempo para idear una política o ponerla en ejecución.

Cuando Cirilo el ucraniano captó esta burla, rió secretamente y decidió burlarse también. De manera que dos días antes de su coronación convocó, sin aviso previo, a una reunión privada de todos los cardenales en los salones Borgia del Vatiano. Lo brusco de esta convocatoria estaba calculado, como estaba calculado también su riesgo.

Todos los cardenales, excepto los de la Curia, abandonarían Roma al día siguiente de su coronación, para regresar a sus propios países. Cada uno de ellos sería un auxiliar bien dispuesto o un discreto obstáculo a la política papal. No se llegaba a ser príncipe de la Iglesia sin cierta ambición y cierto gusto por el poder. No se envejecía en estos cargos sin cierto endurecimiento del corazón y la voluntad. Estos hombres claves eran más que súbditos; eran también consejeros celosos de su suceción apostólica y de la autonomía que ella les confería. Incluso el Papa debía avanzar con cautela entre ellos, sin forzar excesivamente su prudencia, su lealtad o su orgullo patrio…"

 

Las sandalias del pescador / Morris West — Ed. Punto de lectura

Las sandalias del pescador  (película) en Wikipedia

 

Un pensamiento en “Hoy leemos: “Las sandalias del pescador” de Morris West

  1. josé hernandez

    La Sandalia del Pescador es una exelente pelicula abarca integralmente los campos: político, económico, social y  sentimental de la sociedad aparte del religioso se aprecia los cuidados del tacto papal para actuar en estos campos. Bupena obra gracias.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *